miércoles, 30 de julio de 2008

Los Ángeles restringe los locales de comida basura en las zonas pobres

Los Ángeles restringe los locales de comida basura en las zonas pobres

  1. • El ayuntamiento prohíbe abrir nuevos restaurantes de 'fast food' en el área de South LA durante un año
 Arnold Schwarzenegger.
Arnold Schwarzenegger.
NOELIA SASTRE
NUEVA YORK

El Ayuntamiento de Los Ángeles se ha propuesto frenar la obesidad y cuidar los estómagos de la zona de South LA. El martes aprobó una moratoria que impedirá abrir nuevos locales de comida rápida durante un año, el tiempo que necesitarán las autoridades para atraer a nuevos restaurantes que aporten una carta más saludable a estas calles antes conocidas como South Central. La gigantesca zona de mayoría negra y latina --y hogar de míticas gangs (pandillas) desde los 70 como los Crips y La Mara 18, pero también de cineastas como John Singleton, deportistas como Venus y Serena Williams y raperos como Ice Cube, autor de la canción Cómo sobrevivir en South Central-- será la primera del país en aplicar esta saludable iniciativa.

"Nuestras comunidades tienen una gran escasez de comida de calidad", subrayó el martes el concejal Bernard Parks. Una afirmación que no secundan las cadenas de comida rápida, que aseguran que sus menús ya incluyen productos sanos. "No se trata de dónde comes, sino de lo que comes. Les propusimos trabajar en esto juntos, pero obviamente no están interesados", respondió Andrew Puzder, presidente de la cadena de hamburgueserías CKE.

Ante la negativa, la Asociación de Restaurantes de California --que últimamente va de disgusto en disgusto, pues el gobernador Arnold Schwarzenegger firmó el viernes una ley que prohibirá las grasas artificiales hidrogenadas a partir del 2010-- está considerando sus opciones legales para desafiar la ordenanza. Pero el ayuntamiento tiene algunos datos demoledores a su favor: según el Departamento de Salud, el 30% de los adultos en la deprimida South LA son obesos, frente al 14% del rico Westside, que incluye exclusivos barrios como Bel Air, Beverly Hills y Santa Monica. En la zona pobre, el 73% de los restaurantes sirven comida basura. En los distritos más exclusivos, la cifra, sin ser para lanzar cohetes, baja hasta el 42%.

CAMBIO DE HÁBITOS

Además, los estudios demuestran que la gente cambia de hábitos de alimentación cuando les ofrecen otras opciones. Así que el problema, como de costumbre, es la pobreza. "Una receta segura para la obesidad es la comida barata junto a la falta de acceso a productos sanos. Si estos productos entran en los barrios pobres, las dietas mejoran", asegura Kelly Brownell, experta de la Universidad de Yale. Los vecinos están divididos. "Hay demasiados fritos por aquí", apunta Dorothy Meighan a la puerta de un Kentucky Fried Chicken. "A la gente le gusta", afirma Curtis English, sin empleo ni coche, que el lunes desayunó un burrito y almorzó una hamburguesa doble con queso en un McDonald's junto a su casa por algo menos de dos euros.

--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

Humor organico

Detener el aumento de las enfermedades crónicas

Detener el aumento de las enfermedades crónicas
La epidemia de todos

por Víctor Hugo Durán

Se creía que las patologías crónicas eran "enfermedades de los ricos", pero ya no es así. Los países en desarrollo están padeciendo un aumento repentino de muertes y enfermedades debidas al cáncer, las cardiopatías, los accidentes cerebrovasculares y la diabetes.

La buena noticia es que casi todo esto puede evitarse.

VIDEO COMIDA CHATARRA