LA BASURA QUE COMEMOS

LA BASURA QUE COMEMOS

LA BASURA QUE COMEMOS / COMIDA BASURA: LA PLAGA DE LOS ALIMENTOS PROCESADOS

sábado, 24 de mayo de 2008

Enfoque de la industria sobre comida chatarra no resuelve fenómeno de la obesidad

Organizaciones de consumidores y expertos en salud proponen un código internacional sobre comercialización de productos alimenticios en la Asamblea Mundial de la Salud

Enfoque de la industria sobre comida chatarra no resuelve fenómeno de la obesidad

Consumers International (CI) está llamando a los gobiernos que asisten a la Asamblea Mundial de la Salud (AMS) en Ginebra esta semana para que escuchen las preocupaciones públicas a nivel mundial en este sentido y tomen la iniciativa en la regulación de la publicidad de alimentos insanos dirigida a la población infantil.

El llamado sigue a una investigación que muestra que, en promedio, dos tercios (66%) de las personas encuestadas en Europa y Estados Unidos quieren que su gobierno tome más medidas en relación con la obesidad infantil. La encuesta también revela que los consumidores tienen poca fe en los esfuerzos realizados por la industria de alimentos y bebidas: el 62 por ciento dice que las empresas no están haciendo lo suficiente para limitar la comercialización de alimentos poco saludables hacia niños y niñas.  CI está exigiendo a los gobiernos que usen la AMS para establecer un marco internacional para la comercialización de alimentos a la población infantil. A pesar que las recientes declaraciones de Coca-Cola y Pepsi son un paso en la dirección correcta, esto no es suficiente. Emily Robinson, encargada de Campañas en Consumers International, dijo: "CI es crítica acerca del carácter voluntario y el alcance limitado de las actuales propuestas de la industria. No sólo grandes multinacionales de alimentos como McDonalds, KFC y Danone parecen estar ausentes de los más recientes gestos de la industria, sino que tememos que este enfoque sea confuso para los consumidores y no dará paso a los cambios que ellos demandan. "  

CI, junto con expertos en salud de la International Obesity Task Force (IOTF), publicó un Código Internacional de Comercialización de Alimentos y Bebidas no Alcohólicas a Niños y Niñas a comienzos de este año. CI está pidiendo a los gobiernos examinar este código en la AMS como parte de la la estrategia para combatir la obesidad y las enfermedades relacionadas con la dieta de la Organización Mundial de la Salud (OMS). El código de CI va más allá de la posición de la industria y llama a prohibir toda comercialización de comida y bebidas chatarra a menores de 16 años. Esto incluye:

  • Prohibir la transmisión de anuncios que promueven alimentos insanos por radio o televisión entre las 6 AM y las 9 PM,
  • No permitir el uso de personajes famosos, dibujos animados, concursos o regalos para vender o publicitar alimentos poco saludables, y
  • Hacer un seguimiento y aplicar las regulaciones a través de los organismos gubernamentales.

"Necesitamos acordar restricciones globales, aplicadas a través de regulaciones, si hemos de hacer frente a la comercialización de alimentos poco saludables para los niños. Los consumidores lo quieren; la industria lo necesita, y ahora es el momento para que los gobiernos tomen la iniciativa", comentó Robinson.


--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

Enfoque de la industria sobre comida chatarra no resuelve fenómeno de la obesidad

Organizaciones de consumidores y expertos en salud proponen un código internacional sobre comercialización de productos alimenticios en la Asamblea Mundial de la Salud

Enfoque de la industria sobre comida chatarra no resuelve fenómeno de la obesidad

Consumers International (CI) está llamando a los gobiernos que asisten a la Asamblea Mundial de la Salud (AMS) en Ginebra esta semana para que escuchen las preocupaciones públicas a nivel mundial en este sentido y tomen la iniciativa en la regulación de la publicidad de alimentos insanos dirigida a la población infantil.

El llamado sigue a una investigación que muestra que, en promedio, dos tercios (66%) de las personas encuestadas en Europa y Estados Unidos quieren que su gobierno tome más medidas en relación con la obesidad infantil. La encuesta también revela que los consumidores tienen poca fe en los esfuerzos realizados por la industria de alimentos y bebidas: el 62 por ciento dice que las empresas no están haciendo lo suficiente para limitar la comercialización de alimentos poco saludables hacia niños y niñas.  CI está exigiendo a los gobiernos que usen la AMS para establecer un marco internacional para la comercialización de alimentos a la población infantil. A pesar que las recientes declaraciones de Coca-Cola y Pepsi son un paso en la dirección correcta, esto no es suficiente. Emily Robinson, encargada de Campañas en Consumers International, dijo: "CI es crítica acerca del carácter voluntario y el alcance limitado de las actuales propuestas de la industria. No sólo grandes multinacionales de alimentos como McDonalds, KFC y Danone parecen estar ausentes de los más recientes gestos de la industria, sino que tememos que este enfoque sea confuso para los consumidores y no dará paso a los cambios que ellos demandan. "  

CI, junto con expertos en salud de la International Obesity Task Force (IOTF), publicó un Código Internacional de Comercialización de Alimentos y Bebidas no Alcohólicas a Niños y Niñas a comienzos de este año. CI está pidiendo a los gobiernos examinar este código en la AMS como parte de la la estrategia para combatir la obesidad y las enfermedades relacionadas con la dieta de la Organización Mundial de la Salud (OMS). El código de CI va más allá de la posición de la industria y llama a prohibir toda comercialización de comida y bebidas chatarra a menores de 16 años. Esto incluye:

  • Prohibir la transmisión de anuncios que promueven alimentos insanos por radio o televisión entre las 6 AM y las 9 PM,
  • No permitir el uso de personajes famosos, dibujos animados, concursos o regalos para vender o publicitar alimentos poco saludables, y
  • Hacer un seguimiento y aplicar las regulaciones a través de los organismos gubernamentales.

"Necesitamos acordar restricciones globales, aplicadas a través de regulaciones, si hemos de hacer frente a la comercialización de alimentos poco saludables para los niños. Los consumidores lo quieren; la industria lo necesita, y ahora es el momento para que los gobiernos tomen la iniciativa", comentó Robinson.


--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

jueves, 22 de mayo de 2008

Realizan estudio de obesidad en escuelas primarias

Realizan estudio de obesidad en escuelas primarias PDF Imprimir E-mail
Escrito por Redacción ElGolfo.Info/Carolina Miranda   
Jueves, 22 de Mayo de 2008
Para atender y combatir el problema de sobre peso que tienen los niños en escuelas primarias, el Gobierno del Estado realiza un estudio para conocer los índices de obesidad, informó la Subsecretaria de Educación Básica, Xochitl Adela Osorio Martínez.
Dijo que la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV) recibe el apoyo de la Universidad Veracruzana (UV) y el Consejo Veracruzano de Ciencia y Tecnología  (Covecyt) para realizar el diagnostico de obesidad infantil.

Precisó que a finales de este mes, el titular de la SEV, Víctor Arredondo Álvarez, recibirá los primeros resultados de esta investigación que se práctica en las escuelas públicas de nivel primaria.

"Es un trabajo que tiene más de dos años, lo estamos haciendo con la UV y Covecyt y un avance de los resultados se lo entregarán al Secretario de Educación este fin de mes", confirmó.

Entrevistada en el Teatro del Estado, donde el gobernador develó la placa de la sala grande que lleva el nombre de Emilio Carballido, la funcionaria estatal señaló que como parte de la investigación aplican encuestas a los alumnos, maestros y padres de familia, además de que le toman la talla y peso a los menores de edad.

"Ha sido un trabajo progresivo, a donde tenemos que hacer participar a los padres de familia, a las escuelas y buscar productos  sanos", indicó y agregó que también analizan los productos que se venden dentro de los centros escolares.


--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

Retiran comida chatarra de escuelas veracruzanas

Retiran comida chatarra de escuelas veracruzanas

Las autoridades buscan combatir la obesidad infantil en Veracruz. Foto: Diario de Xalapa
Diario de Xalapa
22 de mayo de 2008

Naldy Rodríguez / Diario de Xalapa

Xalapa, Veracruz.- El 50 por ciento de los productos chatarra que se vendía en las escuelas primarias y secundarias fueron retirados de forma definitiva, como una medida para reducir el problema de obesidad infantil en Veracruz.

La subsecretaria de Educación Básica Xóchitl Adela Osorio Martínez informó que en el Estado de Veracruz hay 9 mil primarias y 3 mil secundarias que participan en esta medida, al ofertar a los niños productos saludables.

"Escuelas primarias y secundarias han retirado un 50 por ciento de productos chatarra de la venta en las escuelas, venimos trabajando desde hace tiempo", destacó.

De forma paralela, dijo que el Gobierno del Estado realiza un estudio en escuelas públicas de nivel primario para diagnosticar a los alumnos que padezcan obesidad.

Destacó que este estudio, que tiene la finalidad de atender y combatir el problema de sobrepeso en los niños veracruzanos, se realiza desde hace dos años y los primeros resultados serán presentados a finales de este mes.

"Ha sido un trabajo progresivo, en el que tenemos que hacer que participen los padres de familia, las escuelas y buscar productos sanos, es un trabajo integral", indicó.

Como parte de la evaluación que realizan para conocer el problema de obesidad en la población infantil, comentó que aplican encuestas a los padres de familia, maestros y a los propios alumnos para conocer los hábitos alimenticios que tienen.

Entrevistada en el Teatro del Estado, donde el gobernador develó la placa de la sala grande que lleva el nombre de Emilio Carballido, precisó que también toman la talla y el peso a los alumnos de primaria.

"Se tomó la talla, el peso, se aplicó una encuesta al padre de familia, al niño, al maestro, se levantó una investigación presencial en las escuelas, pero es un trabajo que tiene más de dos años", confirmó.

Osorio Martínez informó que el diagnóstico de obesidad en las escuelas lo practica la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV), la Universidad Veracruzana (UV) y el Consejo Veracruzano de Ciencia y Tecnología (Covecyt).

Dijo tener conocimiento de que el titular de la SEV Víctor Arredondo Alvarez recibirá los resultados de la primera etapa de la investigación en los próximos días.

"Es un trabajo que tiene más de dos años, lo estamos haciendo con la UV y Covecyt y un avance de los resultados se lo entregarán al secretario de Educación este fin de mes", confirmó.


--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

martes, 13 de mayo de 2008

Venderán "alimentos inteligentes" en escuelas en Veracruz

Venderán "alimentos inteligentes" en escuelas en Veracruz

Combatir la obesidad, el objetivo de la SEV. Foto: Diario de Xalapa
Busca la SEV elimina la comida chatarra
Diario de Xalapa
9 de mayo de 2008

Edgar Reyes / Diario de Xalapa

Xalapa, Veracruz.- Con la finalidad de cambiar los hábitos alimenticios de niños en las escuelas de educación básica, que generalmente consumen comida chatarra, la Secretaría de Educación de forma conjunta con la Facultad de Nutrición de la Universidad Veracruzana (UV) y el Consejo Veracruzano de Ciencia y Tecnología (Covecyt) trabajan en un proyecto para introducir alimentos inteligentes en estos centros educativos.

Uno de los coordinadores de este novedoso proyecto, Andrés Gorra, quien es integrante del Consejo de Ciencia y Tecnología, explicó que la problemática de niños obesos y con enfermedades en las escuelas primarias, se genera en parte por la comida rápida con altos contenidos de grasas que consumen en estos sitios educativos.

Es por ello que uno de los objetivos principales de introducir alimentos saludables o como se les llama inteligentes en las cooperativas de las escuelas, es para brindar un sano crecimiento y alargar la calidad de vida.

Andrés Gorra declaró que ahora estas dependencias educativas se han sumado para trabajar en un mismo fin: introducir al mercado estas alternativas de alimentación. "Se pretende informar a los productores de alimentos alternos como son mazapanes, galletas de trigo, pan integral, mermelada, agua de zarzaparrilla, jamaica entre otros que pueden explotar un nuevo mercado potencial que existe al interior de las escuelas", dijo.

Asimismo el integrante del Covecyt declaró: "Esperamos que los empresarios vean este proyecto como una importante oportunidad para mejorar la calidad de vida de los niños, pero de igual forma que se den cuenta que pueden crear negocios de gran relevancia que les pueden dejar frutos económicos".

Y es que Andrés Gorra reconoció que cambiar la comida chatarra en los recreos por alimentos inteligentes, además de ser una tarea de cultura, se necesita del apoyo de los productores de estos comestibles para que se vayan integrando en algunas escuelas de la capital.

"Sabemos que no es un reto fácil hacer que las madres den comida saludable a los hijos, ya que por las prisas de la vida actual, están acostumbradas a preparar o ni eso a comprar comida rápida que deja pocos beneficios a sus hijos".

Esto lo dio a conocer el integrante del Covecyt al brindar una conferencia informativa de este proyecto a productores de alimentos saludables en el hotel Xalapa, donde explicó la importancia de cuidar los alimentos que consumen las nuevas generaciones.


--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

Congreso del Estado de Nuevo León, exhortó a la Secretaría de Educación apara que retire la venta de alimentos “chatarra” de las escuelas y los cambie por productos sanos

Congreso del Estado de Nuevo León, exhortó a la Secretaría de Educación apara que retire la venta de alimentos "chatarra" de las escuelas y los cambie por productos sanos

Piden eliminar comida chatarra en las escuelas
Por: Rubén Fuentes García, Lunes, 12 de Mayo de 2008
Hay que inculcar mejores hábitos alimenticios.

El Congreso del Estado exhortó a la Secretaría de Educación apara que retire la venta de alimentos "chatarra" de las escuelas y los cambie por productos sanos.

La Comisión de Educación, Cultura y Deportes aprobó por unanimidad enviar un el documento al secretario de educación estatal, Reyes Tamez Guerra para que implemente programas de alimentación sana en las escuelas, donde se sustituyan los productos considerados "chatarra" por alimentos de alto valor nutricional.

Los integrantes de la comisión, que encabeza la diputada del Partido Nueva Alianza, Blanca Nelly Sandoval Adame, avalaron que se implemente este tipo de programas a la dependencia que encabeza Reyes Tamez Guerra, tendientes a que en las tiendas de los planteles se vendan alimentos lácteos, jugos naturales y frutas de la región.

"El medio escolar resulta oportuno para despertar en los niños la promoción de una alimentación sana, ya que es el lugar donde pasan un número considerado de horas, por lo que debiera implementarse una estrategia para combatir los malos hábitos alimenticios", establece el cuerpo del dictamen.

El pasado 29 de febrero del 2008, la propuesta del legislador José Cesáreo Gutiérrez Elizondo, del grupo legislativo del PAN, fue turnada a la Comisión de Educación, Cultura y Deporte para su estudio y dictamen; el proyecto de dictamen deberá ser sometido a aprobación del Pleno de los 42 Diputados en los próximos días.

"La Secretaría de Educación ya había implementado un programa, pero el promovente comenta que todavía en algunas escuelas se mueve la comida chatarra, y dentro de este exhorto se le invita a que puedan venderse alimentos en las escuelas con alto valor nutricional", señaló.

El resto de los integrantes de la Comisión son los diputados Gamaliel Valdez, Aurora Cavazos Cavazos, Gilberto Treviño, Ángel Valle, Javier Ponce, Francisco González, José Manuel Guajardo y Fernando Larrazábal.


--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

domingo, 11 de mayo de 2008

Consumidores contra la comida chatarra en Buenos Aires, Argentina

Consumidores contra la comida chatarra



  



Una iniciativa destinada a proteger la salud alimentaria de los chicos.




SAN MARTÍN-BUENOS AIRES, Mayo 09 (Agencia NOVA) Como parte de una campaña internacional de esclarecimiento y difusión acerca de los daños causados por la llamada comida chatarra en los niños, la Unión de Usuarios y Consumidores realizará en el Partido de San Martín la 1ª Jornada contra la obesidad infantil (comida chatarra), denominda "Los niños/as eligen su almuerzo". La cita será este sábado, a las 10.30, en La Paz 650 de Villa Ballester, partido de San Martín.

 

"Las grandes empresas productoras de comida chatarra gastan 13 mil millones de dólares en publicidad y ello pareciera ser la principal causa de la existencia de 177 millones de niños con sobrepeso y obesidad", informaron los organizadores.

 

En igual sentido, explicitaron que "en esos avisos recurren a personajes de dibujos animados, o conocidas 'celebridades', para llamar la atención de los pequeños consumidores".

 

En este marco, es importante destacar que la coalición de organizaciones de consumidores y expertos en obesidad están llamando a adoptar el código internacional sobre publicidad de alimentos y bebidas no alcohólicas a los niños, para que sea adoptado por los gobiernos nacionales, como parte de la estrategia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para hacer frente a la obesidad y a las enfermedades relacionadas con la dieta.

 

"Las organizaciones de consumidores han emprendido una campaña activa de difusión para que los gobiernos miembros de la OMS acepten las recomendaciones del código cuando la organización emprenda sus consultas sobre las propuestas que cubren la comercialización de alimentos a los niños", se añadió.

 

Así, se explicó que "un código internacional sería un elemento vital de una estrategia más amplia para prevenir enfermedades no transmisibles (tales como enfermedades cardiovasculares, cáncer, accidentes cerebro-vasculares y diabetes) y para implementar la estrategia mundial sobre régimen alimentario, actividad física y salud".

 

"Para eso -se agregó- la 60ª asamblea mundial de la salud da el marco propicio para promover una comercialización de alimentos dirigida a los niños, proponiendo y apoyando el desarrollo de un 'código internacional de comercialización más responsables de alimentos dirigida a los niños' como parte de un plan de acción de la OMS para la prevención y control de enfermedades no transmisibles".

 

Este trabajo debe basarse en los siguientes principios:

 

  • Restringir la promoción de alimentos de alto contenido energético y pobres en micronutrientes.

 

  • Promover mensajes positivos sobre alimentación saludable

 

  • Abordar todas las formas de promoción de alimentos dirigida a los niños.

El código, que se enfoca en la comercialización de alimentos energéticos, pobres en nutrientes, alimentarios, altos en grasa, azúcar y sal, demanda:

 

  • Prohibir la publicidad de alimentos no saludables entre las 6 y las 21 horas en radio y televisión.

 

  • Prohibir la publicidad de alimentos no saludables a través de los nuevos medios (como sitios en la web, sitios de redes sociales y mensajes de texto)

 

  • Prohibir la publicidad de alimentos no saludables en las escuelas.

 

  • Prohibir la inclusión de regalos gratis, juguetes o ítems coleccionables que atraigan a los niños y niñas a alimentos no saludables.

 

  • No utilizar a celebridades, personajes de dibujos animados, concursos o regalos en la comercialización de alimentos no saludables.

 

El código se lanzó globalmente el 15 de marzo pasado, para marcar el día internacional de los derechos del consumidor. Más de 50 organizaciones nacionales de consumidores desarrollaron actividades de campaña, denunciando el daño que ocasiona la promoción de comida chatarra y para ungir a los gobiernos a apoyar el código anticipándose a la realización de la asamblea de la salud en mayo próximo (Agencia NOVA)



--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

viernes, 9 de mayo de 2008

Crecen las enfermedades de adultos entre escolares, debido al consumo de productos chatarra

Crecen las enfermedades de adultos entre escolares

Anuncian programa que busca revertir el incremento de obesidad y sobrepeso entre la población infantil del país, problema que crece cada día

Martha Oliva Hernández

Miércoles 30 de abril de 2008

Entre 20% y 25% de la población escolar urbana padece obesidad y sobrepeso, cifra que va en ascenso, señala el doctor Abelardo Ávila Curiel, investigador titular de la dirección de Nutrición del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán (INNSZ).

Por su parte, el Instituto Nacional de Pediatría dio a conocer que en este sector de la población se han incrementado enfermedades que hasta hace algunos años eran consideradas de adultos, como la diabetes mellitus tipo 2.

"La alimentación de los niños es poco recomendable, basada en el consumo de productos llamados coloquialmente chatarra, promovidos por la publicidad, los cuales están produciendo un número elevado de padecimientos", apuntó Ávila Curiel en el marco de la presentación del programa Alimentarnos para Vivir Mejor, implementado por el INNSZ, Save the Children en nuestro país y Kraft Foods México.

El objetivo del programa es fomentar estilos de vida saludables en niños de educación preescolar para generar cambios de actitud con respecto al cuidado de la salud, mediante una alimentación adecuada, un plan de actividad física e higiene personal, señala Sonia Bozzi, directora de Asuntos Corporativos y Gobierno de México y Latinoamérica Kraft Foods.

La población objetivo son los niños de cero a seis años que son atendidos en los centros de atención infantil de Save the Children.

El plan está encaminado a brindar información a los padres de familia, a los educadoras comunitarias y al mismo niño.

El programa arrancó en los 120 centros comunitarios de desarrollo infantil que se encuentran en la ciudad de México y su área metropolitana y ahí fue en donde se concentró el proceso para elaborar tres manuales, subraya Bozzi.

Los compendios son sobre un Estilos de vida saludable, un Recetario de servicio de alimentación comunitaria, de autoría técnica del INCMNSZ y el de Niños y niñas en movimiento, avalado por la Conade.

Las publicaciones ya han sido evaluadas por la Secretaría de Educación Pública y se encuentran en plan piloto en dos centros de atención infantil.

Se tiraron mil manuales en la primera impresión, con lo que se cubrieron todos los centros comunitarios de México y en DF se entregaron 600 a la SEP.

En total y a dos años de creado el programa se han atendido 10 mil niños a nivel nacional, 500 educadoras comunitarias de 120 centros comunitarios, 60 promotores comunitarios de México y mil 200 padres y madres de familia.

El especialista aseveró que el alto consumo de harinas y azúcares refinados, así como las grasas de origen animal y trans constituyen factores determinantes en el incremento del sobrepeso y la obesidad.

Puntualizó que los alimentos no deben contener ácidos grasos trans, los cuales constituyen entre 10% y 15% de las causas de enfermedades como diabetes e hipertensión.

Y comentó que, de igual forma, se ha visto un aumento en padecimientos asociados al estilo de vida como los tumores del tubo digestivo; "ahora es más frecuente que se padezca un hepatocalcinoma por cirrosis debido a la acumulación de grasa en el hígado".



--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

Atribuye a la industria de bebidas azucaradas y golosinas los altos índices de obesidad infantil

Se lanza la Ssa contra la publicidad chatarra

Laura Toribio

Atribuye a la industria de bebidas azucaradas y golosinas los altos índices de obesidad infantil

Las campañas publicitarias de la industria de los alimentos que promueven la venta de productos chatarra son en gran parte culpables de la obesidad y desnutrición que ataca a los niños mexicanos.

Y es que éstas, son poco éticas, pero muy eficientes; basta ver que incluso antes de aprender a hablar, hay niños que ya piden una bebida endulzada en su biberón, advirtió el doctor Abelardo Ávila Curiel, investigador del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán.

El especialista señaló que en nuestro país, la mayoría de las empresas carecen de un código de ética y autorregulación, por lo que hacen publicidad dirigida a niños manipulando su fantasía e induciéndolos a hábitos de consumo inadecuados.

Comentó que en México las personas consumen 500 kilocalorías provenientes de bebidas azucaradas, lo cual equivaldría a "radiaciones letales" para un niño.

"Tenemos que mencionar el gravísimo problema de obesidad que tenemos en el país y del cual apenas estamos recibiendo las primeras colitas de un tsunami que va a causar gravísimos daños a la salud; buena parte el problema de la obesidad y desnutrición deriva de las campañas que inducen desde las etapas más tempranas a niños a consumir lo que llamamos alimentos chatarra", insistió.

En este sentido se refirió a la responsabilidad de las empresas de la industria alimentaria, que consideró deben convertirse en un valuarte de la salud y no en un agente de enfermedad para los niños.

Abundó en que no será con frases ingenuas como "Consuma frutas y verduras" que se va a enfrentar la enfermedad, sino con el fomento de estilos de vida saludables.

La organización Save the Children, en conjunto con el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán de la Secretaría de Salud, dieron a conocer el programa "Alimentarnos para vivir Mejor", cuyo objetivo es generar cambios en la actitud de los niños en educación preescolar respecto al cuidado de su salud a través de una alimentación adecuada, actividad física e higiene personal.

Con la cooperación de diversos expertos en la materia de nutrición se desarrollaron tres manuales que conforman el programa.

El Manual de uso de estilos de vida saludable ofrece conocimientos básicos a las educadores, los padres de familia, y las cocineras para dar alimentos adecuados y balanceados a los niños y niñas.

El Recetario de servicios de alimentación comunitaria se refiere a las prácticas de higiene y propone menús avalados por el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán.

Y el Manual de niños y niñas en movimiento, revisado por la Comisión de Cultura Física y Deporte (Conade), propone una gama de actividades físicas para que los niños las realicen junto con sus padres.

El material pretende fomentar hábitos saludables en padres de familia, maestros y niños a fin de combatir el problema de la obesidad.

La Secretaría de Educación Pública se encargará de repartir 600 ejemplares entre los niños y niñas de educación preescolar. Este programa que arrancó en el 2006 ha beneficiado a 10 mil niños y niñas, 560 educadoras comunitarias y mil 200 padres de familia.

Atribuye a la industria de bebidas azucaradas y golosinas los altos índices de obesidad infantil

Las campañas publicitarias de la industria de los alimentos que promueven la venta de productos chatarra son en gran parte culpables de la obesidad y desnutrición que ataca a los niños mexicanos.

Y es que éstas, son poco éticas, pero muy eficientes; basta ver que incluso antes de aprender a hablar, hay niños que ya piden una bebida endulzada en su biberón, advirtió el doctor Abelardo Ávila Curiel, investigador del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán.

El especialista señaló que en nuestro país, la mayoría de las empresas carecen de un código de ética y autorregulación, por lo que hacen publicidad dirigida a niños manipulando su fantasía e induciéndolos a hábitos de consumo inadecuados.

Comentó que en México las personas consumen 500 kilocalorías provenientes de bebidas azucaradas, lo cual equivaldría a "radiaciones letales" para un niño.

"Tenemos que mencionar el gravísimo problema de obesidad que tenemos en el país y del cual apenas estamos recibiendo las primeras colitas de un tsunami que va a causar gravísimos daños a la salud; buena parte el problema de la obesidad y desnutrición deriva de las campañas que inducen desde las etapas más tempranas a niños a consumir lo que llamamos alimentos chatarra", insistió.

En este sentido se refirió a la responsabilidad de las empresas de la industria alimentaria, que consideró deben convertirse en un valuarte de la salud y no en un agente de enfermedad para los niños.

Abundó en que no será con frases ingenuas como "Consuma frutas y verduras" que se va a enfrentar la enfermedad, sino con el fomento de estilos de vida saludables.

La organización Save the Children, en conjunto con el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán de la Secretaría de Salud, dieron a conocer el programa "Alimentarnos para vivir Mejor", cuyo objetivo es generar cambios en la actitud de los niños en educación preescolar respecto al cuidado de su salud a través de una alimentación adecuada, actividad física e higiene personal.


Con la cooperación de diversos expertos en la materia de nutrición se desarrollaron tres manuales que conforman el programa.

El Manual de uso de estilos de vida saludable ofrece conocimientos básicos a las educadores, los padres de familia, y las cocineras para dar alimentos adecuados y balanceados a los niños y niñas.

El Recetario de servicios de alimentación comunitaria se refiere a las prácticas de higiene y propone menús avalados por el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán.

Y el Manual de niños y niñas en movimiento, revisado por la Comisión de Cultura Física y Deporte (Conade), propone una gama de actividades físicas para que los niños las realicen junto con sus padres.

El material pretende fomentar hábitos saludables en padres de familia, maestros y niños a fin de combatir el problema de la obesidad.

La Secretaría de Educación Pública se encargará de repartir 600 ejemplares entre los niños y niñas de educación preescolar. Este programa que arrancó en el 2006 ha beneficiado a 10 mil niños y niñas, 560 educadoras comunitarias y mil 200 padres de familia.


--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

"No hay relación entre Sabritas y obesidad" / La empresa no colocará advertencias a sus productos

"No hay relación entre Sabritas y obesidad" / La empresa no colocará advertencias a sus productos

MEXICO (El Universal).- Pedro Padierna Bartning, presidente de PepsiCo Región Sabritas, dijo que no colocarán etiquetas en sus productos que adviertan sobre efectos de obesidad al ser consumidos, "porque no existe una relación entre la obesidad y el consumo de nuestros productos"''.

"No podemos aceptar ninguna etiqueta (que diga que nuestros productos generan obesidad), porque todos los productos que vendemos son productos de origen natural", dijo.

La declaración se da dentro del proceso que encabeza la Secretaría de Salud (SSA) para reducir calorías en bebidas carbonatadas y no carbonatadas, así como reducir grasas en diferentes productos alimenticios de venta a los consumidores.

El Universal informó en días pasados que actualmente se integran las mesas de trabajo entre las autoridades de salud y el sector industrial para acordar una posible Norma Oficial Mexicana. Por la parte empresarial, las negociaciones las encabeza el Consejo Mexicano de la Industria de Productos de Consumo (ConMéxico), y por la parte pública se involucra la SSA y la Cofepris.

Padierna informó que, sin que sea necesaria una regulación, el portafolio de Sabritas ya incluye productos que tienen menos grasa. "Por ejemplo, Sabritas Light que es un producto que tiene 25% menos grasa, tenemos otros productos que son horneados, donde el porcentaje de grasa es mínimo, solamente para darle un poco de palatibilidad, pero ya estamos trayendo productos, inclusive de origen, certificados naturales orgánicos"''.

"Nosotros pensamos que esta es una problemática nacional que tiene varios orígenes, que atañen no solamente al tema de alimentos, sino también al tema de activación física, entonces hemos entrado en diálogos con las autoridades, con el Congreso precisamente, para buscar soluciones integrales"'', dijo Padierna.

En tanto, Sabritas y la Confederación Nacional de Productores de Papa de México (Conpapa) firmaron un acuerdo para garantizar el abasto del tubérculo a la empresa, bajo el compromiso de que Sabritas apoye el desarrollo de los productores en México.

El convenio que se celebra en el "Año Internacional de la Papa"'', decretado por la ONU, servirá impulsar la capacitación y el uso de la tecnología entre los productores.

Sabritas es el principal consumidor de papa industrializada en México con un consumo anual de 230 mil toneladas anuales, es decir, el 22% de la producción de papa en México es para Sabritas.


--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

miércoles, 7 de mayo de 2008

La grelina regula el apetito y nuestra reacción ante la comida

La grelina regula el apetito y nuestra reacción ante la comida

Hormona nos hace adictos a comer

Al inyectarse la sustancia, el cerebro reacciona como si tuviera hambre. Cuando sus niveles son altos, la persona ve los alimentos como más llamativos.
 
Un platillo antojable... sobre todo cuando la grelina hace que luzca mejor.



7-Mayo-08


Si usted acaba de comer, la imagen de esta página no le dirá nada. Pero si no ha probado bocado en horas, la imagen le parecerá muy apetitosa. Se le hará agua la boca y su cerebro lanzará un mensaje urgente: ¡a comer!

Detrás de este fenómeno hay una hormona llamada grelina implicada en la regulación del apetito. Ahora se sabe que esta hormona hace que si tiene hambre, al ver comida su cerebro reaccione casi igual a como lo hace un drogadicto. En otras palabras, podría decirse que el hambre es una adicción a la comida.

Detrás de esta sugerencia está un estudio publicado en la edición del 7 de mayo de Cell Metabolism, cuyo autor principal es Alain Dagher, del Instituto Neurológico de Montreal, adscrito a la Universidad McGill.

En esencia, el estudio evaluó en vivo la respuesta cerebral de varios sujetos a imágenes de comida, en condiciones normales y tras la infusión de pequeñas dosis de grelina, y encontró que los centros de recompensa implicados en la adicción al alcohol y a las drogas responden más intensamente tras una dosis de grelina.

La idea convencional es que el apetito es controlado por dos mecanismos distintos. La alimentación homeostática es controlada por hormonas como la grelina, que actúan sobre el cerebro para decirle cuándo debe comer; este sistema buscaría mantener constante el peso corporal. El segundo sistema alimentario, el llamado hedonista o no homeostático, es activado por pistas visuales u olfativas: el consumo se dispara cuando se ven o se huelen manjares; el cuerpo quiere comer algo porque se ve bien o porque se imagina el placer implicado en la ingestión.

El estudio de Dagher y colaboradores, dijo la Universidad McGill, "demuestra que ambas conductas de consumo alimenticio están interconectadas, y que un actor clave en su regulación es la hormona estomacal grelina".

Según el neurólogo, si uno va de compras al supermercado con el estómago vacío, "tiende a comprar más alimentos y productos con más calorías. La razón es que el cerebro ve a la comida más apetitosa, en gran parte debido a la acción de la grelina en el cerebro".

Los científicos saben hace tiempo que la grelina participa en la regulación del apetito. La hormona es fabricada en el estómago, y sus concentraciones están ligadas a la comida: cuando uno come, sus niveles bajan al mínimo. Luego empiezan a crecer y alcanzan su máximo antes de cada alimento.

La grelina "es el estimulante del apetito más poderoso que se ha encontrado jamás", dijo Dagher a New Scientist. Si a una persona se le inyecta grelina, corre a la mesa a ponerse un atracón.

La grelina le dice al cuerpo que es hora de comer, y se lo dice con mucho énfasis. Esto seguramente tuvo gran valor en gran parte de la historia evolutiva del hombre, cuando la comida escaseaba y era importante acumular calorías. Pero hoy señales así de fuertes amenazan con transformar a la humanidad en una especie adicta a la comida.

"Algunos objetan al uso de la palabra adicción en este contexto, porque necesitamos la comida para sobrevivir", apuntó el científico. "No obstante, podemos decir que las zonas del cerebro que son blanco de las drogas adictivas son las mismas que están implicadas en la regulación del comportamiento alimenticio".

Dagher sugiere investigar la obesidad como un desorden cerebral, aplicando a la investigación los mismos métodos que se usan para estudiar las adicciones.

Su equipo reclutó a voluntarios y los conectó a un equipo de resonancia magnética funcional que estudió su cerebro en acción mientras veían fotos de comida y de paisajes. Luego se inyectó una pequeña dosis de grelina a 12 sujetos y se repitió el proceso, mostrándoles imágenes de pizzas, hamburguesas y otros alimentos tentadores.

Tras recibir la hormona, los cerebros de los voluntarios respondieron como los de adictos en busca de droga: se encendieron las zonas del cerebro asociadas a la recompensa y la motivación, las mismas zonas que se activan en la drogadicción: la amígdala, la ínsula, la corteza orbitofrontal, el estriatum.

Según McGill, el estudio consolida la noción "de que la obesidad debe comprenderse como una enfermedad cerebral, y de que el hambre debe también ser vista como una especie de adicción a los alimentos".

Una idea así podría servir, dijo Dagher, para formular nuevas políticas públicas. Así podría limitarse la comida chatarra en escuelas o prohibirse los anuncios de estos alimentos a niños.



CONEXIÓN SISTÉMICA. La grelina ayuda a mantener el equilibrio corporal induciendo el consumo de alimentos. Pero también estimula al sistema hedonista, fomentando el deseo de comer ante estímulos visuales. Conecta así lo que se ve como dos sistemas diferentes.




- Claves

Cambio de humor

• Hoy día, varias farmacéuticas buscan algo que sirva para bloquear la grelina en el cerebro, con la idea de mitigar el hambre y combatir la obesidad.

• Pero Alain Dagher, neurólogo de la Universidad McGill de Canadá, no está seguro de que sea una buena idea, porque podrían tenerse efectos secundarios no deseados a nivel conducta.

• En particular, como todo está conectado a los sistemas cerebrales de recompensa, alterar los niveles de grelina podría causar cambios en el estado de ánimo y hasta depresión: delgados pero gruñones o suicidas. Uff.
  
 Monterrey • Horacio Salazar


--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

domingo, 4 de mayo de 2008

Piden prohibir en escuelas venta de refrescos y comida chatarra en Mexico

Piden prohibir en escuelas venta de refrescos y comida chatarra

El diputado federal Carlos Alberto Puente Salas resaltó que México ocupa el segundo lugar a nivel mundial en obesidad infantil, trastorno que afecta a 9.8 por ciento de ese sector de la población

Notimex
El Universal
Ciudad de México
Sábado 12 de abril de 2008

12:06 La diputación federal del PVEM propuso que se prohiba la venta de productos con alto contenido de azúcares refinados o artificiales en las cooperativas de las escuelas de nivel básico, ante el creciente problema de obesidad infantil.

En entrevista, el diputado federal Carlos Alberto Puente Salas, del Partido Verde Ecologista Mexicano (PVEM), resaltó que México ocupa el segundo lugar a nivel mundial en obesidad infantil, trastorno que afecta a 9.8 por ciento de ese sector de la población.

Señaló que por ello se propuso una iniciativa que reforma la Ley General de Educación, a fin de que la Secretaria de Educación Pública (SEP) emita circulares relativas al tipo de mercancía que se puede vender en cooperativas escolares.

El legislador expuso que el objetivo es controlar la higiene y el valor nutricional de los productos que se expenden, prohibiendo aquellos con alto contenido de azúcares refinados o artificiales.

Agregó que en la reforma se propone aplicar infracciones a quienes vendan bebidas carbonatadas en escuelas de nivel básico o permitan publicidad que aliente el consumo de alimentos y líquidos que no coadyuvan a una dieta balanceada.

Comentó que de acuerdo con el informe estadístico 2007 avalado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), México obtuvo una calificación de 7.6 en la proporción de niños menores de cinco años con sobrepeso.

Dicho documento también señala que este país es uno de los que más reportan gasto en salud y alto índice de alumnado en la educación básica.

Subrayó que las causas que provocan la obesidad de los niños apuntan a la necesidad de establecer mecanismos para extremar precauciones en los alimentos, así como vigilar la información que llega a los menores a través de los medios de comunicación.

Indicó que según las Encuestas de Ingreso-Gasto de los Hogares 2002 y 2004 del INEGI, el consumidor mexicano es el segundo más importante en el mundo de los refrescos, y cada familia gasta más de cinco mil pesos al año en el consumo de ese tipo de bebidas.

Puente Salas destacó que las investigaciones establecieron que los niveles de consumo por persona y familia van en detrimento de la salud y el bienestar, en virtud de que el consumo de refrescos desplaza la ingesta de agua natural y leche.

Comentó que a decir de algunos especialistas desde fines de 2006 México ocupa el segundo lugar del mundo en consumo per cápita de refrescos, pues cada habitante toma 24 litros más que hace tres años.



--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

sábado, 3 de mayo de 2008

Consecuencias del uso y abuso de la alta cocina

Gastronomía literaria para un Sant Jordi a la carta

El arte de la buena mesa (literaria) requiere de un sabio equilibrio entre la narrativa ligera de consumo rápido y la excesiva sofisticación libresca. tanto el 'fast food' literario como la 'nouvelle cuisine' de autor de culto producen indigestión si no se dosifican. aquí van diez modelos de menús literarios posibles para no acabar la diada como Pomponio Flato

Por: MATÍAS NÉSPOLO

Las consecuencias de la ingesta indiscriminada de comida chatarra son sobradamente conocidas a partir del escandaloso documental de Morgan Spurlock Super Size Me (2004). En cambio aún queda por dilucidar cuáles son las consecuencias del uso y abuso de la alta cocina. Con toda probabilidad el resultado sería el mismo. Quien se alimente a base de hamburguesas y chips puede que nada tenga que envidiarle a quien sólo lo haga de caviar y trufas. Aunque el desequilibrio nutricional lleve signo contrario, el descalabro es el mismo.

Sobrepeso o raquitismo son los extremos a los que se expone buena parte de la población mundial a causa de la pobreza y la falta de educación. De esa polarización de la alimentación mundial nos habla Raj Patel en su brillante ensayo Obesos y famélicos (Los libros del lince).

Pero como no sólo de pan vive el hombre, a la misma dicotomía se enfrenta el despistado que tome a la ligera los alimentos del espíritu. Por un fenómeno equivalente atraviesa el mundo del libro en la actualidad. La sobre oferta de literatura ligera de neto corte comercial y rápido consumo —al puro estilo del fast food— arrincona cada vez más a la menguante narrativa de marcadas pretensiones literarias hasta convertirla en selecto producto —con varias estrellas Michelin, pero escasa repercusión— para una minoría diletante.

Sin embargo, nuestro panorama editorial presenta otra vuelta de tuerca. A las predecibles grandes apuestas de Sant Jordi -cuya calidad literaria, en algunos casos puntuales, supera con creces la del best seller al uso- se suma una larga lista de delicatessen narrativas que, en algunos casos, han llegado a instalarse cómodamente en los rankings de ventas durante la última temporada.

El ejemplo paradigmático es Vida y destino (Círculo de Lectores / Galaxia Gutenberg), de Vasili Grossman; pero también puede destacarse el inusual tirón de ventas que ha tenido la edición castellana del pasado premio Goncourt, el caso del local Jonathan Littell con Las Benévolas (RBA). Y las fronteras entre las exquisiteces culinarias y la comida rápida ya no son tan claras. Para no mentar aquellas obras de tapeo y pica-pica literario o la gastronomía casera de cierta narrativa de género (como la policiaca), cuyos méritos rivalizan en calidad con los de reconocidos chef literarios como Quim Monzó y sus Mil cretins (Quaderns Crema). Un caso de fragmentario e innovador aperitivo narrativo que supera todas las expectativas es la segunda entrega del arriesgado experimento Nocilla de Agustín Fernández Mallo con Nocilla Experience (Alfaguara). Y la tradicional cocina casera de la novela negra no se queda atrás con títulos como Nido vacío (Planeta), de Alicia Giménez Bartlett, o las premiadas Una novela de barrio (RBA) y Retrato de familia con muerta (Roca editorial), de Francisco González Ledesma y Raúl Argemí, respectivamente.

A todo esto el dragón que con celo ocultó Carlos Ruiz Zafón bajo la manga hasta casi las vísperas de Sant Jordi se lleva todos los números de las quinielas para convertirse en el libro del día. No en vano El juego del ángel (Planeta) salió a la calle hace exactamente una semana con la cifra récord de un millón de ejemplares de tirada para todo el mundo hispano. Pero la oferta de fast food narrativo no acaba allí porque Un mundo sin fin (Plaza & Janés) de Ken Follett, La Bodega (Roca Editorial), Te daré la tierra (Plaza & Janés) de Chufo Lloréns e incluso la séptima entrega del aprendiz de mago, Harry Potter y las reliquias de la muerte (Salamandra) de la archimillonaria J. K. Rowling, siguen en carrera.

Puede que el lector sibarita desdeñe las calorías de semejantes platos populares y en cambio se decante por sofisticadas creaciones culinarias ilustradas como El aliento del cielo (La poesía, señor hidalgo...) de Carson McCullers o Bartleby, el escribiente (Nórdica Libros) de Melville. O bien, ya puesto, opte por verdaderas rarezas decadentes y exquisitas como De la elegancia mientras se duerme (Impedimenta) del Vizconde de Lascano Tegui. Pero en todo caso, el riesgo de indigestión es el mismo, porque la oferta de alta cocina literaria es igualmente desproporcionada para esta diada.

Habida cuenta del riesgo digestivo, nos tomamos el trabajo de balancear la dieta de ese lector despistado y seleccionamos lo mejor (y peor) de cada tradición culinaria para ofrecer diez modelos de menús literarios posibles. Desde las Delicatessen y la Nouvelle Cuisine o la Escudella Catalana, la Cocina Extranjera, el Fast Food, el menú Hispánico, el Take Away, el Tecnoemocional y, por supuesto, el Infantil, sin olvidarnos de las Sobras. Para aquel lector que no pueda reprimir su gula siempre le quedará la estrategia de Firmin (Seix Barral/Columna) —esa entrañable ratita de Sam Savage— y devorarlo todo, pero deberá tener en cuenta que el estómago humano no digiere la pulpa de papel.



--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

Comida chatarra

Comida chatarra

(In English: Junk Food)

En realidad, la comida chatarra no está hecha con chatarra. El término "comida chatarra" se usa para describir los alimentos con poca cantidad de los nutrientes que el cuerpo necesita y con un alto contenido de grasa, azúcar y sal, elementos que el cuerpo puede obtener en exceso con mucha facilidad. Las papas fritas, las golosinas y las bebidas con gas suelen considerarse comida chatarra. Si te gustan estos alimentos, la clave está en comer pequeñas porciones para lograr obtener los nutrientes que el cuerpo necesita diariamente.

http://www.kidshealth.com/kid/en_espanol/palabra/word_junk_food_esp.html


--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

viernes, 2 de mayo de 2008

Iniciativa para frenar obesidad infantil / Prohibir la venta de refrescos en cooperativas escolares

PVEM presentará iniciativa para frenar obesidad infantil

Prohibir la venta de refrescos en cooperativas escolares de planteles de educación básica y bachillerato, y obligar a las empresas que los producen a poner una leyenda que advierta de que sus productos provocan obesidad

Viernes 2 de mayo


El Financiero en línea

  • Ya afecta al 9.8% de la población
  • Somos el segundo lugar mundial

México, 2 de mayo.- La bancada del PVEM en San Lázaro presentó cuatro iniciativas que pretenden reducir la obesidad y el sobrepeso en los menores de cinco años, pues es un problema de salud pública que afecta a 9.8 por ciento de ese sector de la población.

El diputado Carlos Puente Salas comentó que México ocupa el segundo lugar mundial en casos de obesidad infantil, ocasionada fundamentalmente por malos hábitos alimenticios y el sedentarismo.

Según datos del Instituto Nacional de Salud Pública, más de 70 millones de mexicanos tienen problemas de sobrepeso y obesidad, de los que al menos nueve millones son niños y adolescentes, refirió el legislador del Partido Verde Ecologista de México (PVEM).

Precisó que en México al menos 20 por ciento delos infantes padece obesidad, es decir, que 20 de cada 100 tienen sobrepeso, cuyo origen tiene diversas causas, entre ellas metabólicas, psicológicas, genéticas, socioculturales, sedentarias, neuroendocrinas y de nutrición.

Una de las iniciativas sugiere prohibir la venta de refrescos en cooperativas escolares de planteles de educación básica y bachillerato, y obligar a las empresas que los producen a poner una leyenda que advierta de que sus productos provocan obesidad, expuso.

Asimismo, dijo, una adición a la Ley del Impuesto Especial Sobre Producción Servicios (IEPS) para aplicar una tasa de 25 por ciento a las bebidas carbonatadas promotoras y causantes de problemas asociados con el sobrepeso y la obesidad.

Otra propuesta es que las autoridades educativas, en coordinación con las dependencias y entidades correspondientes, establezcan valores nutricionales mínimos que deberán contener los alimentos que se vendan en las instituciones de educación básica y media superior.

Puente Salas sostuvo que la prohibición a vender refrescos en cooperativas escolares no mermará la actividad económica de la industria refresquera. (Con información de Notimex/RSC)


--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

Tasas de obesidad y diabetes mucho más altas en las comunidades donde existen muchos restaurantes de comida rápida y tiendas abiertas las 24 horas


Revela un estudio que las comunidades donde existen muchos restaurantes de comida rápida y tiendas abiertas las 24 horas, las tasas de obesidad y diabetes son mucho más altas

Dorsey Griffith/ "Sacramento Bee"
El Universal

Viernes 02 de mayo de 2008

Con frecuencia se dice: "eres lo que comes", pero investigaciones recientes sugieren que posiblemente el lugar donde se come también tiene mucho que ver.

Investigadores descubrieron que en las comunidades donde existen muchos restaurantes de comida rápida y tiendas abiertas las 24 horas, las tasas de obesidad y diabetes son mucho más altas que en áreas donde se tiene más acceso a mercados que venden frutas y vegetales frescos, así como restaurantes donde se venden comidas completas.

"Las implicaciones son realmente dramáticas", señaló Harold Goldstein, autor del estudio y director ejecutivo del Centro de California para la Defensa de la Salud Pública (CCPHA, por sus siglas en inglés). "Estamos viviendo en una jungla de comida chatarra, no deberían sorprendernos los altos índices de obesidad y diabetes".

El estudio complementa investigaciones dadas a conocer el año pasado en las que se descubrió que California tiene cuatro veces más restaurantes de comida rápida y tiendas que están abiertas las 24 horas que supermercados y lugares donde se venden alimentos frescos.

Para este nuevo proyecto, Goldstein se unió al CCPHA y a la organización PolicyLink para analizar la posible relación entre el tipo de alimentos que están al alcance de los californianos y la prevalencia de la obesidad y diabetes en sus comunidades.

El resultado: "Encontramos una fuerte relación", señaló Goldstein. "Esto es real tanto en comunidades con ingresos altos como bajos, independientemente de la raza, origen étnico, género o nivel de actividad física".

Para el estudio de 2007, investigadores utilizaron fuentes de información comercial y un sistema de software que maneja datos geográficos para construir un "índice del entorno de alimentos vendidos en cadenas minoristas", o RFEI (por sus siglas en inglés), al añadir el número de tiendas que están abiertas las 24 horas y restaurantes de comida rápida y dividir esa cantidad por el número de mercados o restaurantes donde se vende comida fresca.

El promedio RFEI para los adultos de California fue de 4.5, lo que significa que el adulto californiano promedio tiene cerca de cuatro veces más tiendas abiertas las 24 horas y restaurantes de comida rápida que mercados o restaurantes donde se vende comida completa. Los investigadores combinaron el RFEI con información sobre la salud de una muestra de 40 mil residentes de California.

"A cada uno de los encuestados le pedimos que dibujara un círculo alrededor de su casa y le preguntamos "¿cuál es tu entorno con respecto a las tiendas minoristas?", dijo Goldstein. Lo que encontraron fue que los adultos californianos que vivían en un área de muchas cadenas minoristas con un índice de cinco o más tienen 23% más prevalencia de diabetes y 20% más prevalencia de obesidad que los que viven en un entorno donde el RFEI fue de tres o menos.

La doctora Francine Kaufman, uno de los expertos en diabetes juvenil del país, dijo que esta investigación muestra que el estar saludable no tiene que ver sólo con una responsabilidad personal. Kaufman es partidaria de los programas que ayudan a los supermercados pequeños a comprar refrigeradores para que puedan vender productos frescos.

Por su parte, Goldstein hizo un llamado a adoptar políticas públicas que limiten el establecimiento de restaurantes de comida rápida. (Traducción: Gabriela Cornejo).


--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

Humor organico

Detener el aumento de las enfermedades crónicas

Detener el aumento de las enfermedades crónicas
La epidemia de todos

por Víctor Hugo Durán

Se creía que las patologías crónicas eran "enfermedades de los ricos", pero ya no es así. Los países en desarrollo están padeciendo un aumento repentino de muertes y enfermedades debidas al cáncer, las cardiopatías, los accidentes cerebrovasculares y la diabetes.

La buena noticia es que casi todo esto puede evitarse.

VIDEO COMIDA CHATARRA