LA BASURA QUE COMEMOS

LA BASURA QUE COMEMOS

LA BASURA QUE COMEMOS / COMIDA BASURA: LA PLAGA DE LOS ALIMENTOS PROCESADOS

miércoles, 30 de julio de 2008

Los Ángeles restringe los locales de comida basura en las zonas pobres

Los Ángeles restringe los locales de comida basura en las zonas pobres

  1. • El ayuntamiento prohíbe abrir nuevos restaurantes de 'fast food' en el área de South LA durante un año
 Arnold Schwarzenegger.
Arnold Schwarzenegger.
NOELIA SASTRE
NUEVA YORK

El Ayuntamiento de Los Ángeles se ha propuesto frenar la obesidad y cuidar los estómagos de la zona de South LA. El martes aprobó una moratoria que impedirá abrir nuevos locales de comida rápida durante un año, el tiempo que necesitarán las autoridades para atraer a nuevos restaurantes que aporten una carta más saludable a estas calles antes conocidas como South Central. La gigantesca zona de mayoría negra y latina --y hogar de míticas gangs (pandillas) desde los 70 como los Crips y La Mara 18, pero también de cineastas como John Singleton, deportistas como Venus y Serena Williams y raperos como Ice Cube, autor de la canción Cómo sobrevivir en South Central-- será la primera del país en aplicar esta saludable iniciativa.

"Nuestras comunidades tienen una gran escasez de comida de calidad", subrayó el martes el concejal Bernard Parks. Una afirmación que no secundan las cadenas de comida rápida, que aseguran que sus menús ya incluyen productos sanos. "No se trata de dónde comes, sino de lo que comes. Les propusimos trabajar en esto juntos, pero obviamente no están interesados", respondió Andrew Puzder, presidente de la cadena de hamburgueserías CKE.

Ante la negativa, la Asociación de Restaurantes de California --que últimamente va de disgusto en disgusto, pues el gobernador Arnold Schwarzenegger firmó el viernes una ley que prohibirá las grasas artificiales hidrogenadas a partir del 2010-- está considerando sus opciones legales para desafiar la ordenanza. Pero el ayuntamiento tiene algunos datos demoledores a su favor: según el Departamento de Salud, el 30% de los adultos en la deprimida South LA son obesos, frente al 14% del rico Westside, que incluye exclusivos barrios como Bel Air, Beverly Hills y Santa Monica. En la zona pobre, el 73% de los restaurantes sirven comida basura. En los distritos más exclusivos, la cifra, sin ser para lanzar cohetes, baja hasta el 42%.

CAMBIO DE HÁBITOS

Además, los estudios demuestran que la gente cambia de hábitos de alimentación cuando les ofrecen otras opciones. Así que el problema, como de costumbre, es la pobreza. "Una receta segura para la obesidad es la comida barata junto a la falta de acceso a productos sanos. Si estos productos entran en los barrios pobres, las dietas mejoran", asegura Kelly Brownell, experta de la Universidad de Yale. Los vecinos están divididos. "Hay demasiados fritos por aquí", apunta Dorothy Meighan a la puerta de un Kentucky Fried Chicken. "A la gente le gusta", afirma Curtis English, sin empleo ni coche, que el lunes desayunó un burrito y almorzó una hamburguesa doble con queso en un McDonald's junto a su casa por algo menos de dos euros.

--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

martes, 29 de julio de 2008

La dieta mediterránea, desplazada por grasas y calorías

La dieta mediterránea, desplazada por grasas y calorías

  • La FAO explica que los nuevos hábitos han desplazado a la tradicional forma de alimentarnos
  • El resultado es más obesidad y sobrepeso, sobre todo en España, Italia y Grecia
Ampliar fotoGrasas y proteínas animales están desplazando a la típica dieta mediterránea.

Grasas y proteínas animales están desplazando a la típica dieta mediterránea.REUTERS / ALBERT GEA

RTVE.es  29.07.2008 - 18:56h

A pesar de ser una de las más recomendadas por los expertos, la dieta mediterránea está siendo desplazada por otros hábitos alimentarios en la cuenca mediterránea, su lugar de nacimiento.

Esta es la conclusión más importante de un estudio de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la  Alimentación (FAO) realizado por Josef Schmidhuber. El experto asegura que este hábito alimentario basado en frutas y verduras frescas "ha decaído y se encuentra en estado moribundo".

Los españoles, de los que peor comemos

España se encuentra entre los países que más radicalmente ha modificado su forma de alimentarse, según el estudio. Mientras la media de ingesta de calorías en 15 países europeos se incrementó en el 20% entre 1964 y 2002, en España lo hizo en el 30%. Lo mismo ha ocurrido en países como Italia, Grecia, Portugal, Chipre y Malta.

Estos datos se traducen en que más de la mitad de los italianos, españoles y portugueses sufren sobrepeso, aunque la peor parte se la llevan los griegos. Grecia es "el país de la Unión Europea con la media más alta de Índice de Masa Corporal y la tasa más alta de sobrepeso y obesidad" ya que "tres cuartas partes de los griegos tienen sobrepeso o son obesos", según Schmidhuber.

La tradición culinaria en los países mediterráneos se está perdiendo, y, además, ninguno de los estados europeos sigue la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de que el aporte energético de las grasas no sea superior al 30% en la dieta diaria.

El estudio revela que España es la más 'glotona' al tener un 40% de grasas en su dieta diaria, cuando hace 40 años apenas llegaba al 25%.

Causas diversas

Las causas de este deterioro de la dieta son muy variadas, según el autor del estudio. Sin embargo, destaca la prosperidad económica de Europa meridional, el norte de África y Oriente Próximo, ya que la población ha empleado el dinero en comer más grasas y proteínas animales.

También destaca la incorporación de la mujer al mundo laboral, lo que no deja tanto tiempo para cocinar; el desarrollo de los supermercados y la costumbre de salir a comer fuera de casa.

El informe fue presentado en un seminario organizado por el California Mediterranean Consortium, formado por siete instituciones académicas de Estados Unidos y la Unión Europea para el seguimiento de los productos mediterráneos en el mercado mundial.



--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

Hábitos alimenticios con más calorías están provocando un deterioro de la dieta mediterránea, según la FAO

Los nuevos hábitos alimenticios con más calorías están provocando un deterioro de la dieta mediterránea, según la FAO

   MADRID, 29 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El cambio en los hábitos alimenticios y un mayor consumo de carnes y grasas, ricas en calorías, están provocando un "rápido deterioro" de la dieta mediterránea en los países europeos como España de donde es propia, según se desprende de un estudio de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

   Según este informe, la "creciente prosperidad" de la población en Europa meridional, el norte de África y Oriente próximo está propiciando que la dieta basada en frutas y verduras frescas se haya sustituido por alimentos "demasiado grasos, salados y dulces", explicó el autor del estudio, Josef Schmidhuber. Esto provoca que la dieta mediterránea haya "decaído y se encuentre en estado moribundo".

   De hecho, entre 1962 y 2002 la ingesta diaria de calorías en Europa creció un 20 por ciento y pasó de 2.960 a 3.340 kilocalorías. Sin embargo, en Grecia, Italia, España, Portugal, Chipre y Malta, que inicialmente eran países más pobres que sus vecinos del norte, el aumento del consumo de calorías fue del 30 por ciento.

   Esto ha provocado, por ejemplo, que Grecia sea hoy el país de la Unión Europea con la media más alta de Índice de Masa Corporal (IMC), y cuente con la tasa más alta de sobrepeso y obesidad.

   Además, más de la mitad de los italianos, españoles y portugueses sufren igualmente de sobrepeso, quizá relacionado con el "notable incremento de calorías y carga glicémica" que se ha producido en las dietas de los residentes del Norte de África y Oriente próximo.

   Ante el aumento de casos de obesidad, la FAO y la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó que los lípidos no sobrepasaran el 30 por ciento del total del aporte energético de la dieta. Sin embargo, en Grecia, Italia y España, donde la grasa constituye el 40 por ciento de la dieta.

POSIBLES MOTIVOS DEL CAMBIO

   Schmidhuber atribuyó estos cambios en los hábitos alimentarios a la mayor renta per cápita de los ciudadanos, pero también a factores como el desarrollo de los supermercados, los cambios en los sistemas de distribución de alimentos, el hecho de que las mujeres trabajadoras tengan menos tiempo para cocinar, y a la costumbre de comer con mayor frecuencia fuera de casa, a menudo en establecimientos de comida rápida.

   Al mismo tiempo las necesidades de calorías han disminuido, "la gente realiza menos ejercicio y se ha pasado a un tipo de vida mucho mas sedentario".

   Sin embargo, y quizá motivados por este "deterioro", hace un año que España busco el apoyo de la Unión Europea para proponer que la dieta mediterránea se incluyera como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la UNESCO, basándose en su "tradición milenaria" como alternativa para combatir problemas de salud como la obesidad o las enfermedades coronarias.

   Además, la importancia de esta iniciativa radicaba en el "alto interés económico" para España y las numerosas del sector dedicadas a producir alimentos característicos de dicha dieta, como son los cereales, el aceite de oliva, las frutas y verduras, y el sector vitivinícola.



--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

sábado, 26 de julio de 2008

¿Qué nos pasa con la “comida basura”?

¿Qué nos pasa con la "comida basura"?

La comida basura o 'junk food' es tan antigua como lo puedan ser los estudios alimenticios. Sugerida en el imaginario colectivo como aquella que es insana, su escaso valor nutricional es el que la delata. Existen varias pautas para no incurrir en una alimentación peligrosa, el hábito gastronómico equivocado en los tiempos que corren. Pero, ¿no es lógico que se haya introducido en nuestras casas?

Existen varios condicionantes que ayudan a determinar si una persona consume o es propensa a consumir 'comida basura'. A este tipo de hábito alimentario –algunos lo enmarcan en el concepto de 'cultura basura'- lo han marcado la nueva era. El estrés y los ritmos de trabajo que surgieron con la producción en masa. En definitiva, es el "modus vivendi" el que ha modificado las costumbres al no disponer de suficiente tiempo para dedicar a la cocina.

NIÑOS, A COMER

Sin embargo, la educación de los más pequeños juega también un papel primordial. Más si cabe, cuando se atienden todos sus caprichos y, en materia nutricional, son los padres los que deben llevar la batuta.

En este sentido, es aclaratoria la labor de la Agencia de Patrones Alimenticios (Food Standards Agency) que mantiene que este tipo de comida obedece a una percepción global de lo que es insano o pobre nutricionalmente para el estómago.

http://www.food.gov.uk además suministra detalladas claves que, con la colaboración ciudadana, funcionan como las pautas que desencadenan este hábito de consumo. Entre ellas, es revelador que el 33 por ciento de los pequeños discuta con sus padres lo que ha de comer. Sobre todo cuando, un placer como es el de la culinaria se inculca desde el período de gestación. Como se dice comúnmente: somos lo que comemos.

Por otro lado, la participación de todos los miembros de la familia en la elaboración de los platos -en el seno de la cocina y sus fogones- favorece la comunión afectiva, estrecha vínculos y solidariza en tareas que, por tradición e ignorancia, se reparten de antemano.

No es menos destacable el hecho de que muchos de esos pequeños imitan el gesto y costumbre de sus mayores. Y es harto curioso que el 83 por ciento de los encuestados no consuman las cinco piezas de fruta y verdura recomendadas al día.

Si a esto se le añade que el 42 por ciento prescinde de la comida que ha de ser más energética de la jornada, el desayuno, el cuadro del consumidor potencial comienza a cojear.

La agencia hace hincapié, a su vez, en el diez por ciento de comida rápida que se sirve de la 'comida rápida' o 'fast food' para aguantar los horarios intensivos. Un tipo de uso que viene condicionado por los turnos laborales y sus exigencias pero que en nada justifican al cincuenta por ciento que bebe bebidas espiritosas todos los días. Estas contienen importantes dosis de azúcar que influyen en la línea, la silueta corporal. Pero inciden particularmente en la digestión por sus gases, en concreto el dióxido de carbono.

A LO RÁPIDO Y A LO GRANDE

Esta nuestra era viene acompañada de sentido del humor. Mientras se entablan profundos debates, algunos no han querido dejar pasar la oportunidad de hacer negocio y reivindicar con sorna esta tara alimenticia. Es el caso de http://www.junkfoodclothing.com/ que bajo el epígrafe descrito en este reportaje, pretende asumir el origen del conflicto.

Empero, son más altruistas las propuestas fílmicas. Entre ellas, "Fast Food Nation" (2006, de Richard Linklater) y "Super Size Me" (2004, de Morgan Spurlock) han abierto brecha.

Si la primera cinta entra de ello en los entresijos de la industria –sus consecuencias ambientales y sociales-, la segunda no rehuye el discurso popular y, con un experimento a la sazón de los más conocidos concursos televisivos, subraya los efectos visibles en el cuerpo del consumidor.

Spurlock ganó fue nominado para el Oscar, el Premio de la Crítica, entre otros, y se adjudicó el Premio Internacional de Cine de Edimburgo, el Satellite o el del festival de Cine Sundance – entre otros-.

La premisa de la que parte el conductor de este documental, que es el mismo director, surge con la cuestión de por qué América está tan gorda. Una duda que trata de resolver con el consumo diario (durante un mes) de un ejemplo d e comida rápida. Esto es: la cadena de hamburgueserías Mc Donald's.

Problemas dietéticos y un cambio físico y emocional es lo que experimentó en carne propia tras tratar de cumplir el desafío.

--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

martes, 22 de julio de 2008

Límites al banquete chatarra

SALUD-AMÉRICA LATINA:
Límites al banquete chatarra

Por Diego Cevallos


Los bocadillos reinan en la merienda escolar.


MÉXICO, abr (IPS/IFEJ) - A empujones, decenas de niñas y niños piden al unísono papas fritas, bebidas gaseosas, salchichas y caramelos en la tienda de una escuela privada de México. Escenas idénticas se ven en toda América Latina, donde prospera la venta de comida "chatarra".

Mientras, en Argentina, Brasil, Chile, Panamá y México surgen paulatinamente iniciativas legislativas o programas de gobiernos, municipios y asociaciones de padres para quitar espacio a esos productos.

En la misma escuela donde los niños compran alimentos ricos en grasas y azúcares y pobres en nutrientes, también se venden frutas y hortalizas. Pero no las pide casi nadie.

Este reportero siguió la programación de dos canales mexicanos de televisión entre las dos y las seis de la tarde y comprobó que, en más de 100 anuncios transmitidos en cada estación, al menos la mitad correspondieron a comida chatarra.

En Estados Unidos, los anuncios televisivos de dulces, hamburguesas, cereales azucarados y afines, también conocidos como comida rápida, representan 34 por ciento de todos los que ven niños y adolescentes, según un estudio patrocinado por la estadounidense Fundación de la Familia Kaiser.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que este tipo de alimentos promueven la obesidad que afecta a más de 20 por ciento de los mayores de cinco años en la región.

La organización también afirma que los principales factores de riesgo para contraer enfermedades no transmisibles --responsables de 60 por ciento de los 56 millones de defunciones anuales en el mundo--, son escasa ingesta de frutas y hortalizas, exceso de peso u obesidad, poca actividad física y tabaquismo.

La estadounidense American Heart Association sostiene que "América Latina se diferencia de otras regiones por poseer una mayor proporción de riesgo de ataques cardiacos como consecuencia de alta presión sanguínea, grasa abdominal y estrés permanente".

En noviembre, la estatal Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria de Brasil, abrió a debate público normas que prohíben la publicidad en radio y televisión de gaseosas y alimentos con altos contenidos de azúcar, grasa saturada y sal. Se espera que el gobierno emita un decreto con tales medidas a fines de junio.

La regulación de la publicidad "es interesante", porque afecta a "consumidores inocentes" como los niños, y se trata de una medida "esencial" para contener la obesidad infantil, opina Mariana del Bosco Rodrigues, nutricionista de la Asociación Brasileña para el Estudio de la Obesidad.

Algunas alcaldías han prohibido la venta de golosinas cerca o dentro de las escuelas. Otras mejoraron la merienda escolar ofreciendo frutas, jugos naturales y verduras, dijo en una entrevista.

Murilo Diversi, experto en alimentos del Instituto Brasileño de Defensa del Consumidor, explica que, para fortuna de su país, se puede regular por decreto la publicidad de la comida chatarra.

Entre los bienios 1974-1975 y 2002-2003, la proporción de hombres de entre 10 y 19 años de edad con sobrepeso en Brasil pasó de 3,9 por ciento a 17,9 por ciento, mientras en las mujeres del mismo grupo etario aumentó de 7,5 a 15,4 por ciento.

En México, de 1999 a 2006 la obesidad entre niños de cinco a 11 años aumentó 40 por ciento. En el mismo periodo, la cintura de las mujeres en edad fértil creció en promedio 10 centímetros. Además, 10 por ciento de los adultos sufren diabetes y, 30 por ciento de los niños, hipertensión, según cifras oficiales.

En este país "la epidemia de obesidad está fuera de control. Una de las causas más importantes es el cambio en los hábitos alimentarios y la falta de regulación de la publicidad de la comida chatarra", apunta Alejandro Calvillo, director del no gubernamental El Poder del Consumidor, entrevistado para este artículo.

Según el estatal Instituto Nacional de Salud Pública, en los últimos 14 años el consumo de refrescos aumentó 60 por ciento en México, segundo mercado mundial de ese producto después de Estados Unidos.

Las familias indígenas mexicanas, que son las más pobres, gastan en promedio dos dólares por semana en refrescos y menos de uno en leche, precisó el estatal Desarrollo Integral de la Familia.

Pese a las presiones de ConMéxico, asociación que aglutina a los principales fabricantes de alimentos rápidos, los legisladores estudian desde 2006 un proyecto para restringir la publicidad. También hay una iniciativa para etiquetar los envases con advertencias sobre su escaso valor nutritivo.

Pero tales proyectos están trabados, y algunos legisladores denuncian intervención y hasta amenazas de empresarios.

Fiel al discurso de fabricantes de alimentos y refrescos de otros países, Ignacio Lastra, portavoz de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación de México, declaró que una ley no solucionaría el problema de la obesidad.

Lastra opina que las familias deberían instruir a sus hijos sobre una alimentación adecuada.

En su propuesta de "Estrategia Global sobre Dieta, Actividad Física y Salud", la OMS sugiere a los gobiernos crear nuevos impuestos para desalentar la fabricación de alimentos poco saludables y limitar la publicidad dirigida a niños.

La médica Mercedes Schnell, de la no gubernamental Fundación Bengoa de Alimentación y Nutrición de Venezuela, cree que prohibir las comidas rápidas no tiene garantía de éxito.

Lo mejor es educar a los consumidores, afirma en una entrevista.

Pero, como la mayoría de los expertos, reconoce que "la desnutrición infantil y el sobrepeso y la obesidad aumentan por la mayor disposición de comida fácil, fuera del hogar, cargada de grasas saturadas, rica en azúcares libres y pobre en fibra dietética".

Aunque por ahora no hay en Venezuela iniciativas para contener el expendio de comida chatarra ni su publicidad, autoridades educativas prohibieron su consumo en muchas escuelas.

Gobiernos locales, alcaldías y asociaciones de familiares de Argentina, Brasil y México decidieron no esperar regulaciones nacionales y diseñaron programas propios para limitar la venta de esos alimentos en las escuelas y sus alrededores.

En Chile, senadores del cogobernante Partido por la Democracia estudian un proyecto de ley para regular la fabricación de los alimentos de bajo valor nutritivo y limitar su venta en centros educativos y sus proximidades.

En Panamá, existen desde 1997 prohibiciones a la distribución de frituras y bebidas gaseosas en las escuelas. Pero las autoridades de ese país reconocen que hay dificultades para aplicarlas.

Una buena alimentación, junto con políticas públicas en educación, salud, deportes y controles a la publicidad, puede corregir la tendencia creciente de la obesidad, la diabetes y las enfermedades circulatorias, apunta Bosco Rodrigues.

* Con aportes de Mario Osava (Brasil) y Humberto Márquez (Venezuela). Este artículo es parte de una serie sobre desarrollo sustentable producida en conjunto por IPS (Inter Press Service) e IFEJ (siglas en inglés de Federación Internacional de Periodistas Ambientales). Publicado originalmente el 21 de abril por la red latinoamericana de diarios de Tierramérica. (FIN/2007)



--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

Alimentos “chatarra” son un riesgo para la obesidad

Alimentos "chatarra" son un riesgo para la obesidad PDF Imprimir E-mail
Escrito por AGENCIAS   
Martes, 08 de Julio de 2008

ÁMSTERDAM, HOLANDA.  Podríamos pensar que si es pequeño, engorda menos, sobre todo cuando se trata de un paquete de papas fritas.
Pues no es así. Comprar las miniversiones de nuestros tentempié favorito no es la mejor forma de tratar de bajar de peso, afirma un estudio.
Pocos tenemos suficiente fuerza de voluntad para comer sólo uno de estos antojos, y casi siempre terminamos comiendo más de que lo deseamos, dicen los investigadores.

El estudio -publicado en la revista New Scientist y llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Tilburg en Holanda- pidió a varios estudiantes (que cuidaban su peso) que eligieran entre una bolsa grande de papas fritas o varias versiones pequeñas.
La mayoría eligió las miniversiones, pero los estudiantes terminaron comiendo el doble de papas.

Según el doctor Rik Pieters, que dirigió el estudio, el tamaño de los pasabocas en realidad hace a la gente más complaciente y al final come más.

Autocontrol

En el estudio, los investigadores pidieron a unos 140 estudiantes voluntarios que miraran televisión y se les pidió que calificaran la calidad de los anuncios que se les mostraron.

Sin que lo supieran, el verdadero objetivo de la investigación eran las papas fritas que podían comer al mismo tiempo que miraban televisión. Los estudiantes habían sido divididos en dos grupos.

Al primero se le "preparó" para que pensara sobre peso corporal, pesándolos frente a un espejo y haciéndoles preguntas sobre asuntos corporales, supuestamente como parte de otro estudio.

El otro grupo no recibió ningún tipo de preparación.

En la sala de televisión podían elegir entre dos tamaños de bolsas de papas fritas: una de 200 gramos o nueve bolsas pequeñas de 45 gramos cada bolsa.

Los científicos observaron que 75 por ciento de los estudiantes que no tenían pensamientos sobre pesos corporales abrieron las bolsas más pequeñas y la mitad abrió las bolsas grandes. Todos comieron casi la misma cantidad de papas.

Pero en el grupo que había sido preparado para que pensara en su peso, un 25 por ciento de estudiantes abrió las bolsas grandes y 59 por ciento abrió las pequeñas.

Sin embargo, los que abrieron las bolsas pequeñas terminaron comiendo el doble de papas fritas, dice el estudio.

Según el científico, en este momento en que el mundo lucha contra una epidemia de obesidad, quizá ayudaría que las compañías de alimentos dejaran de fabricar miniversiones de sus productos.


--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

Gastan niños casi 20 mil mdp en comida chatarra

Gastan niños casi 20 mil mdp en comida chatarra

En las cooperativas escolares los niños gastan 20 mil millones de pesos al año, de los cuales 97 por ciento se destina a la compra de alimentos chatarra y sólo tres por ciento a frutas y ensaladas.

Así lo denunció investigador del Instituto Nacional de Nutrición de la Secretaria de Salud, Abelardo Ávila, quien precisó que a partir de la edad escolar se incrementa la obesidad debido a la mala alimentación.

En el foro El Impacto de la Publicidad Televisiva sobre la Salud de los Niños, la directora ejecutiva del Consejo Nacional de Autorregulación y Ética Publicitaria, Karla Ávila dijo que antes de terminar el año se pondrá en marcha el código de autorregulación de alimentos y bebidas.

Reconoció que "no es responsabilidad de la industria alimentaria educar a los niños, pero es cierto que debe haber información clara y veraz en los mensajes de publicidad".

A su vez, el director de El Poder del Consumidor, Alejandro Calvillo, precisó que México ocupa el primer lugar en anuncios televisivos de comida chatarra, con 39 mensajes publicitarios por hora en el canal cinco, de los cuales 17 corresponden a alimentos no recomendables para la salud infantil.



--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

sábado, 19 de julio de 2008

Cada vez más estadounidenses padecen obesidad: Gobierno

Cada vez más estadounidenses padecen obesidad: Gobierno

Jueves 17 de julio de 2008

WASHINGTON (Reuters) - Más de un cuarto de los habitantes de Estados Unidos son actualmente obesos, según revelaron las últimas estadísticas difundidas por el Gobierno.

El porcentaje de adultos estadounidenses que padece obesidad creció casi un 2 por ciento entre el 2005 y el 2007, desde apenas debajo del 24 por ciento a un 25,6 por ciento, informaron el jueves los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por su sigla en inglés).

Alabama, Misisipi y Tennessee presentaron las peores tasas, donde un 30 por ciento de los adultos tiene obesidad.

Colorado tuvo la población más delgada, con un 18,7 por ciento de personas con un peso calificado dentro de la categoría de obesidad.

La obesidad se define por tener un índice de masa corporal (IMC) de 30 puntos o más. El IMC se calcula usando la estatura y el peso de una persona. Por ejemplo, alguien de 1,75 metros y 92 kilos tendría un IMC de 30.

"La epidemia de obesidad adulta continúa aumentando en Estados Unidos, lo que indica que tenemos que incrementar nuestros esfuerzos a nivel nacional, estatal y local," dijo el doctor William Dietz, director de la División de Nutrición, Actividad Física y Obesidad de los CDC.

"Necesitamos incentivar a las personas a comer más frutas y vegetales, realizar más actividad física y disminuir el consumo de alimentos altos en calorías y bebidas azucaradas, para mantener un peso saludable," manifestó Dietz.

Los investigadores de los CDC utilizaron datos del Sistema de Vigilancia del Factor de Riesgo Conductual, que es un sondeo telefónico anual que se realiza a más de 350.000 adultos.

Los estadounidenses de los estados sureños fueron, en promedio, los de mayor peso, con un 27 por ciento de obesos. Un poco más del 25 por ciento de los adultos del centro oeste y el oeste presentaron obesidad.

En mayo, los CDC dijeron que la epidemia de obesidad infantil se había detenido después de aumentar en los últimos 20 años. Un 16 por ciento de los jóvenes estadounidenses son obesos.

Los expertos en todo el mundo consideran que una persona tiene sobrepeso cuando presenta un IMC de 25 y señalan que los efectos de la obesidad y el sobrepeso, como la diabetes, la enfermedad cardíaca y el cáncer, aumentan firmemente a medida que los kilos suben.

(Reporte de Maggie Fox; Editada en español por Ana Laura Mitidieri)



--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

lunes, 14 de julio de 2008

Comida chatarra y estrés aumentan enfermedades cardiovasculares

Comida chatarra y estrés aumentan enfermedades cardiovasculares


La jornada en el parque Negra Hipólita.(Foto Carlos Andrés Pérez)
Alfredo Fermín

El aumento de las enfermedades cardiovasculares es constante, debido al mal hábito de ingerir comida chatarra y al estrés, lo que mantiene colapsados a los centros de atención médica públicos y privados, por lo cual son urgentes las jornadas de orientación a la ciudadanía para que tenga una vida sana.

Con este objetivo mantiene un apostolado admirable el doctor Ramez Constantino, internista presidente de la Sociedad Venezolana de Medicina Interna capítulo de Carabobo y jefe del Departamento de Medicina Interna del hospital universitario Angel Larralde.

El doctor Constantino dirigió el pasado sábado, la jornada de prevención "Un día con la salud", en el parque Negra Hipólita, con la finalidad de cumplir objetivos de la sociedad médica que preside, para acercarse a la comunidad y brindarle el beneficio de la prevención, para que conozca las enfermedades cardiovasculares como principales causantes de muerte.

"A los que no conocen las enfermedades -comenta- los orientamos para explicarles los beneficios del ejercicio y las dietas, y mediante pesquisas, a través de la presión arterial, el perfil de colesterol y triglicéridos, tobillo brazo, informarles a los pacientes si son hipertensos, diabéticos o si tienen alguna enfermedad cardiocerebral, con la finalidad de orientarlos dónde deben ser controlados".

La jornada es gratuita gracias a la colaboración de estudiantes de la Facultad de Ciencias de la Salud y de laboratorios farmacéuticos. En la jornada en la que fueron atendidos más de 120 pacientes, colaboraron la industria farmacéutica Sanofi Aventi y Laboratorios Letti.

El doctor Constantino manifestó que ante el colapso en que se encuentran los centros de atención médica, es necesario educar a la comunidad para sepa por qué las enfermedades cardiovasculares nos están llevando de este mundo.

"La prevención es educación. Con lenguaje sencillo, tenemos que decirle a la gente lo que significa hacer ejercicio, dieta balanceada, para que no haya daños a futuro y evitar el estrés. Para ello hay que ir al médico, no sólo cuando nos sentimos mal, sino para hacernos un chequeo, sin esperar que la enfermedad se lo coma a uno".


--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

México, primer lugar en publicidad de comida chatarra

México, primer lugar en publicidad de comida chatarra

Los mensajes publicitarios hacen de los niños consumidores cautivos de comida chatarra. (Foto: Archivo).
gordos

Expertos alertaron sobre el incremento de mensajes televisivos sin control, que enganchan a los menores y los convierten en consumidores potenciales de alimentos chatarra.

El número de mensajes televisivos de alimentos chatarra que enganchan a menores de edad y los convierten en consumidores potenciales aumenta sin control, y en algunos casos con plena violación a las leyes, lo cual afecta su salud y se refleja en los niveles de obesidad que presenta el país, apuntaron expertos.

En términos generales, los alimentos chatarra tienen altos niveles de azúcares, grasas o sal y son productos que por su alto consumo están relacionados con el aumento de la obesidad en México; según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición, uno de cada cuatro infantes sufre ese padecimiento.

Según la 0rganización Mundial de la Salud (OMS), en los últimos siete años la cifra de sobrepeso y la obesidad en los niños de cinco a 11 años creció 40 por ciento.

Especialistas y defensores de los derechos del consumidor alertaron que el poder económico de los fabricantes de alimentos de ese tipo violan las leyes al dirigir sus mensajes a la población infantil, para aprovecharse de su credulidad e inexperiencia.

México aparece como el país cuya infancia se expone a la mayor cantidad de anuncios televisivos, sobre todo de alimentos contrarios a las recomendaciones de una dieta sana, expuso el director de la asociación civil El Poder del Consumidor, Alejandro Calvillo Unna.

En el marco del foro "El impacto de la publicidad televisiva en la salud de las niñas y los niños en México", organizado por esa agrupación, se informó por ejemplo que en el Canal 5 de televisión se transmite a los menores 39 anuncios por hora, de los cuales 17 son de alimentos no recomendables.

Un estudio de ese organismo, comparado con datos de Consumers International, reveló que México ocupa el primer lugar en mensajes dirigidos a niños; seguido por Australia, que anuncia 29 productos por hora, 12 de alimentos no recomendables; mientras en tercer lugar se ubica Estados Unidos con 24 anuncios, 11 de comida chatarra.

En último lugar se encuentra Noruega, que no emite comerciales para niños, como debería ser según los especialistas porque aprovechar su inocencia es una violación a sus derechos humanos, de ahí que la publicidad debe dirigirse a los padres de familia, como se hacía antes de los años 90.

El bombardeo de publicidad provoca compulsividad en el infante al creer que su consumo le redituará los efectos "maravillosos" manejados en el mensaje, como convertirse en un superhéroe o un gran atleta, explicó Fernando García Sais, investigador del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM).

Los niños ven televisión con menos escepticismo que los adultos y, por lo tanto, son particularmente vulnerables a la publicidad, lo que afecta la elección de alimentos e influye en sus hábitos, pues pueden sufrir cambios de conducta y exigen a sus padres la compra del producto que ven en televisión, precisó.

Los especialistas refirieron que desde la década pasada la estrategia de publicidad comenzó a dirigirse a la niñez, sector que es visto como consumidor autónomo al que se le aplican estrategias de seducción, engaño y manipulación de las que es presa fácil.

Ello, detalló Calvillo Unna, a pesar de que la Ley Federal de Protección al Consumidor establece que la publicidad debe proporcionar información veraz y comprobable.

Además los anuncios deben carecer de elementos que induzcan a error o confusión por publicidad engañosa o abusiva, pero el poder económico de las empresas ha logrado que no se tomen en cuenta esos aspectos, denunció.

También se han ignorado los criterios establecidos en la Ley General de Salud, que prohíbe que la publicidad induzca a hábitos nocivos de alimentación y que se atribuya a los alimentos industrializados un valor superior o distinto al real, apuntó.

El Artículo 67 de la Ley General de Radio y Televisión establece que la programación dirigida a los niños debe estar exenta de publicidad que incite a la violencia o de alimentos que distorsionen los buenos hábitos.

Sin embargo, ninguna de las leyes se respeta y tampoco hay un equilibrio en la publicidad de los alimentos, pues en la televisión no existen comerciales de verduras, frutas o carnes, es decir productos sanos, indicó.

Los alimentos que se promocionan, principalmente cereales, bebidas y los denominados chatarra, como frituras, son energéticamente densos y pobres en nutrientes, por lo que su publicidad dirigida a niños debe prohibirse, sentenció.

Lourdes Roca, investigadora del Instituto Mora, lamentó a su vez que se aproveche que los niños se encuentran de seis a siete horas diarias frente al televisor y sean bombardeados con anuncios que dañan su salud.

Urgió a que las autoridades tomen cartas en el asunto para regular esa publicidad, que ha propiciado también que en el país el consumo de refresco por persona sea de 150 litros al año, contra 80 litros de leche.

La influencia es tal que un niño de entre tres y cinco años prefiere alimentarse con productos de las empresas de comida rápida que con alimentos sanos, alertó.

Un estudio de la Universidad de Stanford describe que 60 niños del rango de edad referido prefirieron alimentos sanos empacados con envolturas de comida rápida y aseguraron que eran más ricos, lo cual demuestra la influencia de los anuncios, agregó.

En caso de que no haya un control a la publicidad de esa índole, los investigadores advirtieron que los niveles de obesidad y sobrepeso en el país continuarán a la alza, lo cual hará insuficientes las políticas públicas para su control y tratamiento.



--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

domingo, 13 de julio de 2008

La publicidad sobre comida basura causa obesidad en los niños mexicanos

La publicidad sobre comida basura causa obesidad en los niños mexicanos

MÉXICO (AFP) — Cada año, los niños mexicanos son sometidos a un bombardeo de 12.400 anuncios televisivos de la denominada 'comida basura', cifra récord en el mundo, lo que ha contribuido a que México sea a nivel mundial el segundo país con mayor población con obesidad o sobrepeso.

"En México, un niño que ve dos horas de televisión diarias se expone a más de 12.400 anuncios de comida chatarra al año y ninguno a orientación nutricional", aseguró Alejandro Calvillo, director de la asociación no gubernamental 'El poder del consumidor'.

Según un estudio de este organismo, México ocupa el primer lugar mundial en materia de anuncios de 'comida chatarra', como fritos, cereales azucarados y golosinas, transmitidos durante las horas de programación juvenil.

Por ejemplo, explicó Calvillo, en México durante un programa infantil de una hora se transmiten "17 anuncios de alimentos no recomendables", mientras que en Australia son 12, en Estados Unidos 11, en Gran Bretaña 10 y en Francia ocho.

"La publicidad dirigida a niños son cereales previamente endulzados que tienen entre el 20% y el 40% de su peso en azúcar y el resto es harina refinada (...) y alimentos con altos contenidos de grasas y sal, como hamburguesas o pollo frito", añadió Calvillo.

Según la Encuesta de Salud y Nutrición realizada en México en 2006, el 40% de los mexicanos adultos padece sobrepeso y el 30% obesidad, mientras que en los niños de cinco a once años estos padecimientos afectan al 26% y entre los adolescentes al 30%.

Las autoridades mexicanas del sector de la salud han reconocido que el sobrepeso y la obesidad se han convertido en una "epidemia silenciosa" que crece y propicia la multiplicación de casos de enfermedades crónico degenerativas como diabetes mellitus, hipertensión arterial y afecciones cardiacas.

Esta encuesta también reveló que el sector poblacional en el que se registra un aumento creciente de obesidad y sobrepeso es en los niños en edad escolar, con un ritmo del 2,2% anual, el mayor en el mundo.

Esto ocurre porque al ingresar a los seis años en la escuela primaria "los niños se convierten en insaciables consumidores de mala alimentación, de comida chatarra", explicó, por su parte, el doctor Abelardo Ávila, investigador del Instituto Nacional de Nutrición.

Según el experto, al año se venden 20.000 millones de pesos (unos 1.212 millones de euros) en las tiendas de dulces y alimentos que existen en las escuelas de educación básica de México.

"La mayor parte de ese consumo, el 97%, son dulces, fritos, refrescos, antojitos, tortas y sólo un 3% son frutas, verduras y ensaladas, lo que se podría considerar saludables", añadió Ávila.

A pesar de las campañas en contra de la obesidad y el sobrepeso que ha emprendido el sector de la salud en México, Ávila y Calvillo consideraron que son insuficientes dado que es necesario modificar los hábitos alimenticios de la población, principalmente de la infantil.

Exhortaron a las autoridades a aplicar los distintos convenios internacionales que en materia de defensa de los derechos del consumidor y del niño tiene firmados México y que prohíben la publicidad engañosa y de alimentos que resultan perjudiciales para la salud.

El Instituto Mexicano del Seguro Social lanzó el 2 de junio la campaña denominada 'un millón de kilos menos' en la que participan unas 700.000 personas que en su conjunto esperan reducir más de un millón de kilos en el plazo de dos meses y que hasta el viernes habían bajado más de 250.000.



--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

Gastan niños casi 20 mil mdp en comida chatarra


Gastan niños casi 20 mil mdp en comida chatarra
De los alimentos que ofrecen las cooperativas escolares, sólo el 3% del gasto se destina a frutas y ensaladas



Notimex
El Universal
Ciudad de México Lunes 07 de julio de 2008

En las cooperativas escolares los niños gastan 20 mil millones de pesos al año, de los cuales 97 por ciento se destina a la compra de alimentos chatarra y sólo tres por ciento a frutas y ensaladas.

Así lo denunció investigador del Instituto Nacional de Nutrición de la Secretaria de Salud, Abelardo Ávila, quien precisó que a partir de la edad escolar se incrementa la obesidad debido a la mala alimentación.

En el foro El Impacto de la Publicidad Televisiva sobre la Salud de los Niños, la directora ejecutiva del Consejo Nacional de Autorregulación y Ética Publicitaria, Karla Ávila dijo que antes de terminar el año se pondrá en marcha el código de autorregulación de alimentos y bebidas.

Reconoció que "no es responsabilidad de la industria alimentaria educar a los niños, pero es cierto que debe haber información clara y veraz en los mensajes de publicidad".

A su vez, el director de El Poder del Consumidor, Alejandro Calvillo, precisó que México ocupa el primer lugar en anuncios televisivos de comida chatarra, con 39 mensajes publicitarios por hora en el canal cinco, de los cuales 17 corresponden a alimentos no recomendables para la salud infantil.


--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

Niños, vulnerables ante bombardeo publicitario de comida chatarra: INN

Niños, vulnerables ante bombardeo publicitario de comida chatarra: INN

Angélica Enciso L.

Casi 42 por ciento de la población mexicana, la que vive en pobreza patrimonial, es la más afectada por la obesidad y sobrepeso; se trata de adultos que de niños fueron desnutridos y ahora son obesos, señaló Abelardo Ávila, investigador del Instituto Nacional de Nutrición (INN), durante el foro Impacto sobre publicidad en niños.

En el foro, organizado por la agrupación El poder del consumidor, especialistas en publicidad destacaron la vulnerabilidad en la que se encuentran los niños ante la información engañosa que transmiten los mensajes, la ausencia de sanciones para las empresas ante ello y las necesidades que provocan en los niños, los cuales adoptan una actitud de exigencia hacia sus padres con el fin de que les compren productos chatarra.

Ávila en su intervención señaló que "estamos ante una creciente y grave epidemia de obesidad. La veíamos venir desde hace 20 años por los cambios en la alimentación y eran previsibles los daños que provocaría. El haber omitido el análisis y la prevención de estos factores de riesgo nos ha llevado a la situación que estamos viviendo".

Explicó que 7 por ciento de los niños de hasta cinco años enfrenta el problema, pero esto crece al llegar a la pubertad, donde 25 por ciento de los adolescentes está en esa situación, y en la población adulta se tiene que 70 por ciento es obeso.

Detalló que mientras aumentan los ingresos de las familias en pobreza, cuando se llega al tercer decil o a la pobreza patrimonial, en la que se encuentra, de acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación, en 42 por ciento de la población se dispara la obesidad; se trata de la población más afectada. Agregó que hace 30 años 70 por ciento de los niños mexicanos padecían desnutrición y es el mismo porcentaje que ahora tiene obesidad.

Consideró que "hay una ingenuidad impresionante, ya que pensamos que esto se puede resolver con medidas como decir a las madres que cuiden a los niños, pero cometemos el mismo error que con la desnutrición infantil: pensar que es un problema monocausal. Antes se pensaba que faltaban alimentos y los regalaban. Ahora la obesidad se cree que es comer de más, pero hay que ver por qué y cuál es el patrón de alimentos".

Indicó que "un niño de ocho meses, antes de verbalizar, es capaz de exigir a su madre que le ponga refresco al biberón, porque ella le enseñó y además es también consumidora de esa bebida".

Alejandro Calvillo, de El poder del consumidor, dijo que en cuanto a anuncios de comida chatarra que se trasmiten en horarios infantiles de televisión, México encabeza la exposición a nivel mundial. Un niño que pase dos horas diarias ante la televisión se expone a alrededor de 12 mil 400 anuncios de comida chatarra al año.

Por su parte, el Instituto Mexicano del Seguro Social informó que se han sumado un millón 240 mil personas a la cruzada nacional Vamos por un millón de kilos que tiene como meta reducir la obesidad.



--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

jueves, 10 de julio de 2008

Prohíben la comida "chatarra" en NY

NUEVA YORK

Prohíben la comida "chatarra"

Dictó una medida para eliminar las grasas "trans", que son las que causan obesidad y enfermedades cardiovasculares. Afecta a unos 20.000 restaurantes.


Primero fue el tabaco. Ahora, Nueva York lanzó una guerra sin cuartel contra las grasas hidrogenadas , más conocidas como "trans", que son las que promueven la obesidad y las enfermedades cardiovasculares, dos de los males que más muertes se cobran anualmente en los Estados Unidos.

La prohibición, la primera en ser tomada en todo el país, regirá en los 20.000 restaurantes, panaderías y cafés que se estima hay en la ciudad. Los carritos de pretzels (galletita enroscada en forma de lazo) y panchos tampoco podrán usar esas grasas, formadas por el agregado de hidrógeno al aceite vegetal para darle una consistencia más sólida para cocinar.

La prohibición fue aplicada parcialmente el año pasado, pero varios restaurantes que buscan ofrecer comidas saludables en la ciudad de ocho millones de habitantes ya habían emprendido medidas para no usarlas en sus menú.

"Creemos que esto mantendrá más sanos a los neoyorquinos", dijo Lynn Silver, responsable del Departamento de Salud de la ciudad.

Según trascendió, el Departamento de Salud le dio a los restaurantes un período de tres meses para cumplir con la prohibición. Aquellos establecimientos que violen la medida serán multados. El organismo estableció que casi todos los restaurantes inspeccionados hasta ahora ya cumplieron con la primera etapa de la prohibición.
--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

martes, 8 de julio de 2008

Niños, vulnerables ante bombardeo publicitario de comida chatarra: INN

adece obesidad 25% de los adolescentes y 70% de los adultos

Niños, vulnerables ante bombardeo publicitario de comida chatarra: INN

Angélica Enciso L.

Casi 42 por ciento de la población mexicana, la que vive en pobreza patrimonial, es la más afectada por la obesidad y sobrepeso; se trata de adultos que de niños fueron desnutridos y ahora son obesos, señaló Abelardo Ávila, investigador del Instituto Nacional de Nutrición (INN), durante el foro Impacto sobre publicidad en niños.

En el foro, organizado por la agrupación El poder del consumidor, especialistas en publicidad destacaron la vulnerabilidad en la que se encuentran los niños ante la información engañosa que transmiten los mensajes, la ausencia de sanciones para las empresas ante ello y las necesidades que provocan en los niños, los cuales adoptan una actitud de exigencia hacia sus padres con el fin de que les compren productos chatarra.

Ávila en su intervención señaló que "estamos ante una creciente y grave epidemia de obesidad. La veíamos venir desde hace 20 años por los cambios en la alimentación y eran previsibles los daños que provocaría. El haber omitido el análisis y la prevención de estos factores de riesgo nos ha llevado a la situación que estamos viviendo".

Explicó que 7 por ciento de los niños de hasta cinco años enfrenta el problema, pero esto crece al llegar a la pubertad, donde 25 por ciento de los adolescentes está en esa situación, y en la población adulta se tiene que 70 por ciento es obeso.

Detalló que mientras aumentan los ingresos de las familias en pobreza, cuando se llega al tercer decil o a la pobreza patrimonial, en la que se encuentra, de acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación, en 42 por ciento de la población se dispara la obesidad; se trata de la población más afectada. Agregó que hace 30 años 70 por ciento de los niños mexicanos padecían desnutrición y es el mismo porcentaje que ahora tiene obesidad.

Consideró que "hay una ingenuidad impresionante, ya que pensamos que esto se puede resolver con medidas como decir a las madres que cuiden a los niños, pero cometemos el mismo error que con la desnutrición infantil: pensar que es un problema monocausal. Antes se pensaba que faltaban alimentos y los regalaban. Ahora la obesidad se cree que es comer de más, pero hay que ver por qué y cuál es el patrón de alimentos".

Indicó que "un niño de ocho meses, antes de verbalizar, es capaz de exigir a su madre que le ponga refresco al biberón, porque ella le enseñó y además es también consumidora de esa bebida".

Alejandro Calvillo, de El poder del consumidor, dijo que en cuanto a anuncios de comida chatarra que se trasmiten en horarios infantiles de televisión, México encabeza la exposición a nivel mundial. Un niño que pase dos horas diarias ante la televisión se expone a alrededor de 12 mil 400 anuncios de comida chatarra al año.

Por su parte, el Instituto Mexicano del Seguro Social informó que se han sumado un millón 240 mil personas a la cruzada nacional Vamos por un millón de kilos que tiene como meta reducir la obesidad.



--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

La publicidad sobre comida basura causa obesidad en los niños mexicanos

La publicidad sobre comida basura causa obesidad en los niños mexicanos

MÉXICO (AFP) — Cada año, los niños mexicanos son sometidos a un bombardeo de 12.400 anuncios televisivos de la denominada 'comida basura', cifra récord en el mundo, lo que ha contribuido a que México sea a nivel mundial el segundo país con mayor población con obesidad o sobrepeso.

"En México, un niño que ve dos horas de televisión diarias se expone a más de 12.400 anuncios de comida chatarra al año y ninguno a orientación nutricional", aseguró Alejandro Calvillo, director de la asociación no gubernamental 'El poder del consumidor'.

Según un estudio de este organismo, México ocupa el primer lugar mundial en materia de anuncios de 'comida chatarra', como fritos, cereales azucarados y golosinas, transmitidos durante las horas de programación juvenil.

Por ejemplo, explicó Calvillo, en México durante un programa infantil de una hora se transmiten "17 anuncios de alimentos no recomendables", mientras que en Australia son 12, en Estados Unidos 11, en Gran Bretaña 10 y en Francia ocho.

"La publicidad dirigida a niños son cereales previamente endulzados que tienen entre el 20% y el 40% de su peso en azúcar y el resto es harina refinada (...) y alimentos con altos contenidos de grasas y sal, como hamburguesas o pollo frito", añadió Calvillo.

Según la Encuesta de Salud y Nutrición realizada en México en 2006, el 40% de los mexicanos adultos padece sobrepeso y el 30% obesidad, mientras que en los niños de cinco a once años estos padecimientos afectan al 26% y entre los adolescentes al 30%.

Las autoridades mexicanas del sector de la salud han reconocido que el sobrepeso y la obesidad se han convertido en una "epidemia silenciosa" que crece y propicia la multiplicación de casos de enfermedades crónico degenerativas como diabetes mellitus, hipertensión arterial y afecciones cardiacas.

Esta encuesta también reveló que el sector poblacional en el que se registra un aumento creciente de obesidad y sobrepeso es en los niños en edad escolar, con un ritmo del 2,2% anual, el mayor en el mundo.

Esto ocurre porque al ingresar a los seis años en la escuela primaria "los niños se convierten en insaciables consumidores de mala alimentación, de comida chatarra", explicó, por su parte, el doctor Abelardo Ávila, investigador del Instituto Nacional de Nutrición.

Según el experto, al año se venden 20.000 millones de pesos (unos 1.212 millones de euros) en las tiendas de dulces y alimentos que existen en las escuelas de educación básica de México.

"La mayor parte de ese consumo, el 97%, son dulces, fritos, refrescos, antojitos, tortas y sólo un 3% son frutas, verduras y ensaladas, lo que se podría considerar saludables", añadió Ávila.

A pesar de las campañas en contra de la obesidad y el sobrepeso que ha emprendido el sector de la salud en México, Ávila y Calvillo consideraron que son insuficientes dado que es necesario modificar los hábitos alimenticios de la población, principalmente de la infantil.

Exhortaron a las autoridades a aplicar los distintos convenios internacionales que en materia de defensa de los derechos del consumidor y del niño tiene firmados México y que prohíben la publicidad engañosa y de alimentos que resultan perjudiciales para la salud.

El Instituto Mexicano del Seguro Social lanzó el 2 de junio la campaña denominada 'un millón de kilos menos' en la que participan unas 700.000 personas que en su conjunto esperan reducir más de un millón de kilos en el plazo de dos meses y que hasta el viernes habían bajado más de 250.000.



--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

Empresas, responsables de la obesidad / Las firmas aún utilizan publicidad engañosa

Empresas, responsables de la obesidad
Las firmas aún utilizan publicidad engañosa


Saraí Cervantes y Ramiro Alonso
El Universal
Martes 08 de julio de 2008
finanzas@eluniversal.com.mx

Alejandro Calvillo, director general del organismo El Poder del Consumidor (EPC), dijo que debido a la ineficiencia de la Profeco para sancionar o retirar de los medios publicidad engañosa, empresas como Bimbo, Kellog's y Nestle han propiciado los altos índices de obesidad en México.

De 17 países, México es el que mayor anuncios por hora presenta con publicidad engañosa que se dirige a los niños, quienes consumen los productos anunciados.

El segundo país de la lista es Australia, con 29 anuncios por hora, de los cuales 12 son de alimentos no recomendables.

Calvillo explicó que EPC ha interpuesto denuncias contra las empresas Nestle, Kellog's y Bimbo y hasta ahora ninguna de ellas ha sido sancionada u obligada a retirar la publicidad engañosa de sus productos.

En el club de periodistas de la Ciudad de México, EPC expuso que en esta coyuntura mundial, en la que el precio de los alimentos se ha incrementado considerablemente, las firmas pueden aprovechar la oportunidad para promover alimentos procesados con bajo contenido alimenticio.

Brenda González, de la Dirección de Procedimientos de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), dijo que ese organismo sólo se enfoca al monitoreo de publicidad comercial.


--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

lunes, 7 de julio de 2008

Dieta 'basura' en la gestación daña a la prole a largo plazo

Dieta 'basura' en la gestación daña a la prole a largo plazo

Una dieta rica en productos basura en el embarazo tendría efectos perniciosos a largo plazo e irreversibles en la salud de las crías que incluirían obesidad, hipercolesterolemia e hiperglucemia.
CF 07/07/2008
Un equipo del Royal Veterinary College, de la Universidad de Londres (Reino Unido), comprobó el año pasado que las roedoras que ingirieron una alimentación rica en grasas, azúcar y sal en la gestación parían animales que tendían a comer de más y preferían la comida basura a otro tipo de alimentación. En una continuación a ese estudio, que publica The Journal of Physiology, los autores demostraron que la dieta de la madre tiene consecuencias que se prolongan más allá de la adolescencia de las crías, incluso cuando éstas no reciben comida basura, que afectan a largo plazo al metabolismo.

J Physiol 2008 586: 3219-3230.

--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

Gastan niños casi 20 mil mdp en comida chatarra

Gastan niños casi 20 mil mdp en comida chatarra
De los alimentos que ofrecen las cooperativas escolares, sólo el 3% del gasto se destina a frutas y ensaladas



Notimex
El Universal
Ciudad de México Lunes 07 de julio de 2008

En las cooperativas escolares los niños gastan 20 mil millones de pesos al año, de los cuales 97 por ciento se destina a la compra de alimentos chatarra y sólo tres por ciento a frutas y ensaladas.

Así lo denunció investigador del Instituto Nacional de Nutrición de la Secretaria de Salud, Abelardo Ávila, quien precisó que a partir de la edad escolar se incrementa la obesidad debido a la mala alimentación.

En el foro El Impacto de la Publicidad Televisiva sobre la Salud de los Niños, la directora ejecutiva del Consejo Nacional de Autorregulación y Ética Publicitaria, Karla Ávila dijo que antes de terminar el año se pondrá en marcha el código de autorregulación de alimentos y bebidas.

Reconoció que "no es responsabilidad de la industria alimentaria educar a los niños, pero es cierto que debe haber información clara y veraz en los mensajes de publicidad".

A su vez, el director de El Poder del Consumidor, Alejandro Calvillo, precisó que México ocupa el primer lugar en anuncios televisivos de comida chatarra, con 39 mensajes publicitarios por hora en el canal cinco, de los cuales 17 corresponden a alimentos no recomendables para la salud infantil.



--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

Acusan a empresas por aumento de obesidad en México

Acusan a empresas por aumento de obesidad en México


De un total de 17 países, México es el país que mayor anuncios por hora presenta con publicidad engañosa que se dirige a los niños, quienes consumen los productos anunciados



Saraí Cervantes y Ramiro Alonso
El Universal
Ciudad de México Lunes 07 de julio de 2008 

Alejandro Calvillo, director general del organismo El Poder del Consumidor (EPC), dijo que debido a la ineficiencia de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) para sancionar o retirar la publicidad engañosa, empresas de alimentos han propiciado los altos índices de obesidad en México.

De un total de 17 países, México es el país que mayor anuncios por hora presenta con publicidad engañosa que se dirige a los niños, quienes consumen los productos anunciados.

En un canal con programación para niños, en una hora se transmiten 39 comerciales, de los cuales 17 son considerados no recomendables por EPC, pues promocionan alimentos procesados.

El segundo país de la lista es Australia con 29 anuncios por hora de los cuales 12 son de alimentos no recomendables.

Calvillo explicó que han interpuesto denuncias y hasta ahora ninguna de las empresas anunciantes ha sido sancionada u obligada a retirar la publicidad engañosa de sus productos.

En el club de periodistas de la Ciudad de México, EPC expuso que en esta coyuntura mundial, en el que el precio de los alimentos se ha incrementado considerablemente, las empresas pueden aprovechar la oportunidad para promover alimentos procesados con bajo contenido alimenticio.

Brenda González, representante de Profeco, dijo que el organismo solamente se enfoca al monitoreo de  publicidad comercial.

Al cuestionarla sobre la ineficiencia de la Profeco en su actuación para sancionar a las empresas que difunden publicidad engañosa, la funcionaria declinó hacer comentarios al respecto.
Buscan regulación

Karla Ávila Jiménez, directora del Consejo de Autoregulación y Ética Publicitaria (CONAR) aseguró que a fin de  evitar más abusos y engaños contra los niños, se trabaja en un código  de autoregulación de bebidas y alimentos que, supuestamente, quedará listo este año.

Agregó que lo que se busca es que agencias de publicidad, medios de comunicación y empresas anunciantes se unan para crear una cultura de la autoregulación.

"Todavía no decidimos si va hacer una campaña pública, sin embargo la estaremos   anunciando a través de las empresas; además también ya estamos trabajando en un proyecto para llevarlo a  todas las instituciones educativas", dijo.

 



--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

viernes, 4 de julio de 2008

Comida chatarra: Maestros reprobados en nutrición

Comida chatarra: Reprobados en nutrición

El 70 por ciento de alumnos y maestros de primaria de Piedras Negras presentan sobrepeso

Por: Josué Rodríguez
28-Junio-2008

PIEDRAS NEGRAS, COAH.- Un 70 por ciento de los maestros en

educación primaria y alumnos tienen problemas de sobrepeso debido a los malos hábitos alimenticios y por el consumo de comida "chatarra", situación que ha llevado a las autoridades de Salud y de Educación a la difusión de programas sobre las enfermedades que esto genera.

La coordinadora regional de la Secretaría de Educación y Cultura, Bertha Casas Casas, reconoció en entrevista que debido a que el problema de la obesidad es un mal que mantiene alerta a la población debido a las enfermedades crónicas degenerativas que esto ocasiona, en los desayunos escolares ya se aplican recetas guiadas por nutriólogos.

"Por ejemplo, en los Desayunos Calientes que se otorgan en las escuelas primarias, los alimentos son preparados adecuadamente con el fin de prevenir el sobrepeso y obesidad en los alumnos", subrayó.

A quemar grasa

Pero ante este problema de sobrepeso, los maestros tendrán que someterse a dieta para predicar con el ejemplo, ya que también se ven tentados al consumo de comida chatarra que los mantiene con un alto porcentaje de sobrepeso, algunos con obesidad.

Reconoció que uno de los factores que influyen es la falta de cultura por la buena alimentación, la falta de ejercicio es lo que hace que con el paso de los años se llegue a diagnosticar hipertensión arterial.

La vida moderna —dijo—, hace que muchos infantes escasamente practiquen alguna actividad o deporte al aire libre que haga que quemen carbohidratos, pasándose más tiempo en casa en los videojuegos, la computadora o televisor, así como la ingesta de frituras y refrescos, los hace que lleven una vida sedentaria lo que a la larga es letal para la salud.

Las autoridades de Salud en Coahuila, busca tomar medidas urgentes contra enfermedades como la diabetes, hipertensión arterial, colesterol, y sobre todo en los municipios fronterizos donde se tienen una influencia de Estados Unidos por el consumo de comida con altos niveles de grasa.


--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

Comida chatarra durante el embarazo puede afectar salud infantil

Comida chatarra durante el embarazo puede afectar salud infantil

Londres, 1 jul (PL) El consumo de la llamada comida chatarra durante el embarazo puede dejar efectos indeseados en la salud de los hijos, sugiere un estudio publicado en la revista The Journal of Phisiology.

Esa hipótesis se apoya en un experimento con crías de ratas alimentadas con ese tipo de comida que presentaron altos niveles de grasa en el flujo sanguíneo y alrededor de los principales órganos.

Los animales tenían más probabilidades de sufrir diabetes, incluso si con posterioridad recibieron una dieta saludable.

Un estudio anterior del mismo equipo mostró que las ratas alimentadas con comida basura estaban más ansiosas por recibir esos productos.

Sin embargo, cuando los animales perdieron el hábito de consumirla el daño a la salud ya estaba hecho.

Los resultados del estudio sugieren que la alimentación durante el embarazo puede tener un impacto mayor al esperado en la salud de los niños, expresó una de sus autoras principales, Stephanie Bayol.

Uno de esos posibles efectos es la diabetes tipo dos, señala el estudio.



--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

Los bebés, en peligro por la comida basura

Los bebés, en peligro por la comida basura

Luis Miguel Ariza

embarazada-hamburguesa.jpg
Enlaces relacionados

120 euros por una hamburguesa

Atracarse de galletas, patatas fritas, queso y otros alimentos procesados mientras se está embarazada no es una buena idea, de acuerdo con un estudio que recoge la revista Journal of Physiology en su último número.

El daño a la descendencia puede incluso resultar irreversible: los retoños nacen con sobrepeso, con problemas médicos que se extienden a la adolescencia y la edad adulta, y con una apetencia heredada nada recomendable por los alimentos basura, una tendencia a engordar más y más, de acuerdo con Stèphanie Bayol y Neil Stickland, del Colegio Real de Veterinarios de Londres, que publican el estudio.

Experimentos con ratones

El experimento se ha realizado en ratas de laboratorio, y consistió en suministrar a las madres embarazadas este tipo de comida durante el embarazo y la lactancia. Los retoños nacieron con niveles altos de colesterol y triglicéridos en sangre. Las concentraciones de insulina y de glucosa fueron también muy altas hechos que están relacionados con un tipo de diabetes muy común entre los humanos.

Por supuesto, la descendencia resultó muy gordinflona, con mucha voracidad para comer de más, acumulando grasa alrededor de los riñones. Los efectos perniciosos de todas estas características se acentuaron más en las hembras que en los machos.

Dieta saludable

Lo que parece obvio es que la dieta de una hembra que está embarazada puede tener efectos importantes a largo plazo sobre la salud de sus hijos, ha comentado Bayol. Eso no significa que la obesidad y la mala salud sean inevitables.

El mensaje es que, mediante una dieta y un estilo de vida saludable, es posible contrarrestar estos peligros. Pero sobre todo, asegura esta experta, las madres deben comer de manera responsable mientras están embarazadas

El estudio en humanos

Los seres humanos no somos exactamente ratas, pero compartimos una gran parte del genoma e incluso tenemos los genes aunque desconectados que codifican para el rabo. ¿hasta qué punto son extrapolables estos resultados?. En opinión de Neil Stickland, en un grado alto.

Los humanos compartimos un buen número de sistemas biológicos fundamentales con las ratas, por lo que hay buenas razones para asumir que lo que hemos descubierto en las ratas pueda repetirse en las personas, refiriéndose a los estudios epidemiológicos que ligan el peso de los niños a los de sus progenitores.



--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

jueves, 3 de julio de 2008

Alimentos sanos sustituirán a la comida basura en las máquinas de los colegios

Alimentos sanos sustituirán a la comida basura en las máquinas de los colegios

Texto: F. A. / Madrid
27/01/2005


La Sanidad española ha abierto la guerra a la obesidad desde distintos frentes. La constatación de que en los últimos años se ha triplicado el número de niños con problemas de peso ha obligado a situar en los centros educativos uno de los principales escenarios de una contienda global que se extenderá también a la industria alimentaria, el mundo de la publicidad, la moda, los medios de comunicación y, por supuesto, la familia. El proyecto, en el que el Gobierno central y las comunidades autónomas llevan trabajando ya varios años, involucrará también a expertos en restauración, sociedades científicas y colegios profesionales. Una de las iniciativas más originales se desarrollará en el ámbito educativo, donde se pretende que las máquinas expendedoras de productos alimenticios sustituyan la actual comida basura por alimentos sanos.

Gobierno y comunidades autónomas impulsan el proyecto NAOS para luchar contra la obesidad desde todos los ámbitos de la sociedad

«Nos enfrentamos a un problema serio, pero aún estamos a tiempo de solucionarlo», afirmó el jueves la ministra de Sanidad, Elena Salgado, en la presentación en Barcelona de lo que se ha venido a denominar como proyecto NAOS, que son las siglas de Nutrición, Actividad Física y prevención de la Obesidad. La estrategia contra el exceso de peso ha sido diseñada por expertos en nutrición y salud comunitaria de todo el país, divididos en ocho grupos de trabajo. Cada uno de estos equipos , dedicados al diseño de guías alimentarias, medidas educativas y el análisis de los factores que inciden en el problema, entre otras cuestiones, ha elaborado un informe con diferentes propuestas que buscan un único objetivo: recuperar la dieta tradicional como base de una alimentación saludable y fomentar el ejercicio físico.

Fomento del deporte

«Son nuestros estilos de vida, más que nuestros genes, los que nos empujan hacia el sobrepeso. Por eso, sólo modificando los estilos de vida podremos hacer frente a este epidemia». La ministra utilizó este término para definir un problema de salud que afecta en España a uno de cada dos adultos. El 39% de los españoles mayores de edad tiene problemas de sobrepeso, mientras que un 14,5% son obesos. Entre los chavales, la situación no es menos preocupante. Hace unos pocos años, la báscula tenía siempre malas noticias para el 5% de los niños entre 6 y 12 años. Ahora son ya el 16%.

La idea de cambiar el tipo de productos de las máquinas expendedoras de colegios, institutos y universidades forma parte de la estrategia diseñada para el ámbito escolar. Sanidad elaborará una normativa encaminada a sustituir, o al menos complementar, la oferta de bollería industrial con bocadillos tradicionales, frutas, yogures, chicles sin azúcar y alimentos que sean, en definitiva, saludables para el crecimiento físico, académico y educativo del alumnado.

El plan, de cara a los estudiantes, tendrá una doble vertiente. Además de fomentarse una alimentación equilibrada a través de los comedores escolares, se impulsarán iniciativas que premien la práctica de ejercicio al término de la Secundaria, cuando la Educación Física deja de ser asignatura obligada. Hay universidades que ya han comenzado a conceder créditos de libre elección por apuntarse a gimnasios concertados y participar en carreras reconocidas por las instituciones docentes. Las cifras hablan por sí solas: sólo la mitad de los escolares participan de manera regular en las clases de gimnasia, y al llegar a la Universidad esa cifra se reduce al 15%.

La presentación del proyecto NAOS tuvo lugar en el marco de las jornadas Obesidad en el siglo XXI, en las que fue reconocida la labor del endocrinólogo malagueño Federico Casimiro-Soriguer. «España se expone a corto plazo a una explosión de obesos. Estamos ante un problema de salud pública sin precedentes», advirtió el experto.

«Cada día que pasa engordamos cinco gramos»

El coordinador del área de Epidemiología desgrana los principales entresijos del plan

F. A. / MADRID

La educación comienza en la familia. «¿De qué me sirve que mi hijo saque muy buena nota en inglés o toque muy bien el piano si con doce años es un obeso y tiene problemas de relación? La salud es una asignatura en la que los padres deben llevar el liderazgo», resume el especialista en Nutrición Javier Aranceta, coordinador del equipo de especialistas que se ha ocupado de la Epidemiología y la Monitorización del proyecto NAOS.

Este médico vasco defiende la necesidad de que cada familia se fije «un proyecto nutricional», que incluya el diseño de un plan alimentario, la gestión de la compra y el acto de comer. Compartir todas estas actividades favorecerá una alimentación más sana y ayudará a los chavales a comprender la necesidad de una buena alimentación.

«La dieta mediterránea es la mejor del mundo», opina Aranceta.

La obesidad y el sobrepeso propician el desarrollo precoz de enfermedades crónicas, en especial las cardiovasculares, pero también la diabetes y algunos tipos de cáncer. El exceso de peso, según Aranceta, favorece que todas estas dolencias se presenten diez o quince años antes de lo habitual.

La sociedad española dista mucho de presentar los problemas de obesidad de la americana, pero los expertos estiman que es necesario trabajar no sólo en la recuperación de la dieta mediterránea, «que se ha demostrado que es la mejor del mundo», sino también en la práctica de ejercicio.

El descenso de gasto energético por actividad física ha caído «muchísimo» en la sociedad occidental. La vida es ahora más sedentaria porque se hace menos ejercicio, pero también porque las comodidades son mayores. Ascensores, automóviles y sistemas de calefacción central contribuyen a que las personas se muevan cada vez menos. Como consecuencia, el cuerpo quema menos calorías. Esa grasa, según Aranceta, se acumula en el organismo poco a poco, a un ritmo medio de 5 gramos al día. «Si te comes cien gramos de calabaza, puedes meterte cien calorías. Pero si te metes la misma cantidad de pizza son 400 calorías».

La estrategia pública contra la obesidad será global. Los expertos quieren poner especial énfasis en los medios de comunicación y, en concreto, en los mensajes que llegan a los niños a través de la televisión. Reino Unido y Francia han dado pasos en este terreno al regular el tipo de publicidad que se emite en horario infantil. Una comisión vigila que a esas horas no se pasen anuncios de snacks y bollería industrial y cuida los mensajes directos y subliminales dirigidos tanto a padres como a chicos. «Hay cosas que deben regularse porque en la sociedad de libre mercado no vale todo».

–¿Las pasarelas de moda también?
–Si la educación para la salud se trabaja bien, los chavales son suficientemente inteligentes como para no ser esclavos de la moda. Aun así, el proyecto NAOS incorpora a quince profesionales de la costura.

–«Un cuerpo 10 es aquel que...
–...nos hace sentir bien de una manera integral, desde el punto de vista físico, psíquico y social».

«Además de saludable, la comida debe ser sabrosa»

La escuela de Hattori reunirá dentro de un mes en Tokio a 15 chefs españoles

M. MEDIAVILLA / MADRID

El japonés Yukio Hattori reúne las condiciones de chef, crítico gastronómico, divulgador televisivo, profesor, conferenciante y médico. Por eso su filosofía y la de la Escuela de Cocina y Nutrición que preside en Tokio tienen doble acento: comer bien y cuidar la salud a través de la comida. Quince de los mejores cocineros españoles irán allí dentro de un mes para ponerle una guinda hispana a esa filosofía.

Yukio Hattori prueba un guiso en la feria madrileña. / CHEMA BARROSO
En la III Cumbre Internacional de Gastronomía Madrid Fusión, Hattori se lució preparando un «plato muy parecido al marmitako», olla de atún con puerro. Ejerció también de educador alimenticio al explicar las bondades saludables de la salsa de soja y aconsejar sobre la manipulación segura del pescado crudo. Y no olvidó añadir unas pinceladas de humor a propósito de su impecable traje negro con chaqueta de cuello alto, que hace resaltar aún más su inmaculado delantal blanco. «Fui pionero en vestirme así, y como en 1992 me dieron un premio al hombre más elegante, ahora está de moda», bromeó.

–¿Conoce bien la cocina española?
–La primera vez que vine a España fue hace 41 años, cuando tenía 19. Pero fue mucho más adelante cuando pude comprobar que España había cambiado muchísimo, sobre todo en el mundo de la cocina. Cuando pregunté por qué, me hablaron de gente como Arzak, Subijana y Adrià, que querían renovar su propia cocina a partir de tres principios: recuperar platos tradicionales, dar un toque a los menús existentes y crear algo nuevo.

–¿Ha habido mucho intercambio desde entonces?
–Ferran Adrià, a quien considero el pionero de ese cambio, ha estado un par de veces en Japón, y yo he acudido cinco o seis a su restaurante. Además, a partir del 28 de febrero, vamos a tener en la Escuela Hattori unas jornadas gastronómicas de tres días sobre La vanguardia culinaria de España, en las que 15 de sus máximos exponentes (Carles Abellán, Albert y Ferran Adrià, Andoni Aduriz, Sergi Arola, Juan Mari Arzak, Martín Berasategui, Enrique Dacosta, Joaquín Felipe, Dani García, Enrique Martínez, Joan Roca, Francisco Roncero, Carme Ruscalleda y Pedro Subijana) intercambiarán sus experiencias con cocineros japoneses para crear nuevos platos.

–¿Tiene futuro la cocina tradicional?
–En la cocina tradicional siempre hay cosas buenas, por eso ha podido sobrevivir. Pero el mundo es cada vez más pequeño, y si hay cosas interesantes en otros lugares, es lógico combinarlas con las nuestras.

–¿De dónde le surgió su idea de la 'educación alimenticia'?
–En japonés, la palabra comer se representa con un ideograma de dos partes. Una significa mejorar, y la otra, el elemento humano, así que se trata de que la alimentación sea buena para la salud. Por eso creo que no son suficientes los tres pilares tradicionales del sistema educativo japonés (el conocimiento, las buenas maneras y el cuerpo) y que hace falta otro, el de enseñar cómo comer.

–¿Dónde se puede hacer esa enseñanza?
–Los medios de comunicación son importantes para mí, pero también las conferencias y las clases. Además, he intentado implicar al Estado y planteé varias propuestas al primer ministro, Junichiro Koizumi, cuando era titular de Sanidad, para que favoreciera la shokuiku, la educación alimenticia y nutricional. Ya existe un proyecto de ley, y espero que se apruebe en breve.

–¿Influyen negativamente los nuevos hábitos sociales?
–Ahora hay muchos niños que comen solos, y otros que no quieren hacerlo con su familia y se van a su habitación mientras juegan con el ordenador. El propio modo de jugar ha cambiado. Antes los niños de diferentes edades lo hacían juntos, y eso les preparaba mentalmente para ser adultos.

–¿Basta con la comida saludable para alimentarse bien?
–Para tener un cuerpo sano, es importante comer bien en la etapa de desarrollo. Pero no debemos olvidar que, además de saludable, la cocina tiene que ser sabrosa.

–¿Por eso dice que hay que mejorar la comida de los hospitales?
–La comida de los hospitales es pobre, y a muchos enfermos no les gusta. Si se alimentan mal, les costará más curarse. Es fundamental crear un ambiente agradable y dar una dieta buena y apetitosa, porque el paciente se alimentará mejor y tardará menos en recibir el alta.
--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

Humor organico

Detener el aumento de las enfermedades crónicas

Detener el aumento de las enfermedades crónicas
La epidemia de todos

por Víctor Hugo Durán

Se creía que las patologías crónicas eran "enfermedades de los ricos", pero ya no es así. Los países en desarrollo están padeciendo un aumento repentino de muertes y enfermedades debidas al cáncer, las cardiopatías, los accidentes cerebrovasculares y la diabetes.

La buena noticia es que casi todo esto puede evitarse.

VIDEO COMIDA CHATARRA