jueves, 13 de agosto de 2009

Despiden a médico por campaña anti-donas, por una campaña personal contra la obesidad

Despiden a médico por campaña anti-donas

El incluir en su campaña a los pastelillos obligó al doctor a dejar su cargo. AP

  • El doctor Jason Newsom emprendió la campaña contra las hamburguesas, las papas fritas, el pollo frito y el té dulce

Una empresa de donas arremetió contra un médico encargado de una campaña contra la obesidad por parodiar un eslogan de la compañía

PENSACOLA, FLORIDA.- El doctor Jason Newsom la emprendió contra las hamburguesas, las papas fritas, el pollo frito y el té dulce en su campaña personal para promover una mejor alimentación.

Probablemente aún estaría encabezando la campaña si hubiera dejado tranquilas a las rosquillas.

Newsom, de 38 años, ex médico del ejército que se desempeñó en Irak, regresó hace algunos años a su hogar en Panama City para dirigir el Departamento de Salud del Condado de Bay, y lanzó una campaña personal contra la obesidad exhibiendo advertencias sardónicas en una pizarra electrónica en la calle, como ''Té dulce = azúcar líquido'', ''Hamburguesa = salvavidas'' (o sea, los rollos de grasa en la barriga) , ''Papas fritas = muslos gordos''.

También exhortó a la gente a pensar dos veces antes de comer pollo frito.

Y después hizo una parodia del lema de la cadena de rosquillas ''América anda con Dunkin''' transformándolo en ''América muere con Dunkin'''.

A algunos de los afectados en esta ciudad turística del Golfo de México se les agotó la paciencia.

Un comisionado del condado que además es dueño de un comercio de rosquillas y dos abogados propietarios de un nuevo Dunkin' Donuts en Panama City Beach le hicieron frente, junto con algunos de sus propios empleados, dice Newsom.

Después que los abogados amenazaron con demandar, sus jefes en el Departamento de Salud de la Florida le hicieron retirar los mensajes contra las rosquillas y finalmente lo obligaron a renunciar, agregó.

''Me las tomé con las rosquillas porque están por doquier en este país.

Donde iba, había dos docenas de rosquillas en la mesa trasera. En la escuela de catecismo de la iglesia siempre había rosquillas'', dice Newsom, en un condado donde el 39% de los adultos estaban excedidos de peso en el 2007 y uno de cada cuatro era considerado obeso.

Newsom había sido contratado por el Departamento de Salud estatal para dirigir la agencia del condado. El cargo, con un salario de 140 mil dólares anuales, es solventado conjuntamente por el estado y el condado, y consiste principalmente en educar al público sobre cuestiones relativas a la salud -como la gripe porcina o el sida-, aunque en su caso decidió también combatir los peligros de las comidas rápidas.

Cuando sus jefes le dijeron que lo despedirían a menos que renunciara, optó por renunciar el 8 de mayo. Pero después presentó su solicitud para regresar al mismo puesto.

El Departamento de Salud de la Florida no ha querido hablar sobre Newsom, puesto que lo considera un solicitante de empleo. ''Nos complacerá hablarles después que el cargo se haya ocupado'', dijo la vocera Susan Smith en un correo electrónico.

Y Newsom espera conseguir su empleo otra vez para reanudar su campaña contra el exceso de alimentación.
CRÉDITOS: Informador Redacción / PEPR

--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

Humor organico

Detener el aumento de las enfermedades crónicas

Detener el aumento de las enfermedades crónicas
La epidemia de todos

por Víctor Hugo Durán

Se creía que las patologías crónicas eran "enfermedades de los ricos", pero ya no es así. Los países en desarrollo están padeciendo un aumento repentino de muertes y enfermedades debidas al cáncer, las cardiopatías, los accidentes cerebrovasculares y la diabetes.

La buena noticia es que casi todo esto puede evitarse.

VIDEO COMIDA CHATARRA