LA BASURA QUE COMEMOS

LA BASURA QUE COMEMOS

LA BASURA QUE COMEMOS / COMIDA BASURA: LA PLAGA DE LOS ALIMENTOS PROCESADOS

miércoles, 24 de marzo de 2010

Refrescos y snacks que se venden en maquinas de escuelas contribuyen a la obesidad infantil en Estados Unidos (esmas.com)

Foto: AP

Fuente: Noticieros Televisa

NUEVA YORK, Estados Unidos, mar. 23, 2010.- Más del 66 por ciento de los estadounidenses sufren de sobrepeso y muchos de ellos ya en la umbral de la obesidad. Una epidemia que alcanza también a los niños desde muy temprana edad.

Estadísticas muestran que el numero de niños obesos entre los 2 y 5 años de edad se ha triplicado desde 1980 y el de los que tienen entre 6 y 19 años se ha casi cuadriplicado.

Los expertos indican que mucho se atribuye a la falta de ejercicio, a una dieta que los menores consumen entre comidas y que consisten en alimentos procesados, saturados de colorantes, preservativos, sodio, grasas transgénicas y azucares poco nutritivas como la fructosa de maíz. Ingredientes que contienen la mayoría de los snacks o botanas, golosinas, jugos y refrescos que los jóvenes compran en las máquinas instaladas en las escuelas y universidades.

Según un estudio en el que participaron 31 mil 337 menores, un niño consume promedio al día 600 calorías de alimentos que come entre horas como galletas, papas y golosinas. Un incremento de 182 calorías más al día desde 1970. 

La mitad de los niños en EU comen entre comidas 4 veces al día y rara vez son alimentos frescos y nutritivos como fruta, verdura, granola, pasas y yogurt. El consumo de estos pocos nutritivos ha erosionado el consumo de buenas calorías durante las comidas reales de los menores ya que 27% de las calorías, que son esas malas calorías, las obtienen de las botanas y golosinas.

¿Qué suelen comer entre comidas los menores? Postres como galletas y pasteles, papas, frituras de maíz, pretzels, caramelos, chocolate y jugos de fruta. Los jugos de fruta tristemente han venido a remplazar la fruta real. Están comiendo más entre comidas y con más frecuencia pero alimentos que no alimentan y engorda muchísimo.

Las autoridades sanitarias están alarmadas con la obesidad  que crece entre los menores, sobretodo en menores de padres de bajos ingresos como afroamericanos e hispanos en los que la incidencia es mayor; uno de cada siete niños es obeso.

Se han tomado serias medidas con leyes ya en vigor como la información de calorías en los menús y en las envolturas de los alimentos que se venden en cafeterías y expendios de comida rápida, como la prohibición de grasas transgénicas y la reducción de la sal en los restoranes.

Igualmente se estudia la posibilidad de eliminar las máquinas que venden dulces, refrescos y golosinas en los centros escolares de la de incrementar el precio de los refrescos con una carga fiscal adicional como ocurrió con la cajetillas de cigarros que hoy día se cotizan en diez dólares promedio.

Se ha hecho llamado también a los neoyorquinos a que consuman agua y le despierten el gusto a sus hijos. A que reduzcan el consumo de bebidas con alto contenido calórico como jugos así como el de tes, cafés y bebidas deportivas que contienen endulzantes artificiales muy dañinos.

Pero lo primordial es concientizarse de que hay que reducir el tamaño de las porciones que al servir y consumir comida en un país culturalmente acostumbrado y condicionado al derroche y a la abundancia. Menos siempre sigue siendo mas!


--
AHANAOA A. C.
Miguel Leopoldo Alvarado
Fundador y Presidente
Publicar un comentario

Humor organico

Detener el aumento de las enfermedades crónicas

Detener el aumento de las enfermedades crónicas
La epidemia de todos

por Víctor Hugo Durán

Se creía que las patologías crónicas eran "enfermedades de los ricos", pero ya no es así. Los países en desarrollo están padeciendo un aumento repentino de muertes y enfermedades debidas al cáncer, las cardiopatías, los accidentes cerebrovasculares y la diabetes.

La buena noticia es que casi todo esto puede evitarse.

VIDEO COMIDA CHATARRA