LA BASURA QUE COMEMOS

LA BASURA QUE COMEMOS

LA BASURA QUE COMEMOS / COMIDA BASURA: LA PLAGA DE LOS ALIMENTOS PROCESADOS

domingo, 4 de enero de 2009

Futbolistas contra la comida basura / la gordura infantil se ha constituido en uno de los grandes problemas sanitarios en la actualidad

Futbolistas contra la comida basura

swissinfo.ch

http://www.swissinfo.ch/xobix_media/images/sri/2008/sriimg20081202_10041894_0.jpg

16 de diciembre de 2008

La Unión Europea de las Asociaciones de Fútbol (UEFA), colabora en campaña contra la comida basura debido a que la gordura infantil se ha constituido en uno de los grandes problemas sanitarios en la actualidad

Pie de foto: Libro de cocina 'Eat for Goals': estrellas del fútbol en campaña contra la obesidad. (Uefa)


Uno de cada cinco niños en Suiza tiene sobrepeso; en Europa son más de 20 millones. Cuatro organizaciones de consumidores exigen que se prohíban los anuncios comerciales de comidas dañinas. Trece estrellas del fútbol cocinan contra la 'comida rápida'.

La campaña auspiciada por 'Consumers International' quiere presentar sus puntos de vista a la Organización Mundial de la Salud, a principios de 2009 en Ginebra.

Hasta ahora, la Fundación suiza para la Protección al Consumidor (FPC) no ha visto cumplida su esperanza de que el gobierno apoye la aplicación de sus normas de conducta en la materia.

De momento, la Oficina Federal de la Salud Pública (OFSP) no piensa limitar la publicidad de comestibles, porque considera adecuado confiar en la responsabilidad de los consumidores y la industria.

"Esta actitud de los funcionarios me extraña y decepciona", declaró a swissinfo la presidenta de la Fundación suiza para la Protección a los Consumidores (FPC) Simonetta Somaruga al tiempo de recordar que la gordura infantil constituye uno de los grandes problemas sanitarios en la actualidad.

"Por supuesto que nuestra campaña quisiera contar también con el respaldo de los funcionarios de salud", precisa Sommaruga.

Sin embargo, la presidenta de la FPC atribuye posibilidades a la campaña porque tiene carácter internacional y porque los funcionarios en otros países son "más amplios que los nuestros en Suiza". Los problemas sanitarios de los niños obesos atañen a todos y, sobre todo, nos cuestan mucho. "Por eso sería necesario hallar un consenso".

« Esta actitud de los funcionarios me extraña y decepciona »

Simonetta Sommaruga, presidenta de la SKS

Apoyo de las estrellas del balón

Un respaldo indirecto a la campaña contra la comida basura viene de otra parte: la Unión Europea de las Asociaciones de Fútbol (UEFA) y la World Heart Federation han publicado, con el patrocinio de la UE, el libro de cocina titulado "Eat for Goals" (Cocina para lograr metas), redactado con el aporte de 13 jugadores de primer nivel (entre ellos 3 jugadoras).

Este libro de cocina, dirigido a niños de entre 5 y 11 años, subraya la gran importancia que tiene el comer productos nutritivos para llevar un estilo de vida sano.

Pasta a la Cannavaro

Un paquete de masa de harina (pasta), 6 tomates, 2 berenjenas, 12 aceitunas negras, 4 cucharadas de aceite de oliva, albahaca, alcaparra, 2 cebollas, 4 dientes de ajo. Así prepara Fabio Cannavaro, de Real Madrid y capitán del campeón mundial Italia, su pasta a la siciliana. Una receta sencilla, sin grasa.

Otros grandes 'cracks' del fútbol como Thierry Henri y Carles Puyol (ambos del Barcelona), Ruud van Nistelrooy (Real Madrid), Lukas Podolski o Miroslav Klose (ambos de Bayern Munich) participan con una detallada lista de ingredientes e indicaciones precisas para que niños inexpertos puedan preparar de manera sencilla 13 platos sabrosos y saludables.

O como dijo el capitán del Liverpool Steven Gerrard ante la UEFA: "El libro muestra a los jugadores jóvenes y a los amantes del fútbol cómo cocinan y comen los campeones".

« El libro muestra a los jugadores jóvenes y amantes del fútbol cómo comen y cocinan los campeones »

Steven Gerrard, capitán de FC Liverpool

Todos los famosos dijeron sí

Fue relativamente sencillo el conseguir que participen 13 jugadores en el libro, declara a swissinfo Patrick Gasser, responsable de proyectos sociales de la UEFA. "Nadie se negó a hacerlo. Establecimos contacto con los clubes correspondientes y luego con los jugadores para facilitar la composición de sus recetas".

La elección de jugadores refleja un grupo más o menos representativo de Europa. Aunque ningún jugador suizo esté presente. Por ejemplo ¿por qué no Tranquilo Barnetta cuya imagen anuncia McDonald's? Gasser ríe: "Eso no tuvo influencia alguna. Lo que pasa es que la UEFA tiene 53 asociaciones miembros. Incluir un jugador de cada país hubiera excedido el marco del proyecto".

Presión a McDonald's

Las diversas campañas contra la obesidad y el hecho de que hoy haya en Europa más de 20 millones de niños gordos hace que el gigante de la hamburguesa McDonald's se vea ante una presión enorme. Gran Bretaña ha agudizado sus leyes contra los anuncios comerciales en TV para productos grasos. Hoy en día aumentan las voces en el mundo reclamando que se prohíba la publicidad de comida chatarra, especialmente en programas infantiles.

Desde que la OMS declaró a la obesidad pandemia mundial, la cadena multinacional estadounidense de la restauración está cada vez más en la mira de las oficinas de salud y de la medicina preventiva.

Aún así, el gigante de la comida al paso sigue registrando ganancias con más de 56 millones de clientes por día. En el tercer trimestre de 2008 acrecentó sus ventas en un 6%. No obstante, la campaña contra las comidas grasosas es observada atentamente en la sede del imperio de la hamburguesa.

Quizás los trucos (puntapiés) culinarios de los señores Cannavaro, Gerrard, van Nistelrooy, Henri, Klose y Podolski sean mucho más peligrosos para McDonald's que para los guardametas adversarios.

swissinfo, Jean-Michel Berthoud
(Traducción: Juan Espinoza)


LAS EXIGENCIAS

Las organizaciones de protección a los consumidores piden que se prohíba la emisión de anuncios comerciales televisivos entre las 06 y las 21 horas y que no se permita hacerlo en medios nuevos como son Internet o SMS.

Por otra parte, el proscribir los anuncios publicitarios en escuelas o en sitios frecuentados por los niños y evitar las acciones publicitarias con regalos o juguetes coleccionables.

Además, prohibir campañas de publicidad con personalidades, figuras cómicas o concursos.


PRESENCIA EN LAS REGULACIONES PÚBLICAS

Desde finales de 2007 existe en Suiza un acuerdo entre 11 grandes productores alimentarios que decidieron marcarse normas generales para el uso adecuado de anuncios comerciales. Lo hicieron sobre todo para ajustarse a las regulaciones públicas en la materia, tal como los desea la Fundación suiza para la Protección al Consumidor (FPC).

Entre otros, Nestlé, Burger King, Coca Cola y Kraft Foods se comprometen a no atraer la atención de menores de 12 años con productos que no respeten los valores alimenticios internacionales. Las medidas dictadas para los países de la UE en este sentido son aplicadas parcialmente en Suiza, por ejemplo por Kraft Foods.

La presidenta de la FPC, Simoneta Sommaruga, considera que aún no se nota el efecto de estas medidas, porque la tendencia parece tener otra dirección: los anuncios de Fast Foods para el público infantil son, en su opinión, cada vez más agresivos.


EN TRES IDIOMAS

'Eat for Goals' ha sido concebido para niños de entre cinco y once años. Es editado por Falkenmedia en tres idiomas: alemán, inglés y francés.

La primera edición se halla desde fines de octubre en las librerías de Suiza, Alemania, Austria y Liechtenstein.

De cada ejemplar vendido queda un euro para el programa World Heart Federation, programa dedicado a impulsar en los niños un estilo de vida activo.


ENLACES


Más sobre el tema

--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

viernes, 2 de enero de 2009

Rechazan diputados prohibir publicidad de comida chatarra

■ La obesidad en niños, culpa de las madres, dicen panistas

Rechazan diputados prohibir publicidad de comida chatarra

La Jornada (México) -

■ Desecha la Comisión de Salud modificar la ley en la materia

Enrique Méndez

La Comisión de Salud de la Cámara de Diputados rechazó modificar la Ley General de Salud para acotar la publicidad de "comida chatarra" en televisión y exhortar a la Secretaría de Salud (Ssa) a realizar un estudio que determine el sobrepeso en menores de edad y su relación con la publicidad comercial, por considerar que las responsables de la obesidad infantil son las madres, por los alimentos que proporcionan a sus hijos diariamente.

Esa instancia legislativa, que preside el PAN, desechó información acerca de que, por ejemplo, el Canal 5 de Televisa transmite cada hora 39 anuncios de alimentos o golosinas, de los cuales 17 son "no recomendables" para el consumo infantil.

También desechó una propuesta del PT que plantearon obligar a los fabricantes de "comida chatarra" a incluir en las etiquetas de sus productos la leyenda "el abuso en el consumo de este producto puede provocar obesidad".

Economía, en contra

La postura de la comisión va en consonancia con la de Economía, que también está a cargo del PAN, que en 2008 se negó a prohibir la publicidad –principalmente en televisión– de productos que son factor de obesidad en la población infantil.

En este caso, la comisión que preside el panista Éctor Rodríguez Barba votó en contra de una iniciativa presentada por el también legislador del blanquiazul Jorge Quintero Bello, quien planteó que la Ssa debía realizar "un estudio para determinar la relación entre la ingesta de comida de lato contenido calórico y escaso valor nutricional y su publicidad en los medios de comunicación masiva".

En su propuesta, Quintero Bello expuso que la influencia de la "comida chatarra" y rápida en México es uno de los factores que contribuyen a la obesidad, especialmente en los menores, ya que se caracterizan por un alto contenido en calorías y escaso valor nutricional.

Refirió que desde la Encuesta Nacional de Salud de 2006 se documentó que la obesidad en niños de primaria se incrementó 33 por ciento desde 1999, y que actualmente se estima que 26 por ciento de la población de entre cinco y un años de edad padece sobrepeso u obesidad.

También ponderó que las estrategias de publicidad y de mercadotecnia de estas empresas "tienen un impacto favorable en la población para comprar y consumir esos productos, y que la televisión es el mejor medio para promocionarlos"; citó el caso de los comerciales difundidos por el Canal 5 de televisión, cuya programación es de corte infantil.

Señaló que, de acuerdo con información proporcionada por la agrupación El Poder del Consumidor, en comparación con datos de Consumers International, México ocupa el primer lugar en mensajes dirigidos a niños, después de Australia, donde se anuncian 29 productos por hora, de los cuales 12 no son recomendables para el consumo de menores. En tercer lugar, expuso, se ubica Estados Unidos, con 24 comerciales por hora, y de éstos 11 son de "comida chatarra".

El panista incluyó resultados de la Oficina de Alimentos y Nutrición del Instituto de Medicina de Estados Unidos, perteneciente a la Academia Nacional de Ciencias, en el sentido de que los niños ven televisión con menos escepticismo que los adultos y, por lo tanto, son particularmente vulnerables a la publicidad, lo cual afecta la elección de sus alimentos e influye en sus hábitos, pues pueden sufrir cambios de conducta y, además, exigen a sus padres comprarles el producto anunciado en ese medio.

Sin embargo, la comisión determinó en el dictamen en contra de la iniciativa que la obesidad infantil "es un problema epidemiológico, multifactorial y genera grandes costos económicos" y que, entre sus atribuciones, la Ssa tiene las de promover investigaciones que permitan conocer las condiciones de nutrición que prevalecen entre la población y, "derivado de lo anterior, se infiere que la ley vigente ya establece la obligación a la secretaría de realizar estudios" como el sugerido por Jorge Quintero.

Para su decisión dio mayor peso a un estudio elaborado por la Fundación Mexicana para la Salud, donde "se evidencia que el principal decisor de los alimentos que consume durante el día un niño obeso es la madre".

A la vez, para rechazar la propuesta del PT, la misma comisión sostuvo en otro dictamen que "los expertos coinciden en que no hay alimentos buenos o malos, sino una dieta bien o mal equilibrada", y que actualmente es una obligación de las empresas colocar las propiedades reales de los productos y valor nutricional en las etiquetas y contraetiquetas.

Inclusive, la comisión rechazó una minuta enviada por el Senado para reformar la Ley General de Salud, con objeto de obligar a las empresas a incluir información más detallada sobre el contenido de sus productos, ya que "existe evidencia sobre la relación entre la dieta y las enfermedades crónicas".

La minuta señalaba que "los consumidores necesitan información para comprar y elegir alimentos, planificar comidas variadas y balanceadas, en cantidades moderadas".



--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

Humor organico

Detener el aumento de las enfermedades crónicas

Detener el aumento de las enfermedades crónicas
La epidemia de todos

por Víctor Hugo Durán

Se creía que las patologías crónicas eran "enfermedades de los ricos", pero ya no es así. Los países en desarrollo están padeciendo un aumento repentino de muertes y enfermedades debidas al cáncer, las cardiopatías, los accidentes cerebrovasculares y la diabetes.

La buena noticia es que casi todo esto puede evitarse.

VIDEO COMIDA CHATARRA