LA BASURA QUE COMEMOS

LA BASURA QUE COMEMOS

LA BASURA QUE COMEMOS / COMIDA BASURA: LA PLAGA DE LOS ALIMENTOS PROCESADOS

miércoles, 31 de diciembre de 2008

Criminalizando el uso de vitaminas y nutrientes naturales

Criminalizando el uso de vitaminas y nutrientes naturales PDF Imprimir E-Mail
Muriendo por la Boca
E. Cichowicz Emmanuelli/Especial para En Rojo   

Image
En términos de los peligros que se asoman en el futuro muy cercano y que tendrán repercusiones nefastas para la salud alimentaria y la sobrevivencia de las poblaciones mundiales, se ha mencionado la crisis petrolera, el uso del etanol como combustible, el alto costo de los fertilizantes agrícolas a nivel mundial, los cambios climatológicos y la crisis económica de Wall Street. Pues gente, eso no es nada comparado con lo que nos espera el 31 de diciembre del 2009 cuando una serie de reglas llamadas Codex Alimentarius se conviertan en ley federal. Si nunca han escuchado el término, es de esperarse. Codex Alimentarius ha sido un secreto muy celosamente guardado por la industria farmacéutica internacional. A pesar de representar un cambio extraordinariamente perjudicial en cuanto a la prevención de enfermedad y a pesar de tener el potencial de causar muerte y enfermedad mundial a gran escala, los pormenores de Codex Alimentarius son básicamente desconocidos por los gobiernos mundiales gracias al manipuleo tan efectivo de sus legislaturas por las farmacéuticas internacionales. Se hace todo lo posible para que Codex Alimentarius entre "por la puerta de atrás" sin que las poblaciones nacionales se enteren. En el occidente, ha sido solo por la investigación y divulgación incansable de John C. Hammel y su grupo Internacional Advocates for Health Freedom y de la Dra. Rima Laibow (www.healthfreedomusa.com) que les puedo traer esta información tan impactante.

Prepárense. Amárrense los cinturones. No van a creer lo que están a punto de leer. Van a decir que me lo estoy inventando o que me lo copié de la novela 1984 de George Orwell. Créanme, quisiera que ese fuese el caso, pero estamos más cerca de 1984 de lo que creen.

Primero, un poquito de historia.
El nombre Codex Alimentarius (digámosle simplemente Codex de ahora en adelante) es latín para "código de alimentos". Tomó forma en el imperio Austria-Hungría del 1897 al 1918, como una colección de estándares y regulaciones para un gran número de alimentos, que las cortes usaban como guía para resolver disputas relacionadas a comestibles. Ahora denle fast-forward en Europa hasta los años alrededor de la segunda guerra mundial (1930-1945). Para entonces, en Alemania había surgido un conglomerado corporativo e industrial muy poderoso, dirigido principalmente por la industria química y las farmacéuticas BASF, Bayer y Hoechst. El cartel se llamaba Interessengemeinschaft Farben – mejor conocido por IG Farben.

IG Farben rápidamente se convirtió en el brazo corporativo de Adolfo Hitler y el Tercer Imperio (Reich), responsable por la fabricación de todo lo que necesitaba la maquinaria de guerra alemana, desde las municiones hasta el Zyklon B, el gas que se usaba para matar a los prisioneros judíos en los campos de concentración nazi. El campo de concentración en Auschwitz le proveía al complejo industrial de IG Farben tanto la mano de obra como los sujetos humanos para experimentar libremente con sus drogas y vacunas. Y todo esto fue posible por el acuerdo corporativo que tenía IG Farben con la Standard Oil Company de la familia Rockefeller, porque sin petróleo no había industria.

Al finalizar la segunda guerra mundial, el Tribunal de Crímenes de Guerra de Nuremberg enjuició a 24 ejecutivos y miembros de la junta directiva de IG Farben por crímenes contra la humanidad. Uno de los condenados –Fritz ter Meer– el científico de más alto rango en el comité ejecutivo de IG Farben, fue sentenciado a siete años pero, por la intervención de Nelson Rockefeller, sólo sirvió cuatro. E, increíblemente, para 1955, ter Meer ya había sido reinstituido en la directiva de la Bayer y un año más tarde era su presidente. Conjuntamente con sus panas condenados (pero ya otra vez presidentes) de las farmacéuticas BASF y Hoeschst, ter Meer revive el concepto del Codex Alimentarius, adaptándolo a su visión corporativa donde los seres humanos no tienen valor más allá del dinero que se les puede chupar. ter Meer se da cuenta de que en las próximas décadas "el que controla el alimento mundial, controla el mundo", y decide poner en marcha su plan maestro, antes frustrado, para dominio mundial absoluto.

A raíz de sus conexiones en la Organización de la Naciones Unidas (ONU), ter Meer logra que la ONU en 1962 incorpore su "Comisión de Codex Alimentarius" como la agrupación responsable de resolver disputas internacionales sobre la alimentación. La Comisión hoy en día es presidida por EEUU y recibe sus fondos de la Organización Mundial de la Salud (WHO) y la Organización de Alimentos y Agricultura (FAO) de la ONU. Por muchas décadas, Codex representaba solo una serie de regulaciones sin verdadero poder, porque no había una fuerza que obligara su implantación. Todo eso cambia en 1994 con la creación del World Trade Organization (WTO), el cual de inmediato acepta los estándares del Codex como regla, y estipula que todos los países miembros deben "armonizar" sus leyes nacionales con Codex a más tardar del 31 de diciembre del 2009 o someterse a sanciones financieras severas.

Para mis lectores que tienen más interés en salud que en la banca internacional, déjenme explicarle de una manera bien sencilla lo que es el WTO. Los banqueros llevan siglos con un sueño de hegemonía mundial económica. El primer paso era apoderarse del sistema monetario de cada país económicamente poderoso por medio de un banco central que controlase la impresión nacional de la moneda. El que controla la producción de la moneda, controla el país. En Estados Unidos, después de muchos intentos infructuosos, los banqueros lograron implantar a la fuerza (y con muchas artimañas) el "Federal Reserve Bank" en 1913. A pesar del nombre, el banco no es federal - es una entidad completamente privada controlada por banqueros internacionales – y no tiene reservas alguna – si necesita dinero, simplemente lo crea – "del aire" – o lo imprime o lo transfiere a una agencia de gobierno con sólo tocar unas teclas de la computadora.

Los bancos centrales se lucran de los intereses de préstamos enormes que les otorgan a sus países, muy especialmente durante las guerras, las cuales ellos fomentan. El banco central entonces obliga al país a cobrarle impuestos onerosos a la población para pagar los intereses del préstamo (que si el mismo país hubiese fabricado su propio dinero, sería completamente innecesario). Es la Mona Lisa de las estafas profesionales y a la vez una mafia muy poderosa. Todos los presidentes que iniciaron gestiones para que EEUU generara su propia moneda – Jackson, Lincoln, Garfield, McKinley, Harding y Kennedy – fueron víctimas de intentos de asesinato (solo Jackson sobrevivió). Por favor vean el video "The Money Masters" en video.google.com. Estos individuos controlan la economía a su antojo y generan recesiones y depresiones cuando les conviene, como ahora. No es que el capitalismo está en crisis – la crisis económica de ahora es simplemente parte del plan maestro de los banqueros para poder implantar su próximo nivel de control. Su lema es "Ordo Ab Chao" – Del Caos, Orden.

El próximo nivel de control económico mundial conlleva el crear tratados regionales de "libre comercio" basados en una sola moneda –la unión Europea con el euro y próximamente la unión de Canadá, EEUU y México con el Amero. Para coordinar su control mundial de las economías, la banca internacional forma en 1994 el "World Trade Organization" (WTO). El WTO funciona como un cartel internacional de la mafia– hace préstamos, los cuales sabe que no podrás pagar, a cambio de influencias. El lema en este caso es "cuando los tienes agarrados por los huevos, sus corazones y sus mentes son tuyos." El WTO entonces encuentra en la Comisión Codex al equivalente del hermano gemelo separado al nacer, con la misma visión mundial de dominio absoluto, y en 1994 le informa a sus, ahora 153, miembros que tienen hasta el 31 de diciembre del 2009 para tornarse "Codex compliant" – o sea, para atemperar sus leyes nacionales a las reglas del Codex, o someterse a penalidades económicas severas.

Para dominar al mundo, la Comisión Codex lo que persigue es tener un control completo de todo lo que entra a la boca (con la excepción de medicamentos) de los seres de este planeta, los cuales ellos consideran su propiedad intelectual. La meta es mantener a la población enferma, dócil y sumisa, que la misma población pida que ellos (las farmacéuticas) le provean drogas desde el vientre hasta la tumba.
Aquí entonces un listado de sólo cinco de las reglas de Codex que regirán en Puerto Rico, en EEUU y en los 152 otros países del WTO a partir del 31 de diciembre de 2009.

1. Todos los nutrientes (vitaminas y minerales) se considerarán toxinas y/o venenos y se eliminarán de todo alimento.
2. Codex prohíbe el uso de nutrientes (ahora considerados toxinas) para prevenir, tratar o curar cualquier condición de salud.
3. Suplementos de nutrientes naturales que tienen cualquier efecto positivo en la salud (ej., CoQ10, zinc, magnesio, glucosamina, vitaminas A, B, C, D) se consideran ilegales bajo Codex, excepto para venta y consumo en cantidades tan reducidas que no tengan efecto fisiológico alguno (como si fuesen toxinas).
4. Estos nutrientes no se podrán obtener en ningún país del mundo que pertenezca al WTO, ni si quiera por receta, ni por el Internet.

Les dije que esto sería difícil de creer. Sólo mentes tan monstruosas como las que llevaron a cabo el genocidio de Auschwitz serían capaces de clasificar vitaminas y minerales – los nutrientes más básicos de la humanidad - como toxinas y prohibir su uso. Los autores de Codex pondrán en práctica en el estado policía que viene lo que aprendieron en Auschwitz – el control de la mente. Habiendo ya documentado que los micronutrientes tornan al cerebro bien resistente a ser controlado, estos deben hacerse ilegales. Por otro lado, el fluoruro en el agua, el cual se usaba en los campos de concentración porque genera en el cerebro estados de apatía, conformidad y obediencia, es mandatario bajo Codex.

Cuando digo que el uso de vitaminas y nutrientes está prohibido bajo Codex, no estoy hablando de "prohibido excepto con prescripción médica", estoy hablando de "prohibido como si fuese cocaína o heroína" – si te cogen vendiendo o usando una vitamina en dosis no legales, serás arrestado y procesado como un usuario o distribuidor de drogas ilegales – o sea, como un criminal cualquiera. Quiere decir que después del 31 de diciembre del 2009, los centros naturalistas serán tratados por el Departamento de Justicia federal como puntos de drogas – los dueños serán arrestados y encarcelados, y su mercancía será destruida.

Los ejecutivos farmacéuticos que crearon Codex sabían muy bien el potencial tan extraordinario que tenían los suplementos nutricionales y las hierbas naturales para prevenir y curar enfermedad, y por ende para restarle ganancias a la industria. Se estima de que por cada $1 que una persona gasta en un suplemento natural, las farmacéuticas dejan de ganar $40, y las estadísticas demostraban que cada año el porciento de la población que usaba un producto natural estaba aumentando. Esto era una situación intolerable – había que de alguna manera ir destruyendo ese mercado.
La ONU ha ido descubriendo, aunque de manera letárgica, la gran maldad que existe detrás del Codex, y que las reglas de Codex están en contradicción directa a las recomendaciones de la ONU sobre el valor tan importante que tienen los suplementos de nutrientes básicos para la sobrevivencia de las poblaciones marginadas y malnutridas del mundo. A tales efectos, la WHO y la FAO tronaron recientemente contra la Comisión Codex, amenazado con retirarle su apoyo económico - pero las fuerzas económicas mundiales de las farmacéuticas no han permitido que esto se lleve a cabo. Ante ese bloqueo, la WHO y la FAO publicaron en conjunto el informe "Dieta, malnutrición y la prevención de enfermedades crónicas", donde aseveran que de implantarse las recomendaciones de Codex, el resultado a corto plazo será la muerte de 3 billones de personas a nivel mundial – 1 billón por hambre y 2 billones por enfermedades degenerativas de malnutrición totalmente prevenibles como cáncer, enfermedad cardiovascular y diabetes. Codex no es otra cosa que la legalización del genocidio.

¿Se les hace difícil creer que haya un grupo se seres humanos, que en el anhelo de poder económico y mundial, sea tan despiadado que no les moleste cometer un genocidio masivo? Acuérdense que los autores intelectuales de Codex fueron los autores intelectuales del genocidio nazi y esos mismos recuperaron las directrices de la Bayer y las otras farmacéuticas que dirigen la Comisión Codex. La ética de la Bayer y sus panas nunca ha cambiado. El New York Times, en un artículo por Walt Bogdanich y Eric Coli, en su edición del 23 de mayo del 2003, reportó que la división Cutter de la Bayer ignoró una advertencia del Centro de Control de Enfermedades (CDC) en Atlanta que tres pacientes con hemofilia (un desorden de sangrado excesivo por razón genética) habían sido diagnosticados con SIDA como resultado de un producto de sangre contaminado que ellos manufacturaron. Bayer no se inmutó y siguió manufacturando el producto. La FDA lo que hizo fue tratar de que el escándalo no saliera a la luz pública. Mientras tanto, la Bayer siguió infectando a miles de americanos y puertorriqueños con el VIH. Cuando un pleito estuvo a punto de ir a corte, la Bayer desistió de mercadear el producto en EEUU, pero siguió enviando el mismo producto infectado a todos sus mercados internacionales. Piensen en eso cada vez que se vayan a tomar una aspirina.

5. Toda consejería nutricional, incluyendo artículos escritos en el Internet o en revistas científicas, e inclusive consejería oral a un amigo o a un familiar, será ilegal. Una vez Codex entre en vigor, yo podré ser arrestado por escribir esta columna. Esta estipulación es claramente fascista y Orwelliana en sus implicaciones de controlar por medio del miedo los pensamientos, las palabras, las letras y las acciones de la población.

En adición, Codex requiere que todo alimento (incluyendo el orgánico) debe ser irradiado. Esto evita que las corporaciones agropecuarias tengan que gastar dinero manteniendo estándares altos de higiene, porque la irradiación mata a todas las bacterias. Lo que pasa es que también destruye todos los nutrientes del alimento. Se requiere que todas las vacas lecheras deberán ser tratadas con la hormona de crecimiento bovina recombinada de Monsanto (un miembro de Codex). Codex permite la reintroducción a la agricultura de siete de los 12 pesticidas más letales y carcinógenos reconocidos por la ciencia, los cuales fueron prohibidos mundialmente en 1991 por 176 países reunidos en Estocolmo. Codex promueve el uso a nivel mundial de organismos genéticamente modificados (GMOs) en cosechas, animales, peces y árboles, y no obliga a que el producto sea identificado como conteniendo éstos. Todas estas reglas se pueden considerar crímenes contra la humanidad.
Hay varias cosas que deben tener bien claro sobre Codex. Las leyes Codex serán aplicadas federalmente a base del Código Napoleónico. Las democracias como la nuestra funcionan a base de Ley Común ("Common Law"), la cual dice que todo es legal mientras no haya una ley específica que lo prohíba. El Código Napoleónico, sin embargo, especifica que lo único que es legal es aquello que ha sido legislado específicamente por el estado. La idea es que el estado controle por miedo a la encarcelación absolutamente todo el comportamiento de sus súbditos – tal y como pasó en los regímenes fascistas de Alemania e Italia en los 30s y 40s, en Chile bajo Pinochet en los 70s, en el mundo de 1984 de George Orwell, y tal y como está ocurriendo en EEUU ahora.

En vías de comenzar la transición necesaria dirigida a armonizar a EEUU con Codex para finales del 2009, en octubre de 1995 el Registro Federal anunció que era la política del FDA de ese momento en adelante, el sustituir estándares domésticos a favor de estándares internacionales, aunque estos no estuviesen completados (o sea, Codex). El Presidente Clinton entonces firma una orden ejecutiva permitiendo que las farmacéuticas controlasen económicamente a la FDA – esto lo que hizo en la práctica fue convertir al FDA en la Gestapo de las farmacéuticas, con la directriz primordial de destruir el mercado de productos naturales.

A tono con el Código Napoleónico y las características de una nación cayendo en el fascismo, el FDA puede ahora actuar fuera de la ley, sin necesidad de órdenes judiciales, para llevar a cabo allanamientos armados en contra de comerciantes cuyo crimen sea simplemente hablar de un producto natural en una forma que el FDA no haya determinado aceptable, aunque el discurso del comerciante esté respaldado por ciencia. Recientemente, el FDA allanó con un equipo SWAT un negocio, multando y encarcelando al dueño y confiscando toda la mercancía, porque el producto a la venta se estaba anunciando como nutritivo y bueno para la salud, y el FDA no tenía una directiva diciendo que ese producto servía dicho propósito. El producto a la venta – cerezas. ¡CEREZAS!

Advertencia a todos los médicos naturalistas y comerciantes que vendan vitaminas y nutrientes - esperen ser visitados agresivamente por el FDA durante el próximo año para ser extorsionados (www.naturalnews.com/024567). Y no confíen en lo que le digan las organizaciones nacionales de comerciantes de vitaminas (NNFA, AHPA, CRN, IADSA, CHFA) o las agrupaciones "Citizens for Health" y "the Natural Solutions Foundation", porque todas han sido infiltradas y son ahora controladas por las farmacéuticas –por lo tanto, lo que les dicen de Codex son mentiras. Tampoco crean a las compañías de mercadeo multi-nivel como Mannatech, Shaklee, Herbalife y GNLD cuando dicen que Codex no será un problema– estas compañías pertenecen a CRN, una asociación de comerciantes de vitaminas completamente dominada por las farmacéuticas. Monsanto, Wyeth, Pfizer y otras. Por favor lean www.nocodexgenocide.com.

Otra cosa que deben saber es que una vez se aplique el Codex en EEUU el 31 de diciembre del 2009, no hay marcha atrás – o sea, no se puede derogar la ley. Codex vendrá a implantarse como parte de un tratado internacional que los EEUU ha firmado con la WTO, donde las "letras chiquitas" del contrato especifican que de EEUU no cumplir con Codex a partir de esa fecha, el WTO considerará a EEUU como "proveyendo una barrera escondida al comercio de alimentos", y por ende sujeto a sanciones comerciales severas - en otras palabras, pueden castrar económicamente a la nación, y no vacilarán en hacerlo. A los que todavía creen que podremos derrotar a Codex en corte federal, sepan que ya en 11 ocasiones el WTO ha retado leyes de EEUU que consideran barreras a su mandato - ¡en las propias cortes estadounidenses! - y han ganado las 11 veces, así subyugando leyes, estándares y regulaciones estatales y federales a favor de los mandatos del WTO. Los propios americanos ya ni mandan en su país.

¿Qué podemos hacer? Hay una provisión en el reglamento Codex que le permite a cada país reestructurar las reglas que aplicarán domésticamente antes del 31 de diciembre del 2009. John C. Hammel y la Dra. Rima E. Laibow encabeza la cruzada nacional para alterar el reglamento que nos aplicará. Si quieren hacer algo, vayan a sus portal de Internet en www.nocodexgenocide.com y www.healthfreedomusa.org y háganse parte del movimiento. Tómense el tiempo de ver el video de la Dra. Laibow en video.google.com bajo el nombre Nutricide: Criminalizing Natural Health, Vitamins and Herbs – se quedarán boquiabiertos. Será imprescindible apabullar a nuestro próximo Comisionado Residente con información sobre Codex por medio de emails y llamadas si deseamos mantener la libertad de usar vitaminas, minerales, suplementos naturales y hierbas según los deseos y derechos individuales de cada uno de nosotros. Pero más que eso, hay que combatir Codex para ser libres.
Tenemos que pelear esto todos juntos. Por favor difundan esta información a todos sus centros y médicos naturalistas..

El autor es un gastroenterólogo pediátrico retirado con interés particular en nutrición ortomolecular. Comentarios a: DrC@muriendoporlaboca.net.Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla



--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

Entra en vigor reglamento contra publicidad alimentaria engañosa

■ Fuentes de la Ssa lo consideran un tímido esfuerzo ante el avasallamiento de la tv

Entra en vigor reglamento contra publicidad alimentaria engañosa

■ Uno de los principales retos es frenar la obesidad, que perjudica a 30% de los niños en México

Ángeles Cruz Martínez

Ampliar la imagen    

Publicidad relativa a alimentos en Paseo de la Reforma. Imagen de archivo 

Publicidad relativa a alimentos en Paseo de la Reforma.

Imagen de archivo Foto: María Luisa Severiano

Más de mil empresas han sido sancionadas en los pasados ocho años por violar el Reglamento de Publicidad, entre las que se incluyen fabricantes de alimentos y bebidas no alcohólicas, cuyos productos se anuncian, por ejemplo, exagerando sus características o sugiriendo que su consumo determina las características físicas o intelectuales de las personas. Con el Código de Autorregulación suscrito por la industria y la Secretaría de Salud (Ssa), a partir del 1º de enero, la publicidad dirigida a la población infantil tendrá que modificarse.

Aunque para funcionarios de la Ssa el código tiene sus limitaciones, entre otras que su cumplimiento será vigilado por la misma industria, el objetivo es contribuir a la reducción del sobrepeso y la obesidad que afecta a 30 por ciento de los niños en México. Comentaron que varios productos les ofrecen que serán fuertes, que serán los más altos de su clase, o no se enfermarán si los consumen, lo cual carece de evidencia científica.

De hecho, información oficial asegura que 40 por ciento de los anuncios transmitidos por televisión fomentan el consumo de productos que propician la obesidad y más de la mitad no serían recomendables como parte de una dieta saludable.

Las fuentes consultadas resaltaron que, a pesar de la existencia del Reglamento de Publicidad, los comerciales engañosos se transmiten en parte debido a las limitaciones de la autoridad sanitaria para retirarlos del aire y sancionar a las empresas. Aun así, entre 2000 y 2008 se han aplicado más de mil sanciones, entre ellas al sector de alimentos y bebidas no alcohólicas.

Se supone que con la entrada en vigor del Código de Autorregulación de Publicidad de Alimentos y Bebidas no Alcohólicas dirigida al Público Infantil (PABI), los industriales también se comprometen a cumplir con el reglamento de publicidad, lo que, a decir de las fuentes consultadas, debería ocurrir sin necesidad de ningún acuerdo de por medio.

No obstante, el código PABI tiene algunas precisiones en cuanto a las restricciones de los mensajes que se dirijan a los niños, y señala que la publicidad "no debe crear una sensación de urgencia por adquirir el alimento o bebida no alcohólica, ni crear un sentimiento de inmediatez o exclusividad. Tampoco debe estimular directamente al menor de 12 años o incitarlo a que pida a sus padres o adultos adquirir dicho alimento o bebida", ni sugerir que un padre o adulto es mejor, más inteligente o más generoso si lo adquiere, en comparación con quien decide no hacerlo.

En cuanto a los precios, dice que no se podrán utilizar referencias como "sólo" o "nada más". Los funcionarios señalaron que frases como "corre a la tienda" deberán desaparecer de los anuncios comerciales.

Información de la Ssa señala que el problema del sobrepeso y la obesidad en el sector infantil alcanza dimensiones alarmantes, pues en siete años aumentó hasta 40 por ciento. Entre los niños menores de cinco años el aumento fue de 23 por ciento, pero entre los que tienen de cinco a 11 fue de 40 por ciento; es decir, 4.2 millones (26 por ciento) de individuos de este nivel de edad tienen exceso de peso.

Entre los adolescentes, el problema afecta a 5.9 millones de personas, 31.5 por ciento del total de esa población. Los datos indican que durante los últimos siete años se ha registrado un aumento anual de 4 por ciento en el número de niños y adolescentes con sobrepeso y obesidad.

Parte de la problemática tiene origen en la cantidad de horas que pasan los niños frente al televisor. De acuerdo con la Ssa, este sector ve televisión una media semanal de 12.5 horas y puede llegar a ver 61 anuncios diarios. De los que son alimentos 40 por ciento son de golosinas, 12 por ciento frituras, 9 por ciento bebidas azucaradas, 8 por ciento galletas y 7 por ciento pastelitos.

En cambio, los comerciales sobre agua, frutas y verduras se transmiten rara vez y sólo como leyendas instantáneas que dicen "aliméntate bien, come frutas y verduras".

El código PABI entrará en operación el próximo jueves; será supervisado y vigilado por el Consejo de Autorregulación y Ética Publicitaria (Conar) de la industria de alimentos y bebidas no alcohólicas, y a los seis meses la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios evaluará sus resultados.



--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

domingo, 21 de diciembre de 2008

Michel Montignac defiende a Santi Santamaría y alerta sobre el uso de químicos

Michel Montignac defiende a Santi Santamaría y alerta sobre el uso de químicos

Michel Montignac, experto francés de renombre mundial en asuntos de nutrición, defendió ayer a Santi Santamaría, al denunciar que los cocineros de vanguardia abusan de «productos químicos» que pueden tener «efectos perversos para el metabolismo».

«Estoy de acuerdo con la polémica que ha suscitado y además la defiendo», declaró el profesor, quien se posicionó en contra del exceso de aditivos y condimentos que se utilizan en la cocina moderna.

Montignac hizo suyas las críticas de Santamaría pese a que éste se ha enfrentado con la gran mayoría de sus compañeros de profesión tras acusarles -especialmente a Ferrán Adriá- de ofrecer «un espectáculo mediático» con la comida, cargada de «gelificantes y emulsionantes de laboratorio».

Montignac relató que conoció a Adriá al principio de su carrera, en su restaurante, cuando todavía «trabajaba sobre la experimentación de sabores en productos naturales». Como ejemplo, se refirió a que introducía en la carne zumo de fresa con una jeringuilla para producir y crear sabores atrevidos y diferentes, algo que, apostilló, en nada contravenía el estado de salud de quienes acudían a su establecimiento. Sin embargo, lamentó que «desde hace unos diez años se haya producido un giro hacia los productos químicos, que, efectivamente, pueden tener efectos perversos sobre el metabolismo», y de los que, a su juicio, se debe informar a los consumidores.

Berasategui opina

El cocinero vasco Martín Berasategui lamentó ayer la polémica suscitada entre algunos de sus colegas y ha hecho un llamamiento a la reflexión y «la autocrítica» desde una posición de «humildad».

«Tenemos que ser reflexivos a la hora de hacer autocrítica de por qué ha pasado todo esto», declaró ayer Berasategui, al ser preguntado por el último episodio de la polémica entre sus compañeros de profesión. El restaurador catalán dijo que Santamaría «no está solo» en sus denuncias del uso de aditivos en la alta cocina, que «tienen consecuencias indeseables aunque no sean tóxicos», y aseguró que la industria química entra en los restaurantes de la mano de Ferrán Adriá.

Martín Berasategui, que eludió dar nombres, consideró que éste es «un país libre en el que todo el mundo puede decir lo que piensa», por lo que ha aclarado de antemano su total «respeto a lo que diga cada uno».
--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

Santi Santamaria contra los transgénicos

Santi Santamaria contra los transgénicos

Ya era hora de que Santi Santamaria se pronunciara contra los transgénicos, creemos recordar haber comentado que esperábamos del chef catalán que, igual que solicitaba que los restauradores indicaran en su carta los aditivos utilizados en sus platos, se preocupara de la indeseada introducción de productos transgénicos que estábamos sufriendo sin conocimiento de los efectos secundarios que nos podía provocar.

Santi Santamaria ha criticado la actuación del Gobierno español por no frenar la introducción de los productos transgénicos y limitar las grasas trans en las cocinas y en la industria alimentaria.

No sabemos si estas declaraciones realizadas en rueda de prensa esta mañana en Huesca, donde ha estado impartiendo un Taller de Gastronomía de la Asociación de Empresarios de Hostelería y Turismo de la Provincia de Huesca y la Escuela de Hostelería San Lorenzo, tendrán tanta repercusión como las realizadas en contra de sus colegas de profesión, pero lo veremos.

Parece ser que Santi Santamaria está al corriente de todo lo que podemos saber sobre los transgénicos, y lógicamente, desde un punto de vista como el suyo, que en este aspecto sabéis que compartimos, afirma que "es una pena que nuestro Gobierno no se pronuncie de una forma clara y libere a este país de estos productos", como ha hecho Francia o está haciendo Italia.

En España mientras tanto, además de ser un campo de pruebas de transgénicos, según el chef catalán "estamos sometidos a 'lobbys' de presión que impiden que los productos transgénicos vean reflejado su origen en las etiquetas".

Debemos reconocer que, aunque compramos el polémico libro La cocina al desnudo en cuanto salió, después de leer unas pocas páginas lo aparcamos. Un error, igual es más interesante cuanto más avanza pero de momento no es 'su momento', así que desconocemos si en el libro, Santi Santamaria también habla de los transgénicos o nos está dando una pista sobre su próximo libro.

Obviamente, en la rueda de prensa volvió a tratar el gastado tema de los aditivos, como en su anterior aparición en televisión, en 360 grados. En fin, es fiel a sus principios y eso está bien.

Vía | La Vanguardia


--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

El cocinero Santamaría reta a sus colegas a que digan si usan aditivos artificiales

El cocinero Santamaría reta a sus colegas a que digan si usan aditivos artificiales

C.H. (Vídeo: ATLAS). 26.05.2008
  • El chef dice que habría que ver "lo que les cuesta a algunos cocineros la compra y el precio al que la venden".
  • Tacha de "sensacionalistas" los titulares sobre sus palabras contra Ferrán Adriá.
  • Según 'Telegraph' le habría acusado de envenenar a sus clientes.
>
Minuteca todo sobre:
Pocas veces la rueda de prensa de un cocinero ha provocado tanta expectación. La que ha ofrecido este lunes Santi Santamaría para presentar su libro La cocina al desnudo aparecía repleta de periodistas, después de que el chef emitiera unas polémicas declaraciones sobre la llamada Nueva Cocina y el trabajo de Ferran Adrià.

Santamaría, que fue galardonado el pasado día 14 con el Premio de Hoy, denunció ese día durante su discurso de agradecimiento el uso de sustancias químicas y peligrosas para la salud en altas dosis en los costosísimos menús de algunos de sus compañeros.

No voy a contestar, el titular del 'Telegraph' es puro sensacionalismo

Hoy ha mantenido su defensa del uso de productos naturales, y ante las críticas "caciquistas" que ha recibido de sus compañeros de profesión reivindica el derecho que tiene el ciudadano a conocer el uso que se hace de aditivos químicos en ciertos restaurantes.

"No pretendo en absoluto colocar bajo sospecha a todos mis compañeros de oficio pero tampoco puede negarse una situación paradójica: la industria alimentaria está obligada por ley a informar al consumidor de los aditivos que contienen sus productos y los restaurantes que también los emplean, no", señaló el cocinero catalán.
 
Según Santamaría, son muchos los comensales que sufren alergia por los potenciadores de sabor que utilizan algunos restaurantes. Estos potenciadores, que están controlados en algunos países como Alemania, aparecerían también listados en su libro.
 
Adrià y honestidad
 
Sobre Ferran Adrià -por quien, aseguró, siente "un enorme respeto"-, Santamaría dijo que mantiene un "divorcio conceptual y de ideas" ya que van "en una dirección contraria a mis princicios". Pero estas declaraciones habrían sido aún más duras según el diario británico Telegraph , que asegura que Santamaría habría acusado a Adrià de envenenar a sus clientes.
 
Sobre las opiniones vertidas sobre Adrià y el titular del Telegraph, el cocinero no ha contestado: "No voy a contestar, ese titular es puro sensacionalismo. Simplemente estoy a favor de que la sociedad tenga información adecuada sobre lo que come cada día".

Santamaría también se ha cuestionado la honestidad de algunos de sus compañeros.

"Si ustedes quieren conocer la honestidad de un profesional, solamente tienen que fijarse en su cuenta de resultados y verán lo que le cuesta la compra al precio que la venden", ha explicado.

Artículos relacionados



--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

Santi Santamaría Biografia

Santi Santamaría

Es un cocinero autodidacta que se ha hecho famoso sin salir de su pueblo natal. Santi Santamaría i Puig, barcelonés de Sant Celoni, de horóscopo Leo, 43 años, estudió peritaje industrial para terminar cosechando los máximos laureles con una actividad que empezó siendo un hobby.

santamaria-
Desde 1994, año en que le fue concedida la codiciada tercera estrella de la Guía Michelín, su restaurante, El Racó de Can Fabes, emplazado en la vieja casa familiar que lo vio nacer, atrae a los gourmets del mundo entero hasta los pies del Montseny con una cocina sólida y con raíces, de apariencia sencilla y gran base humanista, comprometida con su entorno y alejada de lo superficial.

Inconformista y rebelde, Santi Santamaría comenzó a cocinar para huir de la situación social y política en la que vivía y con la que no estaba de acuerdo. Se dedicaba a cocinar cuando su trabajo como dibujante técnico y sus estudios en la escuela industrial se lo permitían. Un día decidió cambiar el lapicero por el delantal, pero siguió creando, en este caso, recetas.

Comenzó a viajar para aprender de los que ya estaban en primera fila. Entró en contacto con 'chefs' como Michel Guérard, Alain Senderens y Fredy Girardet, empezó a copiar y a aprender para iniciar a elaborar sus propios platos: raviolis de gambas al aceite de ceps, caracoles y ancas de rana con sofrito de cebolla y tomate, la sorpresa de trufa, vieiras con espárragos y longaniza, setas del Montseny, pescados del Maresme, cabracho relleno de manitas de cerdo y sus famosas tripas de bacalao con butifarra negra y salchichas, entre otras; todas ellas se pueden disfrutar en el número 6 de la calle Sant Joan, en Sant Celoni, previa reserva al 93 867 28 51 o en papel couché, aderezados de opiniones, a través de las páginas de su precioso libro La estética del gusto; aunque ésta no es la única obra en la que descubre los secretos de sus recetas, en La cocina de Santi Santamaría nos abre de par en par la puerta de su rincón de trabajo.

En marzo del 2001 abrió en Madrid el restaurante Sant Celoni, dentro del hotel Hesperia (Paseo de la Castellana, 57), un pequeño comedor para 40 comensales que dirige él, pero que ejecuta su mejor alumno Óscar Velasco, y con el cual quiere introducir su concepto de cocina en la capital.

--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

"Este es un gran momento para la comida basura"

Santi Santamaría, cocinero:

"Este es un gran momento para la comida basura"

El único chef español con siete estrellas Michelín no se arrepiente de la polémica sobre los aditivos y arremete contra la comida rápida

 
Santi Santamaría, fotografiado recientemente en su restaurante Santceloni, en Madrid. - MIGUEL GARCÍA CASTRO
ANTONIO GONZÁLEZ - Madrid - 20/12/2008 18:14

Santi Santamaría (Sant Celoni, Barcelona, 1957) tiene las ideas claras. Cree que el terremoto que provocó en la cocina española con sus críticas a la introducción de aditivos en la llamada cocina molecular, cuyo principal exponente es Ferran Adrià, tendrá consecuencias positivas para la sociedad. Santamaría, único chef español que atesora siete estrellas Michelín, sumando las distinciones de sus cuatro restaurantes, advierte de que las cadenas de comida basura están siendo las grandes beneficiadas de la crisis, y cree que, en alta cocina, ha llegado el momento de redescubrir el valor de las cosas sencillas.

¿Se arrepiente de haber causado la polémica sobre los aditivos?

No, aunque no estoy satisfecho de que se haya trasladado un falso debate entre personas o tendencias, o entre lo moderno o lo tradicional. La sociedad sabe cuál es el verdadero debate, y a nivel profesional seguimos sin coger al toro por los cuernos, porque de lo que se trata es de discutir si el uso de aditivos industriales de tipo E en las cocinas públicas y de élite es correcto o no, si queremos ir en esta dirección...

¿Este debate está siendo bueno para la sociedad?

Creo que sí, porque permite llenar de contenido lo que llamamos calidad de vida.

¿Hay alguna respuesta de la Administración?

Me parece que es receptiva. Todo lo que sea aportar más información al consumidor es positivo, porque la libertad está en poder escoger, y si no sabes lo que te ponen en un plato, no tienes libertad. Cuando la industria tiene que informar de los aditivos es por respeto a unos consumidores que pueden tener problemas de salud o problemas éticos para ingerir algunas sustancias, y esto hay que respetarlo. ¿Cómo, utilizando los mismos ingredientes, la alta restauración no lo va a comunicar? Hay que buscar la fórmula.

Le han acusado de provocar la polémica para vender su último libro...

Eso es una memez. Hay quien tiene interés en perjudicarme. Se crea una historia para causar polémica y desacreditarme y se meten en un ámbito que nunca hubieran pensado, la puesta en cuestión de estos ingredientes.

También están los transgénicos, que están ya en muchos productos...

Sí, pero no vienen en las etiquetas. ¿Por qué les da miedo informar al consumidor? Me parece que soy el único con tres estrellas Michelín que se pronuncia contra los transgénicos. ¿Por qué mis compañeros no dicen algo también? ¿Tienen miedo o no quieren asumir compromisos?

Los restaurantes tienden a la fusión mientras la gente cada vez cocina menos en casa. ¿Se está perdiendo la cocina tradicional?

Vive un momento de confusión. Las grandes superficies están ganando terreno al producto fresco y al mercado, y el marketing está consiguiendo que la sociedad coma lo que no desea. La publicidad está machacando con productos de tipo fast food a los niños, que no tienen la formación para discernir.

 

¿Por qué atrae tanto esta comida? ¿Influye la crisis?

Este es un gran momento para la comida basura. Han intensificado la publicidad en todas partes. Estas compañías juegan con el tiempo, con un tipo de establecimiento donde la gente no puede quedarse demasiado tiempo, siempre en sitios con mucho movimiento… Pero tratan los productos como un objeto industrial que tiene precio; les da igual que sean comida o un objeto.

¿Es adictiva la comida basura?

Yo creo que sí. Es una cocina muy adictiva, en algunos casos con lo que se ha venido a llamar el síndrome chino, con el glutamato monosódico; son condimentos que crean cierta adicción.

¿Sufrirá la crisis la alta cocina española?

Ya se está sufriendo. Si no es por la clase media y los aficionados, que hacen un esfuerzo importante por conocer lo que hacemos los grandes cocineros, no vamos a poder resistir. La crisis nos va a obligar a gestionar mucho mejor y a ser más humildes.

Cada vez hay restaurantes mejor decorados, pero con peores platos...

Ya dijo Andy Warhol que vendría el día en que la gente iría a los restaurantes por el ambiente. Creo que ahora vamos a redescubrir la grandeza de las cosas sencillas.



--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

El cocinero Santi Santamaría declara la guerra a la 'nueva cocina' y a los chefs pretenciosos

El cocinero Santi Santamaría declara la guerra a la 'nueva cocina' y a los chefs pretenciosos

  • Algunos cocineros 'dan de comer a sus clientes platos que ni ellos mismos comerían'
  • 'Si se trata de tener experiencias imaginarias, esto ya lo logran las drogas'
Santi Santamaría en una entrevista a La Luna de Metrópoli. (Foto: EL MUNDO)
Ampliar foto

Santi Santamaría en una entrevista a La Luna de Metrópoli. (Foto: EL MUNDO)

Actualizado martes 13/05/2008

EUROPA PRESS

MADRID.- 'La cocina al desnudo', del cocinero Santi Santamaría, ha ganado la primera edición del 'Premio de Hoy' de ensayo divulgativo, convocado por la editorial Temas de Hoy y dotado con 60.000 euros.

El fallo, anunciado en un acto presidido por el ministro de Cultura, César Antonio Molina, reconoce una obra que intenta responder a diferentes preguntas relacionadas con la cultura gastronómica mediterránea.

En su discurso, el autor ha denunciado el peligro que supone para la salud el uso de sustancias químicas en altas dosis, dentro de la denominada 'nueva cocina', criticando sus métodos e ingredientes, así como a los cocineros "pretenciosos" que "dan de comer a sus clientes platos que ni ellos mismos comerían".

Su libro, subtitulado como 'Una visión renovada del mundo de la gastronomía' y que se publicará el próximo 27 de mayo, denuncia el ocaso de la cocina doméstica y la proliferación de la "cocina-espectáculo", que utiliza ingredientes y métodos industriales en detrimento de la calidad y la naturaleza de los productos.

"Si se trata de tener experiencias imaginarias, esto ya lo logran las pastillas y las drogas", ha indicado Santamaría, quien asimismo critica el uso de biocombustibles "que están dejando que una parte de la humanidad se muera de hambre".

'Divorcio conceptual y de ideas' de Ferrán Adriá

"El cocinero no debe legitimar o acallar formas de comer que no son acordes con los hábitos alimentarios saludables", declara el ganador, cuyo lema, "cambio chef por tomates frescos", defiende la calidad y critica el "exceso de manipulación de los productos".

"¿Cómo es posible que productos que no son aconsejables para la salud se estén consumiendo en buena parte de los restaurante más importantes de este país?", se pregunta el cocinero.

Santi Santamaría también arremete contra cocineros como Ferrán Adriá, con quien dijo existe un "divorcio conceptual y de ideas" que se manifiesta en los ingredientes y en la forma de cocinar, ya que la comida es sinónimo de "convivencia", "compañía y respeto por el mercado y por sus productores".

El cocinero ha declarado que el dinero obtenido por ganar el premio lo reinvertirá en "mejorar las pautas alimentarias de la sociedad" y en la mejora de la alimentación en un sentido amplio.

Santamaría nació en 1957 en Sant Celoni (Barcelona), donde inauguró junto a su esposa el restaurante 'El Racó de Can Fabes' en 1981, que cuenta con tres estrellas de la Guía Michelin.

Es colaborador de varios medios de comunicación y autor de diversos libros. El pasado año publicó el recetario '101 recetas para casa' y 'El gusto por la salud', en el que apostaba por la dieta saludable.



--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

martes, 16 de diciembre de 2008

Cereales tienen altos niveles de azúcar y sal

Cereales tienen altos niveles de azúcar y sal

Image 

Una y media taza de cereal tiene 50% más de sal y hasta 70% más de azúcar, de lo recomendado en un solo tiempo de comida.

Susana Peñate
Diario El Mundo

Doce cereales de desayuno, de dos prestigiosas marcas, sobrepasan las cantidades de azúcar y cloruro de sodio (sal) recomendadas para consumir en un día, lo que puede causar enfermedades crónicas en un futuro cercano, reveló una investigación realizada por la Red de Consumidores en Acción de Centroamérica (ConSuAcción).

El estudio "Dulcemente salados. La calidad nutricional de los cereales en Centro América" tiene los resultados del análisis de la etiqueta de contenido nutricional y de laboratorio de seis cereales de la marca Nestlé y seis de Kellogg's.  

Organizaciones de defensa del consumidor de Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá contrataron el laboratorio de Fusades (en nuestro país) para el estudio científico. El análisis de etiquetado demostró que tres de los doce productos tienen un alto contenido de sal y el resto están en un nivel medio.

El resultado de laboratorio reveló que cuatro están en nivel alto y ocho en el medio. Además, el contenido de sal no coincide con el expresado en la etiqueta de los productos.

Sobre el análisis de azúcar, diez cereales tienen un alto nivel, uno está en el nivel medio y uno en el nivel bajo.

Sobrepasan recomendaciones

Ana Ella Gómez, coordinadora de la investigación por parte del Centro para la Defensa del Consumidor (CDC) en El Salvador, explicó que, según las recomendaciones nutricionales, las personas necesitan consumir de uno a tres gramos de sal por día.

La prueba de laboratorio demostró que "una porción de cereal (Nestlé o Kellogg´s), de una taza y media, tiene 50 por ciento más de lo recomendado (de sal), eso en un solo tiempo de comida".

Con respecto al azúcar, la guía de alimentación infantil de Chile dice que los niños solamente deben consumir de cuatro a cinco cucharaditas de azúcar en el día. Esta cantidad debe diluirse en los tres tiempos de comida.

"Cuando vimos el análisis del azúcar, encontramos que una porción de 50 gramos (una y media taza de cereal) contiene cuatro cucharaditas cafeteras, es decir 70% más de lo recomendado, en un solo tiempo de comida", indicó Gómez.

Consumir productos altos en sal y azúcar está relacionado con el sobrepeso y la obesidad que, a la larga, causan enfermedades crónicas como diabetes mellitus e hipertensión.  Como se ha comprobado, las enfermedades incrementan el gasto público en salud, indicó Yolanda Núñez, consultora en nutrición.  

Señal de alerta

Goméz dijo que es necesario que los padres de familia pongan más atención al contenido nutricional de los productos que compran.

En segundo lugar, que las autoridades verifiquen que los productos cumplan las normativas de salud y calidad.

A las empresas les recomienda verificar su proceso de control de calidad e identificar dónde está el problema.

"Esperaríamos que las empresas sean responsables y tomen esta investigación como un aporte para que ellas puedan, de manera oportuna, vigilar qué está pasando en su cadena productiva", enfatizó.
 

 
Autoridades recomiendan evitar el consumo excesivo
 
El Ministerio de Salud verifica que los alimentos que se importan a El Salvador no pongan en riesgo la salud de la población, para ello realiza dos exámenes: de etiquetado y de ingredientes. Sin embargo, al país entran productos altos en azúcar, grasa o sal que podrían ser nocivos pero que no pueden restringirse.

En vista de eso, se recomienda poner atención en las cantidades que se consumen de estos productos.

"Los excesos son los prohibidos, porque cualquier tipo de alimento en exceso produce un impacto negativo en la salud", explicó María Teresa de Morán, Jefe de la Unidad de Nutrición de Salud.

Leer las etiquetas de contenido nutricional ayuda a conocer qué se está consumiendo.

"Los productos están identificados en orden decreciente. El primer nutriente que aparece en la etiqueta es el que más predomina en el alimento y así sucesivamente", explicó Haydé Rosa de Orellana, subjefe de Nutrición.

Salud controla la calidad y contenido de los alimentos. Análiza el etiquetado y practica exámenes de laboratorio para constatar que cumplen con el registro con que entraron al país.  

Además, tiene coordinación con la División de Tratados Comerciales del Ministerio de Economía, que se encarga de sancionar (hasta retirar del mercado) los productos que no cumplen con el registro.

Hace dos años, las autoridades determinaron retirar del mercado salvadoreño bebidas energizantes, tras comprobarse que entre sus ingredientes se encontraba un químico de uso restrictivo para la medicina. Su consumo cotidiano provocaba adicción.


--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

sábado, 29 de noviembre de 2008

Soberanía alimentaria, ¿dentro o fuera del mercado global?

Soberanía alimentaria, ¿dentro o fuera del mercado global?

GAK

Alimentación: ¿derecho fundamental o mercancía?

La Declaración Universal de los Derechos Humanos considera el derecho a la alimentación y al bienestar nutricional como un derecho fundamental. Pero la economía moderna no produce los bienes y servicios que necesita la población, sino las mercancías que generan beneficios. Las necesidades humanas básicas, incluida la alimentación, quedan subordinadas a esos beneficios. Con ello la lógica de la vida es subordinada a la producción industrial de alimentos para el mercado mundial.

Para empujar a los individuos a acudir "libremente" al mercado de trabajo y al mercado de alimentos, antes de producir riqueza, el capitalismo necesita producir hambre y desprotección social. La producción de riqueza social en el capitalismo requiere también convertir los trabajos en trabajo asalariado, única mercancía capaz de producir plusvalor. Una vez que las personas han perdido sus medios de producción y sus redes sociales de reciprocidad, se ven impelidas a buscar un trabajo asalariado (empleo), que les proporcione recursos monetarios para adquirir en el mercado las mercancías que satisfarán sus necesidades. La ruina de l@s pequeñ@s agricultor@s es la base para "liberar" del atraso rural a millones de personas. Esta modernización les desarraiga de su territorio, de su medio de producción, de sus redes de pertenencia social y de su cultura, exponiéndoles "libres" y vulnerables al mercado de trabajo y de consumo en manos de las grandes empresas.

L a mercantilización de los alimentos a nivel mundial ha demostrado su incapacidad para proteger el derecho fundamental a la alimentación. Su despliegue aumenta la inseguridad alimentaria. Este modelo alimentario se desentiende, tanto de las necesidades sociales y ecológicas, como de sus consecuencias actuales y futuras. En abierta oposición a los derechos de la población (campesina o consumidora) a una alimentación suficiente, saludable y nutritiva, a una vida digna en su propia tierra y a su cultura tradicional, este negocio alimentario sólo se preocupa de no interrumpir el ciclo de producción y circulación de las mercancías, para que no cese la producción de plusvalor, subordinando los tiempos de la naturaleza, el patrimonio común biogenético, los procesos ecológicos, el principio de precaución, los derechos humanos (derecho a la vida), y en particular, la seguridad y soberanía alimentarias.

 

Seguridad Alimentaria

Los seres humanos, precisan alimentos nutritivos, saludables y en una cantidad adecuada para asegurar su desarrollo como organismo vivo y las condiciones de reproducción como especie. La salud individual y colectiva, presente y futura, depende de la alimentación. Un ser vivo bien alimentado está menos expuesto a enfermedades o tienen consecuencias menores. Disponer de alimentos nutritivos en cantidad y calidad suficiente (seguridad alimentaria) es una necesidad para el desarrollo integral de la persona pero también un derecho humano prioritario. La inseguridad alimentaria es la causa de la peor de las exclusiones: el hambre y la muerte por enfermedades evitables. Una sociedad que se considera a sí misma civilizada, debería garantizar la seguridad alimentaria. Sin embargo, la enorme creación de riqueza tiene como condición el aumento del hambre, la pobreza y la exclusión. No se producen los alimentos necesarios para alimentar adecuadamente a las personas cercanas, sino para que las grandes empresas obtengan beneficios en el mercado mundial. La inseguridad alimentaria es la carencia de seguridad alimentaria y tiene dos manifestaciones principales: la escasez y baja calidad de los alimentos y la insalubridad de los alimentos con sus riesgos sobre salud y reproducción. Cada vez es más frecuente encontrar alimentos inseguros desde el punto de vista nutricional.

Hambre y comida basura son los dos polos de la inseguridad alimentaria global, consecuencia del aumento de la riqueza material, pero también de la pobreza. En su dimensión cuantitativa, la inseguridad alimentaria es un déficit en el acceso a la cantidad de recursos alimentarios imprescindibles. Este déficit supone hambre, desnutrición, enfermedades carenciales y muerte en los países empobrecidos. Hay 842 millones de personas hambrientas y el 20 % de la población mundial tiene subnutrición crónica (no recibe diariamente o en periodos prolongados o críticos de su desarrollo, alimentación suficiente y nutritiva peligrando su vida, su salud y su desarrollo físico e intelectual). En su dimensión cualitativa, la inseguridad alimentaria es el déficit de calidad y seguridad de los alimentos. Su manifestación principal es obesidad, malnutrición y enfermedades derivadas de hábitos de alimentación inadecuados, tanto por exceso de grasas, sal y azúcar refinada, como por déficit de frutas, verduras y cereales integrales. Analizados los factores desencadenantes, es la segunda causa de muerte en los países ricos. Este tipo de inseguridad, se extiende como una epidemia en países los ricos: 1000 millones de personas con sobrepeso y el doble de personas obesas en la última década. La inseguridad alimentaria cualitativa se debe principalmente a un exceso de alimentación y al desequilibrio (exceso o defecto) de los nutrientes. Pero también procede de la contaminación de los alimentos por salmonelas, plaguicidas empleados en los cultivos, productos tóxicos o mala conservación, producidos por la industrialización de la agricultura y las industrias de transformación de los alimentos. Para conocer las causas de la inseguridad alimentaria es preciso evaluar el modelo de producción, distribución y consumo a escala planetaria.

Causas de la inseguridad alimentaria

 

La inseguridad alimentaria, producto de la globalización alimentaria, presenta muchas formas: a) desnutrición, obesidad y enfermedades achacables a la alimentación; b) medicalización por falta de alimentos o por exceso; c) despoblamiento en el campo y hacinamiento en las ciudades; d) desarraigo, emigración, exclusión y nueva esclavitud laboral en países del centro y de la periferia; e) destrucción ecológica, pérdida de suelo fértil y de biodiversidad agrícola, catástrofes "naturales" recurrentes, contaminación de aguas, suelos y atmósfera; f) intoxicación y envenenamiento de especies, enfermedades y trastornos hormonales derivados del uso de pesticidas; g) riesgo de epidemias humanas activadas por la transferencia genética de enfermedades animales (gripe del pollo); h) riesgos de difícil evaluación futura por el uso imparable de OMGs [1] .

En el contexto de la producción industrial para el mercado global, son factores relevantes de la inseguridad alimentaria: 1) Los nuevos "ingredientes": dioxinas en los pollos, virus de la gripe en las aves, priones locos en las vacas, antibióticos para el engorde, transgénicos. 2) Las condiciones de producción en el campo y en las industrias de transformación: se fuerza a la naturaleza, mediante la intensificación de los cultivos y la ganadería, y se fuerza a las personas que trabajan, mediante las condiciones de esclavitud en muchas explotaciones y la precariedad en las industrias de transformación. 3) Las formas de distribución y consumo: concentración de empresas transnacionales que controlan la totalidad del ciclo producción-distribución-consumo; competitividad entre agricultor@s y rebaja constante de los costes de producción; predominio de grandes superficies que ofertan gran variedad de alimentos importados a bajo coste y que emplean a jóvenes mediante contratos basura; proliferación de restaurantes de comida rápida, tiendas de todo a 100; generalización de hábitos alimentarios basados en el exceso de carnes, sal y azúcar y el déficit de frutas, verduras y cereales integrales.

La forma de producción-distribución-consumo de alimentos, organizada sobre la base de la competitividad y la obtención de beneficios y su extensión mediante el comercio global, es la causa de la inseguridad alimentaria. La liberalización del comercio no proporciona seguridad alimentaria, ni desarrollo rural a los países pobres y tampoco ofrece seguridad alimentaria a los consumidores de los países industrializados.

El Foro Mundial sobre Soberanía Alimentaria de La Habana, en el que se dieron cita organizaciones campesinas, indígenas, de pescadores, ONGs, colectivos sociales, académicos e investigadores de 60 países, responsabilizó a las políticas neoliberales de las últimas dos décadas y a las políticas económicas, agrícolas, pesqueras y comerciales impuestas por el Banco Mundial de "profundizar la brecha entre los países ricos y los pobres y dentro de cada uno de ellos, y agravar las condiciones de acceso a una nutrición sana y suficiente".

En su declaración final se señalaban las ideas sobre las que se legitima el modelo alimentario actual:

1) La creencia de que "la sustentabilidad de los sistemas alimentarios es una cuestión meramente técnica y no política", frente a la evidencia de que es la "lógica de la ganancia la que genera la insostenibilidad de los sistemas alimentarios, al sobrepasar los límites a la producción permitidos por la naturaleza".

2) La concepción neoliberal de las "ventajas comparativas" que provoca el desmantelamiento de la producción doméstica y del comercio local.

3) Considerar que las "agriculturas campesinas, indígenas y la pesca artesanal son ineficientes e incapaces de responder a las necesidades crecientes de alimentos", es el argumento técnico para "imponer una agricultura y pesca industrial intensivas de gran escala".

4) Afirmar que "la población rural es excesiva en comparación con su aporte al producto interior bruto", es el argumento para "expulsar a dicha población de sus tierras y privatizar los recursos naturales" a pesar de lo insostenible del modelo urbano.

5) El único patrón alimentario defendido como "viable, apropiado y correcto en un mundo global", supone un verdadero "imperialismo alimentario que atenta contra la diversidad de las tradiciones alimentarias y sus identidades culturales y étnicas"

Las consecuencias políticas señaladas por el Foro de la Habana apuntan a la inseguridad alimentaria. El resultado es "el aumento de la deuda externa de los países empobrecidos, la desruralización forzada y genocida, en el caso de algunas culturas campesinas e indígenas y el aumento de la pobreza, miseria y exclusión de los sectores populares del sur, pero también del norte" [2] .

¿Cómo promover la seguridad alimentaria?

En la búsqueda de la seguridad alimentaria también caben muchas dimensiones: 1) poner los medios para garantizar el acceso a los alimentos suficientes y nutritivos para toda la población de un territorio; 2) tener en cuenta sus necesidades, pero también su cultura; 3) favorecer la autonomía y autorregulación; 4) hacerlo sin menoscabo de la seguridad alimentaria de otro territorio o pueblo; 5) estar preparados para promover estrategias solidarias entre los pueblos, en caso de catástrofes, guerras o acontecimientos imprevistos; 6) hacerlo de forma que se garantice el mantenimiento y acceso a los recursos naturales y culturales protegiéndoles de tal modo que las generaciones futuras pueden disfrutar de seguridad alimentaria.

No basta con denunciar la responsabilidad de gobiernos y multinacionales en la producción, distribución y consumo global de alimentos. Una dimensión de la globalización alimentaria es la producción a gran escala, pero la otra es la distribución y el consumo. La primera la deciden los consejos de administración y sus políticos jornaleros, pero la segunda, más allá de un nivel de subsistencia digna, depende de los deseos y los hábitos de la población.

Las estrategias en defensa de la seguridad alimentaria desde dentro de la lógica del mercado global, acaban formando parte del problema. Como consumidor@s tenemos una clara responsabilidad porque, si una dimensión de la globalización alimentaria es la producción a gran escala, la otra es la distribución y el consumo. La "modernización" capitalista de la agricultura y la alimentación para el mercado global no son una alternativa para el hambre y la comida basura porque son su causa. Luchar contra la inseguridad alimentaria es también oponerse a la contaminación y destrucción ecológicas y a la pérdida de autonomía de los pueblos para proteger sus recursos naturales.

Soberanía Alimentaria

La soberanía alimentaria es la condición para la seguridad alimentaria en su doble condición de cantidad suficiente y calidad de los alimentos, manteniendo el control de los recursos agrogenéticos, asociado al conocimiento apropiado de su manejo. La soberanía alimentaria como derecho ciudadano es la autodeterminación de los pueblos para ejercer su derecho a la alimentación desde sus propios medios ecológicos, sociales, culturales y económicos.

Para la FAO (Food and Agriculture Organization-Organización Mundial para la Alimentación) ha desaparecido la soberanía alimentaria como requisito previo a la seguridad alimentaria. La FAO entiende la seguridad alimentaria en términos globales y meramente cuantitativos (cantidad total de alimentos), homogeneizando culturas y criterios productivos y sobre la base de un mercado a escala planetaria. Por el contrario, para las Comunidades campesinas, soberanía alimentaria es el derecho de cada nación y cada identidad cultural, para mantener y desarrollar su propia capacidad para producir los alimentos básicos de sus pueblos, respetando la diversidad productiva y cultural.

La Vía Campesina (organización mundial de sindicatos de campesin@s creada en 1993), acuña el término de soberanía alimentaria, como estrategia frente al concepto degradado de la seguridad alimentaria propiciada por la FAO. Ante la Cumbre Mundial de la Alimentación de 1996, defiende la unidad entre seguridad y soberanía alimentaria y la fundamenta en la necesidad de desarrollar alianzas con la población consumidora, desvelar la violencia de la globalización alimentaria sobre la población campesina y romper la fragmentación de las personas: no sólo somos agricultor@s y consumidor@s, somos ciudadan@s.

Mercado global y dependencia alimentaria

La OMC (Organización Mundial de Comercio) considera la liberalización del comercio como la vía para el desarrollo de los países pobres, la seguridad alimentaria de sus poblaciones y para alcanzar el nivel de consumo medio de los países desarrollados. Por el contrario, el comercio global genera una dependencia cada vez mayor del mercado y el incremento de la desigualdad preexistente entre países ricos y pobres, abocando a estos últimos a no poder alimentar a su población con sus propios recursos.

Cuando la agricultura industrial se extiende, necesita competir en el mercado mundial. A mediados de 1970, l a FAO promovió su introducción en los países empobrecidos. La llamada "revolución verde" [3] se presentó como la mejor forma de abastecer de alimentos a una población creciente. La ONU dió su apoyo a l a revolución verde en la I Cumbre Mundial de la Alimentación (1974) "para acabar con el hambre en el mundo en una década". El resultado fue todo lo contrario. Además de crecer el hambre, la agricultura industrial arrasó las distintas agriculturas y ecologías existentes en el planeta, produjo una mayor dependencia económica, tecnológica y alimentaria de los países pobres respecto a los ricos y propició el aumento de la deuda externa. Para pagar los intereses de la deuda, estos países se vieron obligados a producir cultivos de exportación para el mercado internacional y a importar los alimentos básicos y más baratos para su población. La revolución verde consiguió el desarrollo del mercado mundial de alimentos, a costa de la soberanía y la seguridad alimentarias de miles de millones de personas en el mundo.

La dependencia alimentaria de los países poco desarrollados no se debe tanto a las subvenciones que reciben los agricultores de los países ricos como a un modelo de agricultura y alimentación industrializada y productivista, orientada a la exportación. Al pedir la eliminación de esas subvenciones, los países pobres no ponen en cuestión su participación en el mismo modelo alimentario. Dicho modelo es causante, en los países ricos de la inseguridad alimentaria por "comida basura". Pero, en los países pobres, es causante de los monocultivos para la exportación, responsables del hambre, el subdesarrollo y la dependencia. Lo que podrán conseguir los países pobres y, especialmente, los llamados "emergentes" con una mayor penetración en el mercado es, tan sólo, que sus propios capitales puedan competir en los mercados internacionales desde una posición más favorable, a costa incluso, de la seguridad alimentaria de su propia población, de la expulsión del agro de sus propios campesinos, y del hambre y la muerte de sus propios niñ@s, como ocurre en Argentina con el "milagro" de la soja transgénica. La participación de los países más débiles en los mercados internacionales es a costa de su producción tradicional, su comercio local, sus recursos naturales y su soberanía alimentaria.

Soberanía contra inseguridad y dependencia alimentaria

La "soberanía alimentaria en el mercado global" es una proposición irracional de los "alterglobalizadores". La soberanía alimentaria requiere condiciones específicas: A) una producción y distribución alimentaria orientadas al consumo local y no a los mercados internacionales. B) una agricultura basada en el "principio de precaución" [4] , fundamento de la seguridad alimentaria. C) unas políticas alimentarias que garanticen el derecho fundamental a una alimentación sana, suficiente, asequible para tod@s y respetuosa con la naturaleza, el patrimonio biogenético y la vida digna en el campo.

Los factores de competitividad e industrialización que rigen la producción de alimentos exigen contrapesos políticos y culturales. El rechazo social a las políticas de producción de alimentos para el mercado global y a los políticos que las impulsan, requieren la información y la sensibilización de amplios sectores sociales.

Quienes, desde el campo y la ciudad, queremos crear las condiciones para recuperar la autonomía de los pueblos y su derecho a la alimentación debemos asumir nuestra responsabilidad frente a la forma actual de alimentación y promover una alianza estratégica entre productor@s del campo y consumidor@s de las ciudades. La seguridad alimentaria no sólo se basa en la propia necesidad de comer alimentos sanos y en la capacidad para organizar su producción, distribución y consumo, sino sobre todo, en el dialogo con las necesidades de tod@s en múltiples direcciones: campo-ciudad; campesin@s-consumidor@s; autócton@s-inmigrantes; Sur-Norte; naturaleza-especie humana, etc. [5]

Pilar G.



[1] OMGs: Organismos Modificados Genéticamente.

[2] Declaración Final del Foro Mundial sobre Soberanía Alimentaria, La Habana, Cuba, 7 de septiembre del 2001.

[3] La Revolución verde defiende la industrialización de la agricultura tanto en la aplicación de las técnicas y métodos de ésta como en la implantación de lógica del beneficio en la producción de alimentos.

[4] Principio de precaución: supone que la utilización de cualquier tecnología o la autorización de cualquier producto alimentario, acrediten debidamente que no constituyen ningún riesgo, presente o futuro.

[5] Galindo, P. et al. 2006. Agroecología y consumo responsable. Teoría y práctica. Ed. Kehaceres. Madrid. Pág. 17-25.



--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

jueves, 20 de noviembre de 2008

Prohibir publicidad de comida rápida reduciría obesidad infantil

Prohibir publicidad de comida rápida reduciría obesidad infantil

jueves 20 de noviembre de 2008
 

WASHINGTON (Reuters) - Prohibir la publicidad de comida rápida en televisión en Estados Unidos podría disminuir un 18 por ciento la cantidad de niños con sobrepeso, informaron investigadores.

Pero el equipo de la Oficina Nacional de Investigación Económica estadounidense cuestionó si sería práctico imponer ese tipo de regulación oficial, que sólo existe en Suecia, Noruega y Finlandia.

"Sabemos desde hace un tiempo que la obesidad infantil ha invadido nuestra cultura, pero se han realizado pocas investigaciones empíricas que identifiquen a la publicidad televisiva como una posible causa", indicó la economista Shin-Yi Chou, de la Lehigh University en Pennsylvania.

"Quizás, esta línea de investigación pueda conducir a un debate serio sobre el tipo de políticas que pueden disminuir la epidemia de obesidad en Estados Unidos", agregó la experta.

Para el estudio, financiado en parte por el Gobierno federal, Chou y sus colegas emplearon datos de casi 13.000 niños que participaron del Sondeo Longitudinal Nacional sobre Niñez y Juventud en 1979 y en 1997, ambos lanzados por el Departamento de Empleo de Estados Unidos.

"La medición de publicidad utilizada es la cantidad de horas de mensajes publicitarios televisivos sobre restaurantes de comida rápida que se veían por semana", escribió el equipo en Journal of Law and Economics.

"Nuestros resultados indican que una prohibición de esas publicidades reduciría en una población determinada un 18 por ciento el número de chicos de entre 3 y 11 años con sobrepeso y un 14 por ciento la cantidad de adolescentes de 12 a 18 años con exceso de peso", añadieron los autores.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos estiman que el 13,9 por ciento de los niños de 2 a 5 años tienen sobrepeso, al igual que el 18,8 por ciento de los de 6 a 11 años y el 17 por ciento de aquellos de entre 12 y 19 años.

Los porcentajes han estado aumentando continuamente.

Mirar televisión también es un factor conocido de aumento de las tasas de obesidad, ya sea porque los chicos ejercitan menos o porque puede interferir con el sueño.

El Instituto de Medicina estadounidense informó en el 2006 que existía evidencia convincente que vinculaba la publicidad sobre alimentos en televisión con el aumento de la obesidad infantil.

Un estudio sugirió que los niños veían un promedio de 20.000 comerciales televisivos por año en la década de 1970, lo que aumentó a 30.000 en los diez años siguientes y trepó a más de 40.000 a fines de los 90.

(Reporte de Maggie Fox; Editada en español por Ana Laura Mitidieri)



--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

lunes, 17 de noviembre de 2008

Solicita SSA mayores impuestos a alimentos chatarra

Solicita SSA mayores impuestos a alimentos chatarra
Por: Notimex | Nacional
Viernes 14 de Noviembre de 2008 | Hora de publicación: 1
El secretario de Salud, José Ángel Córdova Villalobos, propuso que las empresas dedicadas a la producción de alimentos chatarra paguen mayores impuestos, toda vez que representan un factor para el crecimiento de la diabetes.

Ante representantes de 14 países latinoamericanos y 22 entidades mexicanas indicó que pese a que esta industria paga impuestos y genera un importante número de empleos, ésto no compensa el daño que generan a la salud de los mexicanos.

El titular de la Secretaría de Salud (SSA) explicó que los niños mexicanos son víctimas del bombardeo televisivo con mensajes que promueven el consumo de alimentos con bajo valor nutritivo y calculó que al año reciben en promedio 20 mil mensajes de este tipo.

Córdova Villalobos consideró que estas campañas publicitarias tienen impacto directo en los hábitos alimenticios de la sociedad, que a su vez son una de las principales causas del grave problema de salud pública que representa la diabetes en México y América Latina.

Al participar en la clausura de los trabajos conmemorativos del día mundial de la diabetes en Latinoamérica, dijo que durante el referido seminario se intercambiaron experiencias y puntos de vista sobre este mal.

El funcionario precisó que el padecimiento en cuestión se presenta con características muy similares en las sociedades latinoamericanas y por ello también se puede combatir con programas parecidos.

En el acto participaron representantes de 14 países de la región, directivos de organizaciones mundiales y regionales de salud y representantes del Sector Salud de 22 entidades de la República mexicana.

Todos ellos intervinieron en mesas de trabajo, paneles y conferencias en las que se analizó a nivel regional el problema de la diabetes.

El secretario de Salud señaló que es urgente fortalecer las campañas de comunicación e información sobre la realidad de esta enfermedad, pues advirtió que la responsabilidad de prevenir enfermedades no es exclusiva de los estados o de los gobiernos.

un diagnóstico de diabetes "no es un dictamen de condena para el paciente pero sí es un referente para tomar acciones de prevención y cuidado que permitan a las personas una mejor calidad de vida", sentenció.


--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

lunes, 27 de octubre de 2008

Cereales para niños: “bombardeo” publicitario de un producto no tan saludable

Cereales para niños:

Cereales para niños: "bombardeo" publicitario de un producto no tan saludable

La OCU denuncia la composición poco equilibrada y la publicidad demasiado agresiva de un producto típicamente infantil: los cereales de desayuno. Y además se hace eco de una campaña internacional, alentada por la OMS, para acabar con esos abusos que fomentan malos hábitos alimentarios.

Madrid, 29 de septiembre de 2008. La OCU, junto a otras 220 organizaciones de consumidores que forman parte de Consumers Internacional (CI), se ha sumado a la campaña de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para crear un código de comercialización internacional de alimentos para niños. La recomendación de la OMS es que cada uno de los Gobiernos aplique este código a través de su legislación nacional. Además, la OCU, junto con el resto de países miembros de CI, ha realizado un estudio de uno de los alimentos para niños de mayor difusión mundial: los cereales. Una de las conclusiones más importantes es que los cereales para niños tienen exceso de azúcar. Los resultados íntegros de este estudio se publican en la revista OCU-Compra Maestra del mes de octubre.

La OCU ha analizado 10 productos internacionales (de Kellogg's y Nestle) para hacer la comparación entre países, más 11 productos con mucha presencia en el mercado español (Weetabix, Pascual y 9 marcas blancas o de distribución). La característica principal de todos los productos analizados es el exceso de azúcar. Casi todos sobrepasan con creces el límite aceptable. Otro punto negativo es que la presencia de fibra es escasa. Es una lástima que la mayoría de los cereales se elaboren con harinas refinadas. Sin embargo, los niveles de sal y grasa no son excesivos, salvo algún producto en concreto.

La OCU también ha observado la información nutricional que facilitan las diferentes marcas. El listado de ingredientes es correcto, sin embargo sólo en la mitad de los productos se informa del contenido de grasa, azúcar y sal por ración. Muchos menos facilitan información sobre el contenido de proteínas y fibra, por ración infantil. Lamentablemente sólo una marca da consejos de vida saludable.

Las marcas de cereales utilizan regalos y juegos para hacerlos más atractivos. Los personajes de dibujos animados son una referencia constante en los envases de todos los productos analizados. En 16 de ellos se incluía algún tipo de regalo. Además de este gancho, la publicidad es otro recurso muy utilizado. La OCU ha contabilizado 168 anuncios de cereales para niños en una semana, en las 6 principales cadenas de ámbito nacional. La hora más cargada de anuncios de cereales para niños es entre las 9 y 10 de la mañana. Los fines de semana es cuando más anuncios de este tipo se emiten, 39 el sábado y 36 el domingo: un auténtico ensañamiento.

La OCU considera que es fundamental inculcar buenos hábitos en la infancia, responsabilidad ésta de las familias, escuelas, instituciones y fabricantes y publicistas. Todos ellos tienen el reto de conseguir que los niños lleven un estilo de vida saludable, con una alimentación equilibrada y la práctica de ejercicio físico. La OCU ha dado traslado de los resultados del análisis a la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) y al Instituto Nacional de Consumo (INC).

Además, la OCU se une a la petición de la OMS para que España aplique el código de Consumers International de comercialización internacional de alimentos para niños, cuyos objetivos son:

  • Prohibir la emisión de anuncios de alimentos poco saludables entre las 6 de la mañana y las 21 horas en radio y televisión.
  • No promocionar alimentos poco saludables utilizando los nuevos medios de comunicación.
  • No promocionar alimentos poco saludables en las escuelas.
  • No incluir regalos, juguetes o artículos coleccionables que inciten a los niños a comer alimentos no saludables.
  • No permitir el uso de personajes famosos, dibujos animados, concursos o regalos en la comercialización de alimentos poco saludables.

Más información sobre la campaña en www.ocu.org. Las personas interesadas podrán adherirse a la campaña de junkfoodgeneration.org

Para más información Eva Jiménez Tfno.: 91 722 60 61 (sólo para los medios de comunicación) - ejimenez@ocu.org



--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

sábado, 25 de octubre de 2008

Consumen mexicanos 160 litros de refresco al año / México en el segundo lugar mundial en obesidad

Consumen mexicanos 160 litros de refresco al año
La directora de Area de Nutrición del Centro de Orientación Alimentaria, señaló que lo anterior, aunado a los malos hábitos alimenticios y el sedentarismo, colocan a México en el segundo lugar mundial en obesidad



Notimex

Monterrey Sábado 25 de octubre de 2008

El consumo de refrescos por año en México asciende en promedio a 160 litros por persona, equivalentes a la acumulación de casi nueve kilogramos de sobrepeso, reveló la especialista en orientación alimentaria, Julieta Ponce Sánchez.

La directora de Area de Nutrición del Centro de Orientación Alimentaria, señaló que lo anterior, aunado a los malos hábitos alimenticios y el sedentarismo, colocan a México en el segundo lugar mundial en obesidad.

"México es uno de los primeros consumidores de refresco, 160 litros de refresco por persona, que representan más de 64 mil calorías y si lo transformamos en grasa van a ser cerca de nueve kilogramos más de grasa al año", expuso.

Esto es "un consumo exagerado de bebidas azucaradas", por lo que instó a tomar medidas dietéticas, "sin olvidar que la única y la más importante meta que tenemos con el niño con sobrepeso y obesidad, es privilegiar el crecimiento".

En segundo término, explicó, es necesario controlar los indicadores bioquímicos relacionados con muestras de sangre, glucosa, colesterol, triglicéridos, insulina o lo que el médico indique.

"Hay que medir los azúcares, evitar refrescos y jugos, controlar el tamaño de la fruta, conocer el plato del bien comer, integrar más colores en los platos de los niños, a través de verduras y frutas, México tiene 360 variedades y se consumen sólo el ocho por ciento, no es posible eso", expresó.

El ejercicio debe ser parte de este esquema de combate al sobrepeso y la obesidad, remarcó la nutrióloga que diseña y dirige programas de educación en temas relacionados a la nutrición, diabetes, sobrepeso y obesidad, el mercado de los alimentos y las tendencias en preferencias saludables del consumidor.

Ponce Sánchez recordó que México tiene un 24.4 por ciento de su población con problemas de obesidad, tan sólo abajo de Estados Unidos, cuyo porcentaje es de 30.9.

"El sobrepeso y la obesidad no es una enfermedad que se cura, esa es la mala noticia, es una enfermedad crónico degenerativa incurable", enfatizó.

"Lo que sí podemos hacer es la modificación de conductas que no nos van a llevar un mes, ni dos, nos pueden llevar muchos años, pero los equipos multidisciplinarios los estamos desperdiciando, necesitamos medir fuerzas con las opciones de la industria alimentaria", indicó.

Por su parte, el profesor en Nutrición en la Facultad de Medicina de la Universidad de Monterrey, Diego Benavides Hernández, señaló que los costos médicos para la atención de un paciente obeso de 30 años de edad equivalen a los de un no obeso de 50 años.

Alertó sobre la caída en el porcentaje de infantes que practican actividades físicas durante los últimos años, principalmente en las ciudades, donde se invierte menos tiempo en labores al aire libre.

Precisó que un 50 por ciento de los niños obesos hasta los seis años siguen con esa condición en la edad adulta, mientras que en el segmento entre 10 y 14 el porcentaje es de 80.



--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

Humor organico

Detener el aumento de las enfermedades crónicas

Detener el aumento de las enfermedades crónicas
La epidemia de todos

por Víctor Hugo Durán

Se creía que las patologías crónicas eran "enfermedades de los ricos", pero ya no es así. Los países en desarrollo están padeciendo un aumento repentino de muertes y enfermedades debidas al cáncer, las cardiopatías, los accidentes cerebrovasculares y la diabetes.

La buena noticia es que casi todo esto puede evitarse.

VIDEO COMIDA CHATARRA