LA BASURA QUE COMEMOS

LA BASURA QUE COMEMOS

LA BASURA QUE COMEMOS / COMIDA BASURA: LA PLAGA DE LOS ALIMENTOS PROCESADOS

miércoles, 24 de febrero de 2010

El consumo excesivo de comida chatarra produce adicción casi igual a la de opiáceos (La jornada)

Altas dosis de grasas, azúcar y sal en refrescos y frituras generan dependencia, señala EPC

El consumo excesivo de comida chatarra produce adicción casi igual a la de opiáceos (La jornada)
Juan Carlos Miranda
 
Periódico La Jornada
Martes 23 de febrero de 2010, p. 23

El consumo excesivo de alimentos chatarra produce una adicción casi igual a la que generan drogas como la cocaína, la heroína y la morfina, aseguró la organización El Poder del Consumidor (EPC).

Durante la presentación de un estudio en el que se midió el impacto de tales productos en los hábitos alimentarios en niños y adolescentes de comunidades indígenas en el estado de Guerrero, la coordinadora de la investigación, Xaviera Cabada, explicó que productos como frituras y refrescos están saturados de grasas, azúcares y sales, sustancias que al ser consumidas en exceso producen una sensación muy placentera en el cerebro, lo que genera dependencia.

Está totalmente comprobado en estudios con animales que la combinación de estos tres productos tiene un efecto tan placentero que genera una adicción casi igual a la de los opiáceos como la cocaína, heroína y morfina, aseguró.

Agregó que la industria de la comida chatarra tiene conocimiento de esto, pero lejos de corregir el problema, agrega más sal y azúcar a los productos para que neurológicamente sean más aceptables.

Incluso señaló que la industria refresquera agrega sodio a sus productos con objeto de anular el sabor tan dulce, debido a que cada vaso de refresco equivale a tomar siete cucharadas de azúcar.

Marcos Arana, director del Centro de Ecología y Salud para Campesinos en Chiapas, dijo que la dependencia que producen los alimentos chatarra es tal, que cuando se suprimen las personas experimentan una especie de síndrome de abstinencia que en el caso de los niños se traduce en hiperactividad, falta de concentración y hasta violencia.

Cabada indicó que en los últimos 15 años los alimentos y bebidas tradicionales han sido fuertemente desplazados por la comida chatarra, en gran medida a causa de la influencia que la publicidad televisiva ejerce sobre las preferencias de consumo, principalmente entre niños y jóvenes.

Sostuvo que México es uno de los países que mayor publicidad dirigida a los niños tiene, con un total de 39 anuncios por hora dirigidos a esta población, de los cuales la mayoría es de comida chatarra.

Por su parte, Julieta Ponce, nutrióloga y directora del Centro de Orientación Alimentaria, sostuvo que el Estado es absolutamente responsable de la seguridad alimentaria, de la integridad y de la salud de los niños que están en los planteles escolares, por lo menos en el tiempo que permanecen en ellos.

No hay razón para justificar la presencia de estos alimentos dentro de las escuelas; si esto ocasiona daños a la población es responsabilidad de las autoridades, sentenció, y propuso la instalación de comedores escolares en los que no se ofrezca ese tipo de comida y que permitan generar procesos de economía solidaria y consumo de alimentos producidos en la zona.

Cabada también indicó, de acuerdo con los datos arrojados por el estudio, que son aplicables a la gran mayoría de comunidades indígenas en el país, que entre 50 y 70 por ciento de los niños consumen refresco por lo menos una vez al día y entre 20 y 60 por ciento lo hacen tres o más veces diarias.

Añadir un comentario
  • Comida chatarra caminando


--
AHANAOA A. C.
Miguel Leopoldo Alvarado
Fundador y Presidente

Indígenas gastan el 60% de los subsidios en comida chatarra, afirman expertos

México, 22 feb (EFE).- Los indígenas mexicanos gastan hasta el 60% de los subsidios de programas de apoyo a las comunidades rurales en la compra de comida chatarra, y solo un 40% en la producción, afirmaron hoy expertos en nutrición de diversos organismos civiles y oficiales.

Un estudio desarrollado por la Asociación Civil El Poder del Consumidor en niños y adolescentes de las comunidades rurales indígenas de la región Centro Montaña de Guerrero reveló que el consumo de comida chatarra ha elevado en los últimos años en un 40% el índice de desnutrición infantil.

"En México la epidemia de la mal nutrición y la obesidad se agudiza aceleradamente impidiendo que los niños puedan crecer sanamente", aseguró en rueda de prensa el especialista en nutrición Abelardo Ávila Curiel.

Agregó que la desnutrición en zonas rurales y la obesidad en zonas urbanas son consideradas como consecuencia del cambio de hábitos en el consumo de la población mexicana que destina mayores recursos a la compra de productos artificiales y destina menores fondos al consumo de alimentos naturales y tradicionales.

Según el estudio, el 70% de los niños consume refrescos, en particular de cola, y casi el total de ellos lo hace en ayunas y hasta tres veces al día con la cual sustituyen alimentos de ingesta tradicional como el atole, la leche y los jugos de fruta fresca.

Añadieron que el 50% de la población indígena padece de diabetes.

Explicaron que las frituras, los dulces, las galletas, el pan dulce, los alimentos instantáneos y los jugos de marca son los de mayor demanda, y estos productos se gasta una parte importante de los ingresos.

Por su parte expertos del Instituto Nacional de la Nutrición (INN) aseguraron que entre las causas más importantes de obesidad y desnutrición, principalmente a las condiciones de pobreza, lo que se se refleja en una menor ingesta de alimentos naturales.

Asimismo, señalaron la influencia negativa de la publicidad, falta de agua, la inactividad de la vida sedentaria y, sobre todo, el fácil acceso y oferta de productos chatarra.

"La violación al derecho de una alimentación sana, especialmente para los niños es una forma de violencia", dijo la coordinadora del proyecto de impacto de comida chatarra en comunidades indígenas y campesinas, Xaviera Cabada.

Por su parte, autoridades del sector de salud y alimentación en México aseguraron que la obesidad y desnutrición revelan la ausencia de regulaciones estatales sobre los productos, la dependencia económica de México en los productos de importación y el abandono del campo.

Estudios científicos realizados en México y en el extranjero han comprobado que el consumo de grandes cantidades de azúcar, grasa y sal generan adicción, por lo que los planes de orientación alimenticia y regulación de calidad se han convertido ya en una demanda ciudadana.

Según datos oficiales, en México el problema de la obesidad afecta en un 70% a los adultos y a uno de cada cuatro niños.

Actualmente México ocupa el segundo lugar a escala mundial en sobrepeso y obesidad, sólo detrás de Estados Unidos y tiene la tasa más alta de incremento de este problema.

Los mexicanos ocupan también el segundo lugar con mayor consumo de refrescos industrializados.



--
AHANAOA A. C.
Miguel Leopoldo Alvarado
Fundador y Presidente

martes, 23 de febrero de 2010

PROGRAMA DE RADIO, ENTREVISTA A MIGUEL LEOPOLDO ALVARADO Radio Cadena KDNA 91.9 FM

AUNTO: PROGRAMA DE RADIO, ENTREVISTA A MIGUEL LEOPOLDO ALVARADO Radio Cadena KDNA 91.9 FM

Estimados foristas,

Hoy a las 4 horas pm de Seattle, 6 horas pm de México, se trasmitirá por radio un programa mensual sobre salud dirigido a todo público en Radio Cadena KDNA 91.9 FM en la Ciudad de Yakima, en el Estado de Washington.

Por primera vez, se va a trasmitir además por internet.

Pueden acceder al programa, mediante la siguiente dirección: http://www.ncecwa.org/KDNARadio.html 

Se trata de una entrevista telefónica que me hará la Dra. Lily González, desde la ciudad de Yakima.

El día de hoy, será una charla algo informal, denominada: Alimentación Saludable para el Corazón y/o Alimentos Ricos y Nutritivos para la Salud del Corazón.

 

Bertha (Lily) González

Yakima Valley Memorial Hospital

Latino Health Education and Outreach Coordinator

En Español!!!
Northwest Community's Education Center
Radio Cadena KDNA 91.9 FM


--
AHANAOA A. C.
Miguel Leopoldo Alvarado
Fundador y Presidente

sábado, 20 de febrero de 2010

La comida basura a debate en "Fast Food Nation"

La comida basura a debate en "Fast Food Nation"
Tomado de onoweb.net
   Sábado, 06 de Febrero de 2010
027_cinematk.jpgDon Henderson, un ejecutivo de una importante cadena de restaurantes de comida rápida, tiene un problema: la carne de las hamburguesas de la empresa está contaminada.

Pero la respuesta será mucho más polémica de lo que él creía. "Fast Food Nation" (2006) está basada en el best seller homónimo de Eric Schlosser, que se adentra en la industria de la comida rápida. Denuncia sin tapujos el sistema de producción de la comida rápida, que contamina todo lo que toca. A nivel social, denuncia el uso de una mano de obra inmigrante en condiciones cercanas a la esclavitud.

Desde el punto de vista sanitario, explica la imposibilidad de procesar tal cantidad de carne en condiciones saludables. Richard Linklater, director de la película, se puso el reto de desarrollar este estudio a través de la ficción, aunque hubiese parecido más lógico el uso del formato documental. El resultado es satisfactorio, ya que la historia no pierde ni un ápice de efectividad y logra, sin duda, modificar hábitos alimenticios.


--
AHANAOA A. C.
Miguel Leopoldo Alvarado
Fundador y Presidente

Aumenta en el país 61% el gasto para atender males del sobrepeso (La Jornada)

Estudio realizado por la Ssa estima que para 2010 la inversión alcanzará $78 mil millones

Ese problema es causante de 90 por ciento de los casos de diabetes mellitus tipo 2

Ángeles Cruz Martínez
 
Periódico La Jornada
Viernes 19 de febrero de 2010, p. 37

En sólo ocho años, en México aumentó 61 por ciento el gasto de la atención médica de padecimientos relacionados con el sobrepeso y la obesidad, y se estima que para 2017 el monto ascenderá a casi 78 mil millones de pesos, es decir, un incremento de 85 por ciento con respecto a lo invertido en 2008, afirma un diagnóstico de la Secretaría de Salud (Ssa) sobre el tema.

Advierte que en la solución de este grave problema de salud pública, que afecta a 70 por ciento de los adultos y 30 por ciento de los niños, inciden varios factores, entre otros el ambiente propicio a la obesidad de las escuelas primarias, donde los alumnos permanecen 4.5 horas al día.

En ese lapso los menores tienen hasta cinco oportunidades de comer; pero además consumen la mitad de las calorías que requieren para todo el día.

Así lo revela un estudio del Instituto Nacional de Salud Pública, según el cual en los planteles existe una alta disponibilidad de alimentos densamente energéticos; la mayoría de los niños compran ahí lo que va a consumir, en lugar de llevar refrigerio.

En cambio, la actividad física es extremadamente limitada. Se reduce al recreo y la clase de educación física, la cual es una sola vez a la semana durante 39 minutos, en promedio, y de calidad inadecuada. A ello se agrega que en realidad los estudiantes hacen sólo nueve minutos de ejercicio moderado o intenso durante dicha clase.

La investigación también destaca que la materia tiene poco valor curricular y deja de ser obligatoria en el bachillerato, por lo que la mayoría de los jóvenes de 14 a 18 años de edad dejan de practicar deporte durante la jornada escolar.

El diagnóstico oficial que sirvió de base para el Acuerdo por la Salud Alimentaria, presentado el 25 de enero pasado, también señala que el incremento de la obesidad se observó en el país desde 1999, cuando la prevalencia era de 20 por ciento, pero ya era el doble de lo que se había registrado una década atrás.

Los datos oficiales más recientes son de 2006, cuando se realizó la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición. En ese año el gobierno federal dio la voz de alarma, porque 70 por ciento de los adultos ya tenían exceso de peso corporal.

En 2004 México se sumó a la Estrategia Mundial sobre Alimentación Saludable, Actividad Física y Salud para la prevención de enfermedades crónicas, promovida por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Ahora, seis años después, las autoridades sanitarias alertan sobre el riesgo que representan el sobrepeso y la obesidad para la salud de las personas y la economía del país.

Señala que este problema de salud es causante de 90 por ciento de los casos de diabetes mellitus tipo 2, enfermedad que representa la principal causa de mortalidad en el país.

Otros padecimientos también relacionados con el sobrepeso y la obesidad son la hipertensión arterial, las afecciones cardiacas, las vasculares cerebrales, así como la osteoartritis y los tumores malignos de mama, esófago, colon, endometrio y riñón, entre otros.

Los costos económicos para el sistema nacional de salud, según el documento, para 2008 ascendían a 42 mil 246 millones de pesos, lo que equivale a 33 por ciento del gasto público federal en servicios de salud a la persona. Se estima que la cifra llegará a 77 mil 919 millones de pesos en 2017.

La Ssa calculó que los costos indirectos por la pérdida de productividad y muerte prematura atribuible al exceso de peso ascendieron en 2008 a 25 mil millones de pesos, casi tres veces más que en el año 2000. El diagnóstico resalta que 45 mil 504 familias resultaron afectadas y probablemente enfrentaron gastos catastróficos y empobrecimiento por esa causa.


--
AHANAOA A. C.
Miguel Leopoldo Alvarado
Fundador y Presidente

Obesidad galopante: cooperativas escolares de todo el país están copadas por multinacionales de alimentos chatarra

Obesidad galopante  (Tomado de Milenio) las cooperativas escolares de todo el país ya están copadas por las multinacionales de los alimentos chatarra
José de la Luz Lozano
2010-02-19•Al Frente

Hace pocos días la Federación anunció una Estrategia Alimentaria para la Prevención de la Obesidad y el Sobrepeso, con acento en los niños, porque nos convertimos en menos de un lustro en el líder mundial de los gorditos, lo cual más que gracioso es de un gran costo económico, social y de salud pública.

Lo grave del problema es que la sociedad busca transferirle a las autoridades esta responsabilidad, cuando son los padres los que en cada hogar somos los que decidimos cómo alimentarlos, con qué lonche enviarlos a clases y cómo lograr los ejercicios físicos propios de su edad.

Los legisladores ya tienen una ley en estudio para impedir la proliferación de alimentos chatarra en las escuelas, cuando las cooperativas escolares de todo el país ya están copadas por las multinacionales de los alimentos chatarra.

El titular de Salud reconoció que en tres años se triplicó la presencia de la obesidad infantil y que esto aumentará la presencia de diabetes a temprana edad a un enorme costo para la salud pública y privada.

Desde la Secretaría de Educación se estima que de las 190 mil escuelas que hay en México, unas 143 mil no tienen instalaciones adecuadas para que los niños hagan los 30 minutos diarios reglamentarios de calistenia, por lo que tenemos otro cuello de botella.

Es claro que en la gran mayoría de los casos la obesidad temprana se presenta por el consumo excesivo de alimentos grasos y carbohidratos, aunado al sedentarismo que propician los juegos electrónicos y la falta de espacios públicos para ejercitarse.

Pero somos los padres, primero en el hogar y luego en las escuelas, los primeros obligados a cuidar de nuestra niñez. En este momento entre 35 y 42 por ciento de los menores de doce años padece el problema.

Las leyes, reglamentos y discursos de empresarios y políticos van a llenar numerosos espacios de la prensa escrita y electrónica, pero de nada sirve frente a la realidad de una población infantil que come frenéticamente porque no les otorgamos tiempo y atención.

Falta una cultura del almuerzo y comida fuertes con una cena ligera, les regateamos el consumo de aguas naturales que les cambiamos por gaseosas; escasean las frutas y verduras en las alacenas domésticas. Los pequeños son zombies de juegos electrónicos, la computadora y la televisión.

La revolución por la salud de las nuevas generaciones debe ser desde los hogares de todos los niveles sociales. No depositemos en la autoridad la responsabilidad primaria de alimentar y educar a nuestros hijos como debe ser.

Ya hemos visto los resultados en materia de seguridad, de educación de cohesión social o de confianza a inversionistas. No caigamos en el discurso de que será desde afuera de donde nos llegue la solución.

En las últimas tres décadas hemos depositado en la inversión extranjera, en el petróleo y en las remesas la salvación económica nacional, y tenemos un desempleo galopante y una más evidente narcoeconomía.

Los diputados dialogarán en las próximas semanas, los empresarios de los alimentos chatarra volverán a prometer sin cumplir, las escuelas seguirán con patios raquíticos, pero nuestros hijos no pueden depender de la apatía de esos actores.

Evitar las enfermedades de los infantes es responsabilidad de cada familia, y seguramente es más barato alimentarlos con productos naturales y sanos que con los vistosos y chatarrizantes que inundan estanquillos, cooperativas y supermercados.

jose.lozano@multimedios.com
--
AHANAOA A. C.
Miguel Leopoldo Alvarado
Fundador y Presidente

lunes, 15 de febrero de 2010

Se pronuncian por desaparecer la publicidad dirigida a niños, “sacar de las escuelas” los jugos y refrescos, y reducir las porciones de colaciones o snacks a pequeños empaques que no rebasen las 130 calorías.

Industria se niega a atacar obesidad (Tomado de El universal)

Se pronuncian por desaparecer la publicidad dirigida a niños, "sacar de las escuelas" los jugos y refrescos, y reducir las porciones de colaciones o snacks a pequeños empaques que no rebasen las 130 calorías.

El creador de la estrategia nacional —en la parte científica— para el combate del sobrepeso y la obesidad se pronunció por desaparecer la publicidad dirigida a niños
Nurit Martínez
El Universal
Lunes 15 de febrero de 2010
nurit.martinez@eluniversal.com.mx 

Las industrias que están "más cerradas" para el cambio de etiquetas y reducir las porciones y grasas en sus productos son la de la leche, yogur y las dos empresas nacionales de jugos y refrescos, informó Juan Ángel Rivera Dommarco, director del Centro de Investigación en Nutrición y Salud del Instituto Nacional de Salud Pública.

El creador de la estrategia nacional —en la parte científica— para el combate del sobrepeso y la obesidad se pronunció por desaparecer la publicidad dirigida a niños, "sacar de las escuelas" los jugos y refrescos, y reducir las porciones de colaciones o snacks a pequeños empaques que no rebasen las 130 calorías, explicó ante un grupo de periodistas en la Universidad de la Ciudad de México.

Luego, en entrevista, el especialista dijo que para sacar la comida chatarra de las escuelas se requiere "decisión política. No tenerle miedo".

Alertó que en México "estamos a tiempo todavía de parar, de contener la epidemia y luego revertirla en el caso de los niños. En los adultos ya no, estamos con 70% de la población con obesidad, pero en los jóvenes sí, tenemos que hacer un esfuerzo porque todos estamos en el mismo barco".

Agregó que "el dueño de la industria de alimentos también vive en este país, todos vivimos en este país y ahí todos deberíamos tomar esto muy en serio, porque significa (que tendremos) efectos tremendos en todos sentidos, en sufrimiento, muertes prematuras, pero también a unos costos altísimos".

Rivera Dommarco, quien forma parte del grupo de negociación con los representantes de la industria de alimentos y bebidas, comentó que a pesar de que hace poco más de un año y medio se creó el Código de Autorregulación de la Publicidad de Alimentos y Bebidas dirigidas al Público Infantil (Pabi), "da la impresión de que no se está cumpliendo y en todo caso habrá que denunciarlo".

Según la medición publicitaria —para elaborar ese código— un niño mexicano ve en promedio 61 anuncios al día, y 22 mil año; 42% son sobre alimentos. Informó que durante las negociaciones, la industria de panes y galletas "se ha abierto al cambio, incluso empezaron a eliminar los ácidos grasos con contenidos transgénicos". En el caso de las refresqueras dijo que son Boing y Pascual las que también se han "cerrado" a los cambios de reducir azúcares, pero consideró "que pueden irse adaptando".

Los daños

El especialista indicó que con el incremento de la obesidad y el sobrepeso en los niños, en México se ha registrado un aumento de casos de diabetes tipo 2 en los niños y jóvenes que antes sólo se presentaba en los adultos.

Los estudios realizados indican que hay muestras de enfermedades o padecimientos asociados como lo son la tensión arterial que empieza a aumentar, "no quiere decir que haya hipertensión, pero sí que vaya en aumento".

El experto en Nutrición y Salud Pública se pronunció porque en las escuelas se llegue "a una fórmula donde se pusieran reglas muy claras, en donde supiéramos que los alimentos que son más como colación tuvieran un máximo de 130 calorías. Lo que sí se tiene que evitar son los refrescos y jugos".

Los mexicanos "hemos prostituido la comida, todo lo freímos, le agregamos crema y queso".

--
AHANAOA A. C.
Miguel Leopoldo Alvarado
Fundador y Presidente

sábado, 13 de febrero de 2010

Alerta transgénica: la FAO intenta legitimar a las trasnacionales (La Jornada)

Silvia Ribeiro
Del primero al 4 de marzo 2010 se realizará en Guadalajara, México, una conferencia técnica internacional de la FAO (Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) sobre cómo se podría manipular y/o hacer transgénico casi todo lo que esté vivo: desde los cultivos y microorganismos hasta los bosques, peces y ganado, pasando por cómo usar más biotecnología en procesos agroindustriales.

Cínicamente, los objetivos manifiestos de la conferencia afirman que se hace para plantear las oportunidades y opciones para los países pobres frente a las crisis alimentaria y climática. Para ello la FAO, con apoyo y dinero del gobierno mexicano, tendrá una conferencia cerrada, sólo para invitados, en un hotel de lujo y rodeada de elementos de seguridad (nada alimentaria), limitando enfáticamente la participación real y las propuestas y perspectivas de aquellos que afirma necesitarían sus supuestas soluciones.

Entre los organizadores de la conferencia se encuentra también el Banco Mundial y el CGIAR, ambas instituciones con largas colas que pisar por su impacto negativo sobre los más desposeídos. El gobierno de Estados Unidos e instituciones vinculadas a las industrias de transgénicos están entre los financiadores. Es lógico, ya que la conferencia es uno de los intentos más burdos de la FAO para promover y legitimar a los transgénicos, beneficiando a las trasnacionales que los monopolizan.

Son muchas y graves las agresiones que encarna esta conferencia. Una de ellas es que la conferencia se realiza al mismo tiempo que se autorizan las siembras de maíz transgénico en México, centro del origen del cultivo, en un claro intento del gobierno por legitimarse y tratar de tapar las críticas internacionales por este crimen de proporciones históricas, arropándose con la indiferencia de la FAO frente al tema. Peor aún, espera que la FAO no sólo no lo critique, como es su deber según su propio mandato y tratado, sino que termine afirmando que, contra la voluntad de campesinos, indígenas y la vasta mayoría de la población del país, sería bueno para México sembrar transgénicos. O al menos, que la coexistencia de transgénicos con otros cultivos es posible, falacia inventada por las trasnacionales. En Europa, donde se aceptó la coexistencia, ahora hay una campaña masiva para suspenderla, porque la contaminación transgénica –y todos los impactos ambientales, de salud y económicos que conlleva– son incontenibles.

Aunque el tema de la contaminación transgénica es grave en cualquier parte del mundo, la contaminación del maíz transgénico en México es devastadora, porque al ser el centro de origen, significa dañar el acervo genético y el reservorio de diversidad del maíz para todo el mundo. Frente al caos climático, uno de los elementos fundamentales es justamente que exista diversidad de semillas, lo que permitiría enfrentar los cambios del clima, con semillas adaptadas a diferentes circunstancias, que estén en manos de los campesinos, no contaminadas y no restringidas por patentes y control de mercados. Pero la orientación del evento es la contraria.

A partir de los documentos que se han publicado para la conferencia, queda claro el intento de la FAO por ignorar que se trata de tecnologías –sean transgénicos o biotecnología en general– que están controladas en porcentajes abismales por unas pocas trasnacionales, que monopolizan tanto los mercados como las patentes. Las pocas referencias que se hacen sobre esto, se restringen a buscar opciones para poder cumplir con los derechos de propiedad intelectual y acuerdos comerciales –y por tanto favorecer a las trasnacionales– en lugar de cuestionarlos por constituir un robo de las empresas a los bienes comunes, un asalto a las semillas que son patrimonio de los pueblos al servicio de la humanidad, como lo expresa la Vía Campesina.

Ignorando este contexto fundamental y evitando discutir seriamente los daños ambientales y a la salud, los documentos de la conferencia son altamente útiles a las trasnacionales. Pretenden disimular los transgénicos englobando todo en el término supuestamente neutral de biotecnología, donde entraría desde el yogur que hacía la abuela hasta los transgénicos de Monsanto. En esto y en otros puntos, como el ocultamiento de que los transgénicos producen menos y usan más químicos, es vergonzosa la repetición prácticamente literal de argumentos y fuentes de la industria de transgénicos en los documentos.

Estas falacias no quedarán sin contestar. Entre muchas otras actividades y manifestaciones de la sociedad civil que se realizarán en esos días en Guadalajara, la Red en Defensa del Maíz, Vía Campesina y la Asamblea Nacional de Afectados Ambientales convocan el 2 y 3 de marzo a una primer audiencia titulada La contaminación transgénica del maíz: ¿crimen de lesa humanidad?. Habrá testimonios nacionales e internacionales de campesinos, indígenas, activistas, intelectuales y científicos, construyendo un expediente que será presentado en tribunales internacionales. La FAO y esta conferencia constarán en el expediente.

*Investigadora del Grupo ETC

--
AHANAOA A. C.
Miguel Leopoldo Alvarado
Fundador y Presidente

jueves, 4 de febrero de 2010

Escuelas en Mexico Fabricas de Obesos El universal) Educando para la obesidad / Editorial EL UNIVERSAL /

Escuelas en Mexico Fabricas de Obesos El universal) Educando para la obesidad / Editorial EL UNIVERSAL / 
04 de febrero de 2010

El dicho, "eres lo que comes," entraña gran verdad porque involucra la estabilidad física, intelectual, incluso social de una persona. Si un niño aprende a alimentarse correctamente tendrá las bases mínimas para crecer y desarrollar el resto de su potencial. Así como en la escuela no se enseña de todo, tampoco se debería ofrecer de comer cualquier cosa. Los centros escolares no pueden desestimar la influencia que ejercen sobre las prácticas de nutrición de sus educandos. Al vender un determinado alimento en vez de otro se hace pedagogía y esa ciencia no es posible dejarla a las reglas del libre mercado.

Falso que la alimentación sea un asunto meramente privado, concerniente en exclusiva a las familias. Aunque un niño obtenga una apropiada nutrición en casa, si las tiendas de los centros escolares tienen como únicas opciones bebidas edulcoradas, azúcares y harinas, esa misma persona tenderá a la malnutrición y la obesidad. Por tanto, las autoridades educativas han de asumir responsabilidad plena sobre esta materia. Con su política —activa o pasiva— inducen al infante para que sea tolerante y hasta entusiasta con la comida chatarra, o para que la rechace en pos de una mejor y más sana alimentación. Si al alumno se le advierte del riesgo que enfrenta su organismo por el consumo excesivo de carbohidratos, éste tendrá las herramientas conceptuales para racionalizar los nutrientes que consume. Por mínima coherencia, ese mensaje debe reflejarse en los alimentos que se venden dentro de la escuela. Hasta aquí el razonamiento es obvio.

La Secretaría de Educación Pública tendrá que actuar en este sentido. Las escuelas mexicanas son fábricas de niños obesos, nuestro país ocupa el primer lugar mundial en esta clasificación. La SEP no deberá asumirse como impotente frente a las inercias del consumo indiscriminado e intensivo de basura, hacerlo sería equivalente a claudicar a la hora de enfrentarse a los responsables de esta circunstancia.

Hasta ahora la autoridad no ha sido capaz de ponerle límites a las cooperativas escolares, un negocio que frecuentemente es administrado por el sindicalismo magisterial. Tampoco parece tener el músculo para oponerse a los intereses de las grandes empresas productoras de alimentos que siguen ofreciendo un menú con altos contenidos calóricos, en vez de forzarse a migrar hacia una mayor calidad nutricional al servicio de sus consumidores.

Empresas cuya talla, por cierto, no es menor. Visto está que su capacidad de cabildeo ante legisladores y funcionarios es muy potente.

Los ciudadanos comunes siempre tenemos la impresión de que en este país sólo importan los intereses de los menos. Esperemos que los 25 millones de niños que compran dulces, panes y papas todos los días, en las intocables tienditas escolares, sí sean relevantes para los funcionarios. Sobre todo cuando los infantes compiten con la alta política electorera.

--
AHANAOA A. C.
Miguel Leopoldo Alvarado
Fundador y Presidente

lunes, 1 de febrero de 2010

La obesidad infantil se triplica en 20 años y ya afecta al 14% de los niños españoles (Europa Press) (adn.es)

La obesidad infantil se triplica en 20 años y ya afecta al 14% de los niños españoles (Europa Press) (adn.es)

La obesidad infantil se triplicó en España durante los últimos 20 años y ya afecta al 14% de los niños, según datos de la Sociedad Española de Cirugía de la Obesidad dados a conocer en el marco del XIX Congreso de la Sociedad Catalana de Digestología, que culminó este fin de semana en Barcelona.

  • Europa Press

Además, aumentaron los casos de obesidad mórbida de manera "alarmante", una patología que afectará a uno de cada cuatro casos de obesos. De hecho, ya son entre 4.000 y 5.000 cirugías bariátricas las que se practican cada año.

En este sentido, el congreso sirvió para hablar de la cirugía híbrida transvaginal, una nueva técnica que permite eliminar algunas de las incisiones abdominales que se realizan durante el tratamiento laparoscópico convencional.

La nueva técnica permite además de reducir el tiempo de recuperación, aunque todavía implica un tiempo de intervención mayor y la asunción de algunas limitaciones en la utilización del endoscopio en el interior de la cavidad abdominal, dos aspectos a resolver antes de extender con carácter general el nuevo método.

Durante el congreso se presentaron también los resultados de un nuevo programa multidisciplinar para abordar la curación de la hepatitis C, puesto en marcha por el Hospital del Mar de Barcelona, y que consiste en abordar el tratamiento de la enfermedad desde diferentes vertientes, con la participación de médicos, enfermeros, psicólogos, psiquiatras y farmacéuticos.

De este modo, se ha logrado una curación del 66,7% de la población afectada por este tipo de hepatitis, mientras que con técnicas convencionales el porcentaje era del 48,9. El seguimiento del tratamiento ascendió también del 66% al 90%.


--
AHANAOA A. C.
Miguel Leopoldo Alvarado
Fundador y Presidente

Efímero acuerdo para la salud alimentaria (La Jornada) / Legisladores mantienen congeladas 50 iniciativas de ley para regular la venta de comida chatarra

Iván Restrepo

Es una de las iniciativas oficiales de más corta vida. Me refiero al reciente acuerdo para la Salud Alimentaria que busca luchar contra la obesidad y los problemas que ocasiona: diabetes, enfermedades cardiovasculares y hasta cáncer. Fue presentado por el gobierno federal justo hace una semana. Ese mismo día nuestro artículo estuvo dedicado a los intereses que imponen su ley en favor de la comida chatarra, los refrescos y otros productos que hacen daño y se expenden libremente en escuelas, centros de salud y oficinas públicas, por ejemplo. El licenciado Calderón alabó el nuevo acuerdo que busca disminuir el sobrepeso y la obesidad. Siete de cada 10 mexicanos arrastran ese mal.

Atacar sus consecuencias nos cuesta 42 mil millones de pesos, a los que se suman otros costos derivados del bajo aprovechamiento escolar, entre otros. Se desconoce el monto de las utilidades que obtiene la industria farmacéutica por los medicamentos que vende para curar a los enfermos que deja la obesidad y el sobrepeso. Calderón dijo que las metas eran ambiciosas, pero alcanzables, y que vamos a echarle los kilos a este acuerdo; vamos a echarle los kilos a esta estrategia.

Pero los kilos se transformaron en toneladas de presión, influencias y rechazo de los intereses que elaboran, comercializan y promueven la comida chatarra y los refrescos de cola de las trasnacionales y algunas empresas nacionales. Así, por un lado, la Secretaría de Educación Pública (que prometió prohibir la venta en sus planteles) sólo recomendará que en las escuelas se expendan productos realmente alimenticios, frutas y verduras. Nada fácil de lograr, pues el agua que llega a las escuelas por la red de abastecimiento no es potable y muchas carecen de ella durante toda la jornada escolar.

En el colmo de la falta de coherencia oficial, la Secretaría de Salud le enmienda la plana a la de Educación y revela que en las escuelas hay cotos de poder de grupos de las mismas cooperativas (escolares) y por una inercia que lleva muchos años, que se oponen a que se implemente una verdadera cultura alimenticia en beneficio de los educandos. Le faltó agregar que las empresas chatarreras ofrecen dádivas y patrocinan diferentes actividades escolares a cambio de que se les permita vender libremente sus productos entre el alumnado. De nada sirvieron a dichas secretarías los datos de las más recientes encuestas levantadas entre los jóvenes que muestran los hábitos de consumo en los colegios y fuera de ellos; el alto nivel de sedentarismo, que se extiende también a los adultos, y la alimentación deficiente en millones de hogares.

Mientras, los legisladores tienen virtualmente en la congeladora más de 50 iniciativas para regular la venta de productos que hacen daño a la salud, no solamente de niños y adolescentes, los más propensos a consumirlos y objeto central de los mensajes publicitarios de las empresas chatarreras.

Fueron, quién lo creyera, los diputados del Partido Acción Nacional quienes dieron la puntilla al acuerdo al que Calderón pidió echarle todos los kilos: lograron aplazar la aprobación de los lineamientos para evitar la venta de comida chatarra en las escuelas hasta que la Secretaría de Salud no realice un estudio sobre el efecto que ocasiona en la salud de los niños el consumo de frituras y refrescos. Algo suficientemente documentado por los centros de investigación en el tema y por especialistas de México y otros países. La realidad es que surtió efecto la presión de las grandes intereses empresariales que elaboran lo mismo Sabritas que la línea Marinela (gansitos, chocorroles, pingüinos), los refrescos ricos en calorías y energizantes. Negocios con miles de millones de pesos de utilidades cada año y amplia publicidad en la tele y que se expenden en tiendas de barrio, poblados aislados y centros comerciales.

En tanto el licenciado Calderón expresaba su pésame a la familia del futbolista baleado en un antro de postín, pero lleno de ilícitos (destacadamente los relacionados con la venta de drogas que el gobierno dice combatir con toda decisión), y mientras se convierte en el preparador físico de los mexicanos, el sobrepeso sigue gananado terreno.


--
AHANAOA A. C.
Miguel Leopoldo Alvarado
Fundador y Presidente

Humor organico

Detener el aumento de las enfermedades crónicas

Detener el aumento de las enfermedades crónicas
La epidemia de todos

por Víctor Hugo Durán

Se creía que las patologías crónicas eran "enfermedades de los ricos", pero ya no es así. Los países en desarrollo están padeciendo un aumento repentino de muertes y enfermedades debidas al cáncer, las cardiopatías, los accidentes cerebrovasculares y la diabetes.

La buena noticia es que casi todo esto puede evitarse.

VIDEO COMIDA CHATARRA