LA BASURA QUE COMEMOS

LA BASURA QUE COMEMOS

LA BASURA QUE COMEMOS / COMIDA BASURA: LA PLAGA DE LOS ALIMENTOS PROCESADOS

viernes, 18 de enero de 2008

DOGMAS CHATARRA

DOGMAS CHATARRA
Victor M. Peñaherrera

La 'comida chatarra' puede llenar el estómago y paliar el hambre, pero no ofrece los nutrientes que requiere cada persona para su normal funcionamiento.

La buena alimentación es variada y deja en libertad a cada organismo para que absorba lo conveniente para favorecer su equilibrio funcional.

Con los dogmas sucede algo similar. Si se introducen en el intelecto dogmas 'chatarra', éstos llenan la mente, pero no la nutren y la conducen a deformaciones graves, sin que la persona tenga conciencia de ello, como sucede generalmente con los obesos o los anoréxicos.

Los dogmas 'chatarra' afectaron en el siglo pasado a más de la mitad de la población mundial, que fue sometida a las injusticias del abuso del poder, a la pérdida de su libertad y de sus derechos. La caída del muro de Berlín en 1989 arrancó la máscara que tapó las miserias que sufrían esos pueblos sometidos, en las repúblicas socialistas y populares de Europa y Asia, que no han dudado en cerrar tan triste capítulo, legalizando con toda fuerza la libertad y la propiedad privada, bases de la democracia efectiva, del  progreso y el bienestar comunitario. 

Montecristi, rebosante de individuos engreídos con los plenos poderes, concentra muchas mentes atestadas de dogmas chatarra. Esos intelectos, obesos o anoréxicos muy probablemente carecen del elemental equilibrio que ha permitido a la especie humana el razonamiento, base de la convivencia social. Es oportuno recalcar  que la fuerza bruta sólo se impone por corto tiempo. Lo duradero se consigue al amparo de la Ley, con la persuasión razonada. 


AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado Saldana
Fundador y presidente.
Publicar un comentario

Humor organico

Detener el aumento de las enfermedades crónicas

Detener el aumento de las enfermedades crónicas
La epidemia de todos

por Víctor Hugo Durán

Se creía que las patologías crónicas eran "enfermedades de los ricos", pero ya no es así. Los países en desarrollo están padeciendo un aumento repentino de muertes y enfermedades debidas al cáncer, las cardiopatías, los accidentes cerebrovasculares y la diabetes.

La buena noticia es que casi todo esto puede evitarse.

VIDEO COMIDA CHATARRA