LA BASURA QUE COMEMOS

LA BASURA QUE COMEMOS

LA BASURA QUE COMEMOS / COMIDA BASURA: LA PLAGA DE LOS ALIMENTOS PROCESADOS

viernes, 26 de septiembre de 2008

Comida chatarra desplaza dieta mediterránea: The New York Times

Comida chatarra desplaza dieta mediterránea
El modo de comer en zonas donde prevalecían las ensaladas, pescado y aceite de oliva, está siendo sustituida por pizzerías, neverías, máquinas de refrescos y lugares de comida rápida



The New York Times
Jueves 25 de septiembre de 2008

El doctor Michalis Stagourakis ha presenciado una transformación de su consultorio pediátrico en los últimos tres años. Los estornudos y dolores de estómago típicos de la infancia están siendo súbitamente sustituidos por males mucho más severos: diabetes, hipertensión, colesterol alto. El cambio de dieta, indicó, ha producido una epidemia de obesidad y trastornos relacionados.

Pequeños pueblos como éste en el occidente de Creta, considerado cuna de la reconocidamente saludable dieta mediterránea --compuesta principalmente por aceite de oliva, legumbres frescas y pescado--, están ahora rebosantes de dulcerías, pizzerías, neverías, máquinas de refrescos y lugares de comida rápida.

El hecho es que la dieta mediterránea, que ha sido relacionada con mayores periodos de vida y menores tasas de enfermedades cardiacas y cáncer, está en retirada en la región donde nació. Hoy es más probable encontrarla en restaurantes de lujo en Londres y Nueva York que entre las generaciones más jóvenes de lugares como Grecia, donde dos tercios de los niños sufren actualmente sobrepeso y los efectos sobre la salud se están acumulando, según funcionarios.

"Es un lugar donde se veían personas de 100 años, donde la gente era delgada y estaba en forma", señaló Stagourakis. "Ahora se ven niños cuya longevidad es menor a la de sus padres. Eso está espantando realmente a la gente".

De esa preocupación se ha hecho eco la Organización para la Agricultura y la Alimentación de las Naciones Unidas, que en un reporte este verano indicó que la dieta de la región había "decaído a un estado moribundo".

"Es una dieta casi perfecta, pero cuando examinamos lo que la gente está comiendo advertimos que gran parte de la muy encomiada dieta no existe más", indicó el autor del reporte, Josef Schmidhuber, economista de la organización. "Se ha convertido simplemente en una noción".

Grecia, Italia, España y Marruecos incluso han solicitado a la UNESCO designar a la dieta como "pieza intangible de herencia cultural", en un testamento tanto hacia su valor esencial como a su potencial extinción.

Los efectos más serios de la desaparición son en la salud y en las cinturas de la gente. Alarmado por las tendencias, el gobierno griego ha organizado campañas en escuelas de pueblitos como éste en los últimos años para pesar a los niños y orientarlos en materia de nutrición. Las lecciones incluyen una pirámide alimentaria centrada en la dieta mediterránea.

Es una batalla cuesta arriba, empero. Esta primavera, la mayoría de los niños que fueron sometidos a exámenes en la escuela elementaria de este poblado de 3 mil habitantes resultaron con niveles de colesterol altos. "Fue la comidilla de la escuela", indicó Stella Kazazakou, de 44 años y con un hijo, Theodore, de nueve. "En lugar de calificaciones, las madres se la pasaron comparando niveles de colesterol".

En Grecia, tres cuartas partes de la población adulta tiene sobrepeso o es obesa, lo que representa la peor tasa en Europa "por mucho", según la ONU. Las tasas de sobrepeso entre niños se incrementaron más de 200% de 1982 a 2002, y han estado subiendo incluso más rápido desde entonces.

Italia y España también están ahora entre los "punteros" en obesidad en Europa, con tasas entre adultos superiores a 50%. Esto se compara con alrededor de 45% en Francia y Holanda, por ejemplo.

En Estados Unidos, 66% de los adultos mayores de 20 años tenían sobrepeso en 2004, y 31.9% de los niños entre dos y 19 años registraban obesidad en 2006, aunque las estadísticas infantiles son compiladas de forma diferente en diferentes países.

El aumento en el número de niños con sobrepeso ha sido particularmente impactante, según padres y doctores.

"Su dieta es totalmente distinta a lo que era la nuestra", señaló Soula Sfakianakis, de 40 años, quien recordó que desayunaba leche de cabra, pan y miel. Su hijo, Vassilis, de nueve años y un bigote de chocolate dejado por el helado que acababa de terminar, dijo que prefería cereal en la mañana y bistec o macarrones con queso para la cena.

La doctora Antonia Trichopoulou, profesora de epidemiología de la Escuela de Medicina de la Universidad de Atenas, dijo que el problema se ha agudizado con la propagación de supermercados y tiendas de conveniencia.

"En los últimos cinco años las cosas se han puesto realmente mal", indicó. "Los niños están todos bastante corpulentos. El mercado presiona mucho, y padres y escuelas parecen incapaces de resistir". (Traducción: Gregorio Narváez).



--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/
Publicar un comentario

Humor organico

Detener el aumento de las enfermedades crónicas

Detener el aumento de las enfermedades crónicas
La epidemia de todos

por Víctor Hugo Durán

Se creía que las patologías crónicas eran "enfermedades de los ricos", pero ya no es así. Los países en desarrollo están padeciendo un aumento repentino de muertes y enfermedades debidas al cáncer, las cardiopatías, los accidentes cerebrovasculares y la diabetes.

La buena noticia es que casi todo esto puede evitarse.

VIDEO COMIDA CHATARRA