martes, 8 de julio de 2008

Niños, vulnerables ante bombardeo publicitario de comida chatarra: INN

adece obesidad 25% de los adolescentes y 70% de los adultos

Niños, vulnerables ante bombardeo publicitario de comida chatarra: INN

Angélica Enciso L.

Casi 42 por ciento de la población mexicana, la que vive en pobreza patrimonial, es la más afectada por la obesidad y sobrepeso; se trata de adultos que de niños fueron desnutridos y ahora son obesos, señaló Abelardo Ávila, investigador del Instituto Nacional de Nutrición (INN), durante el foro Impacto sobre publicidad en niños.

En el foro, organizado por la agrupación El poder del consumidor, especialistas en publicidad destacaron la vulnerabilidad en la que se encuentran los niños ante la información engañosa que transmiten los mensajes, la ausencia de sanciones para las empresas ante ello y las necesidades que provocan en los niños, los cuales adoptan una actitud de exigencia hacia sus padres con el fin de que les compren productos chatarra.

Ávila en su intervención señaló que "estamos ante una creciente y grave epidemia de obesidad. La veíamos venir desde hace 20 años por los cambios en la alimentación y eran previsibles los daños que provocaría. El haber omitido el análisis y la prevención de estos factores de riesgo nos ha llevado a la situación que estamos viviendo".

Explicó que 7 por ciento de los niños de hasta cinco años enfrenta el problema, pero esto crece al llegar a la pubertad, donde 25 por ciento de los adolescentes está en esa situación, y en la población adulta se tiene que 70 por ciento es obeso.

Detalló que mientras aumentan los ingresos de las familias en pobreza, cuando se llega al tercer decil o a la pobreza patrimonial, en la que se encuentra, de acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación, en 42 por ciento de la población se dispara la obesidad; se trata de la población más afectada. Agregó que hace 30 años 70 por ciento de los niños mexicanos padecían desnutrición y es el mismo porcentaje que ahora tiene obesidad.

Consideró que "hay una ingenuidad impresionante, ya que pensamos que esto se puede resolver con medidas como decir a las madres que cuiden a los niños, pero cometemos el mismo error que con la desnutrición infantil: pensar que es un problema monocausal. Antes se pensaba que faltaban alimentos y los regalaban. Ahora la obesidad se cree que es comer de más, pero hay que ver por qué y cuál es el patrón de alimentos".

Indicó que "un niño de ocho meses, antes de verbalizar, es capaz de exigir a su madre que le ponga refresco al biberón, porque ella le enseñó y además es también consumidora de esa bebida".

Alejandro Calvillo, de El poder del consumidor, dijo que en cuanto a anuncios de comida chatarra que se trasmiten en horarios infantiles de televisión, México encabeza la exposición a nivel mundial. Un niño que pase dos horas diarias ante la televisión se expone a alrededor de 12 mil 400 anuncios de comida chatarra al año.

Por su parte, el Instituto Mexicano del Seguro Social informó que se han sumado un millón 240 mil personas a la cruzada nacional Vamos por un millón de kilos que tiene como meta reducir la obesidad.



--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

La publicidad sobre comida basura causa obesidad en los niños mexicanos

La publicidad sobre comida basura causa obesidad en los niños mexicanos

MÉXICO (AFP) — Cada año, los niños mexicanos son sometidos a un bombardeo de 12.400 anuncios televisivos de la denominada 'comida basura', cifra récord en el mundo, lo que ha contribuido a que México sea a nivel mundial el segundo país con mayor población con obesidad o sobrepeso.

"En México, un niño que ve dos horas de televisión diarias se expone a más de 12.400 anuncios de comida chatarra al año y ninguno a orientación nutricional", aseguró Alejandro Calvillo, director de la asociación no gubernamental 'El poder del consumidor'.

Según un estudio de este organismo, México ocupa el primer lugar mundial en materia de anuncios de 'comida chatarra', como fritos, cereales azucarados y golosinas, transmitidos durante las horas de programación juvenil.

Por ejemplo, explicó Calvillo, en México durante un programa infantil de una hora se transmiten "17 anuncios de alimentos no recomendables", mientras que en Australia son 12, en Estados Unidos 11, en Gran Bretaña 10 y en Francia ocho.

"La publicidad dirigida a niños son cereales previamente endulzados que tienen entre el 20% y el 40% de su peso en azúcar y el resto es harina refinada (...) y alimentos con altos contenidos de grasas y sal, como hamburguesas o pollo frito", añadió Calvillo.

Según la Encuesta de Salud y Nutrición realizada en México en 2006, el 40% de los mexicanos adultos padece sobrepeso y el 30% obesidad, mientras que en los niños de cinco a once años estos padecimientos afectan al 26% y entre los adolescentes al 30%.

Las autoridades mexicanas del sector de la salud han reconocido que el sobrepeso y la obesidad se han convertido en una "epidemia silenciosa" que crece y propicia la multiplicación de casos de enfermedades crónico degenerativas como diabetes mellitus, hipertensión arterial y afecciones cardiacas.

Esta encuesta también reveló que el sector poblacional en el que se registra un aumento creciente de obesidad y sobrepeso es en los niños en edad escolar, con un ritmo del 2,2% anual, el mayor en el mundo.

Esto ocurre porque al ingresar a los seis años en la escuela primaria "los niños se convierten en insaciables consumidores de mala alimentación, de comida chatarra", explicó, por su parte, el doctor Abelardo Ávila, investigador del Instituto Nacional de Nutrición.

Según el experto, al año se venden 20.000 millones de pesos (unos 1.212 millones de euros) en las tiendas de dulces y alimentos que existen en las escuelas de educación básica de México.

"La mayor parte de ese consumo, el 97%, son dulces, fritos, refrescos, antojitos, tortas y sólo un 3% son frutas, verduras y ensaladas, lo que se podría considerar saludables", añadió Ávila.

A pesar de las campañas en contra de la obesidad y el sobrepeso que ha emprendido el sector de la salud en México, Ávila y Calvillo consideraron que son insuficientes dado que es necesario modificar los hábitos alimenticios de la población, principalmente de la infantil.

Exhortaron a las autoridades a aplicar los distintos convenios internacionales que en materia de defensa de los derechos del consumidor y del niño tiene firmados México y que prohíben la publicidad engañosa y de alimentos que resultan perjudiciales para la salud.

El Instituto Mexicano del Seguro Social lanzó el 2 de junio la campaña denominada 'un millón de kilos menos' en la que participan unas 700.000 personas que en su conjunto esperan reducir más de un millón de kilos en el plazo de dos meses y que hasta el viernes habían bajado más de 250.000.



--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

Empresas, responsables de la obesidad / Las firmas aún utilizan publicidad engañosa

Empresas, responsables de la obesidad
Las firmas aún utilizan publicidad engañosa


Saraí Cervantes y Ramiro Alonso
El Universal
Martes 08 de julio de 2008
finanzas@eluniversal.com.mx

Alejandro Calvillo, director general del organismo El Poder del Consumidor (EPC), dijo que debido a la ineficiencia de la Profeco para sancionar o retirar de los medios publicidad engañosa, empresas como Bimbo, Kellog's y Nestle han propiciado los altos índices de obesidad en México.

De 17 países, México es el que mayor anuncios por hora presenta con publicidad engañosa que se dirige a los niños, quienes consumen los productos anunciados.

El segundo país de la lista es Australia, con 29 anuncios por hora, de los cuales 12 son de alimentos no recomendables.

Calvillo explicó que EPC ha interpuesto denuncias contra las empresas Nestle, Kellog's y Bimbo y hasta ahora ninguna de ellas ha sido sancionada u obligada a retirar la publicidad engañosa de sus productos.

En el club de periodistas de la Ciudad de México, EPC expuso que en esta coyuntura mundial, en la que el precio de los alimentos se ha incrementado considerablemente, las firmas pueden aprovechar la oportunidad para promover alimentos procesados con bajo contenido alimenticio.

Brenda González, de la Dirección de Procedimientos de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), dijo que ese organismo sólo se enfoca al monitoreo de publicidad comercial.


--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

Humor organico

Detener el aumento de las enfermedades crónicas

Detener el aumento de las enfermedades crónicas
La epidemia de todos

por Víctor Hugo Durán

Se creía que las patologías crónicas eran "enfermedades de los ricos", pero ya no es así. Los países en desarrollo están padeciendo un aumento repentino de muertes y enfermedades debidas al cáncer, las cardiopatías, los accidentes cerebrovasculares y la diabetes.

La buena noticia es que casi todo esto puede evitarse.

VIDEO COMIDA CHATARRA