LA BASURA QUE COMEMOS

LA BASURA QUE COMEMOS

LA BASURA QUE COMEMOS / COMIDA BASURA: LA PLAGA DE LOS ALIMENTOS PROCESADOS

miércoles, 4 de junio de 2008

Estudian correlación entre fast food y obesidad

Estudian correlación entre fast food y obesidad

Revelan investigaciones que la proliferación de restaurantes de comida rápida ha disparado los niveles de obesidad y diabetes en los adultos

EFE
El Universal

Miércoles 04 de junio de 2008

La proliferación de restaurantes de comida rápida en áreas residenciales del sur de California ha disparado los niveles de obesidad y diabetes en adultos, según un estudio publicado por el Centro para la Defensa de la Salud Pública.

El informe "Diseñado para la enfermedad: El vínculo entre los ambientes alimenticios locales y la obesidad y la diabetes" revela que los residentes de los condados San Bernardino, Stanislaus, Kern, Solano y Fresno, con gran porcentaje de latinos, están expuestos siete veces más a restaurantes de comida rápida que otros condados.

A nivel estatal el promedio de residentes expuestos a esta misma situación es 4.5 veces

"Aunque las comunidades de bajos recursos por lo regular son golpeadas con más fuerza por este fenómeno, la correlación de salud se observa en todas las regiones geográficas, niveles de ingreso y etnias", sostiene el análisis que contó con la colaboración del Centro de Investigaciones de Políticas de Salud de la Universidad de California en Los Ángeles y PolicyLink.

Para obtener estos resultados se combinaron la prevalencia de obesidad y diabetes de la Encuesta de Salud de California de 2005 con casi 40 mil personas que respondieron al Índice del Ambiente de las Tiendas de Comida (RFEI en inglés) .

El índice se calcula al dividir la cantidad de restaurantes de comida rápida y tiendas de conveniencia entre la cantidad de supermercados y tiendas de frutas y verduras cercanas a las casas.

"Las personas han adquirido el hábito de comer en esta jungla de comida chatarra", dijo a Efe Harold Goldstein, director ejecutivo del Centro para la Defensa de la Salud Pública.

"La comida que tenemos disponible ejerce influencia sobre las decisiones que tomemos y nos afectará la salud a corto y largo plazo" , agregó.

El experto en salud explicó que para hacer frente a esta situación, algunas ciudades como San Francisco y Nueva York han aprobado una ley que obliga a los restaurantes a colocar en lugares visibles el contenido calórico de su menú.

Se espera que gradualmente las autoridades de cada ciudad del estado vayan aprobando leyes similares, dijo Goldstein, quien como otros defensores de la salud pública cabildean en Sacramento para lograr que esta propuesta se convierta en ley estatal.

"Este sería un primer paso" , aseguró.

Los defensores de la salud pública también propusieron en el estudio que se promueva la apertura de tiendas de frutas y verduras en lugares estratégicos de las ciudades donde se ha detectado la proliferación de los restaurantes de comida rápida.

Ya en la ciudad de Baldwin Park, en el condado de Los Ángeles, se está experimentando con regulaciones en zonas residenciales donde se impedirá la instalación de restaurantes de comida rápida en menos de una milla a la redonda.

Los expertos también consideran que la educación es importante. Goldstein cree que al tener los locales de comida rápida los carteles con contenidos calóricos, las personas van a interesarse poco a poco en estudiar qué significan éstos y qué cantidad deben consumir.

"Debemos construir mejores comunidades y educarlas en cuanto al consumo de calorías" , afirmó.

Otro propósito de los defensores es influir en el cambio de las políticas públicas para que en las escuelas y centros comunitarios de los vecindarios de bajos recursos se implementen más medidas de alimentación sana combinada con ejercicios.

En California hay 14 mil 826 restaurantes de comida rápida y 6 mil 659 tiendas de conveniencia. En contraste, el estado tiene 3 mil 853 supermercados y mil 292 tiendas de frutas y verduras (incluidos mercados sobre ruedas) .

"Esto es alarmante en luz de la creciente epidemia de obesidad y diabetes, que anualmente cuesta a California 6 mil millones de dólares y 18 mil millones de dólares, respectivamente" , indica el estudio.



--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/
Publicar un comentario

Humor organico

Detener el aumento de las enfermedades crónicas

Detener el aumento de las enfermedades crónicas
La epidemia de todos

por Víctor Hugo Durán

Se creía que las patologías crónicas eran "enfermedades de los ricos", pero ya no es así. Los países en desarrollo están padeciendo un aumento repentino de muertes y enfermedades debidas al cáncer, las cardiopatías, los accidentes cerebrovasculares y la diabetes.

La buena noticia es que casi todo esto puede evitarse.

VIDEO COMIDA CHATARRA