sábado, 19 de septiembre de 2009

EEUU estudia gravar la comida basura para reducir la obesidad

EEUU estudia gravar la comida basura para reducir la obesidad

TOMADO DE: http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=641903&idseccio_PK=1021&h=  

  1. • El 16% de los niños y adolescentes y el 26% de toda la población tienen exceso de peso
 Actividad para ayudar a niños obesos a llevar una vida más saludable, en un centro médico de Dallas. Foto: ARCHIVO / AP
Actividad para ayudar a niños obesos a llevar una vida más saludable, en un centro médico de Dallas. Foto: ARCHIVO / AP
IDOYA NOAIN, NUEVA YORK

Hay guerras y guerras, armas y armas. Y en Estados Unidos los impuestos sobre las sodas y la comida basura son la última propuesta de arsenal para combatir a un enemigo brutal: la obesidad infantil.


Un informe del Instituto Nacional de Medicina de EEUU y el Consejo Nacional de Investigación ha sido el último en constatar el poder de ese enemigo: el 16,3% de los niños y adolescentes de entre 2 y 19 años son obesos, y por tanto más proclives a padecer males como la hipertensión o la diabetes. Los problemas relacionados con la obesidad (que afecta al 26% de la población y creció un 37% entre 1998 y el 2006) son los responsables del 9,1% del gasto sanitario, más de 100.000 millones de euros.

BASE CÍVICA / Esa realidad ha intensificado una batalla que no es nueva, y que, como la del tabaco, ha empezado a nivel cívico haciéndose ineludible a las autoridades. Y el informe, titulado Acciones de gobiernos locales para prevenir la obesidad infantil, ha hecho la última propuesta de gravar con impuestos las bebidas carbonatadas y la comida basura. El 58% de los estadounidenses apoyan la idea, según un sondeo de Reuters.

La propuesta ya sonaba en Wash-ington y en los gobiernos estatales y locales. La Oficina de Presupuestos del Congreso, por ejemplo, estimó en diciembre que impuestos de 2,1 céntimos de euro a cada lata permitirían recaudar unos 35.000 millones de euros en la próxima década. Otros estudios calculan que incrementar el 10% los impuestos recortaría el consumo entre el 8 y el 10%, de forma similar a cómo el aumento del precio del tabaco se confirmó en EEUU como el más efectivo mecanismo para animar a los fumadores a dejarlo. Y aunque en estados como Nueva York los legisladores han frenado los aumentos, las autoridades invierten en campañas publicitarias de concienciación, como una que este mes inunda 1.500 vagones de metro con la foto de una botella de la que mana grasa.

Además de la propuesta fiscal, el informe del Instituto de Medicina plantea, por ejemplo, facilitar créditos a compañías para abrir en barrios de pocos recursos supermercados con productos más sanos. Pero grupos como la Asociación Americana de Bebidas, de la que forman parte gigantes como Coca Cola, no han reacionado contra esas medidas.
En julio, en cambio, ayudaron a lanzar el lobi Americanos contra Impuestos en la Comida. Afirman que las tasas son «discriminatorias». «Los impuestos nunca han hecho a nadie sano –proclama un anuncio del grupo–. Eso lo hacen la educación, el ejercicio y la dieta equilibrada».

--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

Investigadora de la Universidad de Navarra, proponen subir los impuestos de la "comida basura", y subsidiar los alimentos saludables.

Investigadora de la Universidad de Navarra, proponen subir los impuestos de la "comida basura", y subsidiar los alimentos saludables.


Pamplona

17 septiembre 2009

Una investigadora de la Universidad de Navarra, la Dra. Maira Bes-Rastrollo, propuso para favorecer la utilización de una alimentación saludable entre la población en general, que se imponga un incremento en los impuestos a la "comida basura" y a los alimentos de baja calidad nutritiva, así como un subsidio a los productos de la dieta mediterránea.

La experta hizo esta propuesta, poco después de dirigir la realización de un estudio efectuado entre 17.000 universitarios, el cual concluyó, que la dieta mediterránea puede resultar más saludable, pero con el inconveniente de ser más cara que la típica dieta americana compuesta de alimentos industrializados de escaso valor nutritivo.

En los sujetos estudiados se una encuesta semicuantitativa sobre la frecuencia de consumo de 136 alimentos clasificados en 30 categorías, indicando la cantidad utilizada por día, elaborando un patrón de consumo de alimentos con el cual se calculó el costo.  

También se determino si los sujetos del estudio seguían una dita tipo mediterránea compuesta de alimentos naturales y aceite de oliva, o una dieta de tipo americana compuesta de alimentos industrializados.

La conclusión fue que la dieta mediterránea de mayor calidad nutritiva y beneficiosa para la salud resultaba más cara, que la dita tipo americana de inferior calidad nutritiva pero con una densidad calórica más elevada, dieta que además se relacionó con la costumbre de "picotear comida" frecuentemente.



--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

Humor organico

Detener el aumento de las enfermedades crónicas

Detener el aumento de las enfermedades crónicas
La epidemia de todos

por Víctor Hugo Durán

Se creía que las patologías crónicas eran "enfermedades de los ricos", pero ya no es así. Los países en desarrollo están padeciendo un aumento repentino de muertes y enfermedades debidas al cáncer, las cardiopatías, los accidentes cerebrovasculares y la diabetes.

La buena noticia es que casi todo esto puede evitarse.

VIDEO COMIDA CHATARRA