LA BASURA QUE COMEMOS

LA BASURA QUE COMEMOS

LA BASURA QUE COMEMOS / COMIDA BASURA: LA PLAGA DE LOS ALIMENTOS PROCESADOS

viernes, 24 de septiembre de 2010

Productos autorizados por las Secretaría de Salud y Educación Pública generan obesidad (El Sol de Tijuana)


Para "comer bien" se tendrá que saber de matemáticas y nutrición

EL sobrepeso y obesidad se encuentran entre los problemas de salud pública más importantes. Foto: Jorge Mancilla.
El Sol de Tijuana
24 de septiembre de 2010

por Sonia García Ochoa

Tijuana.- Los niños, adolescentes, padres de familia y operadores de las cooperativas en las escuelas tendrán que tener conocimientos de matemáticas, de calorías, tipos de grasas, una importante economía y marcas, para poder saber lo que se debe comer en los planteles, dijo el doctor Jorge Gutiérrez Sevilla, director administrativo del Grupo Cardiovascular de Tijuana.

Ya que la creciente lista de "productos autorizados" por las Secretaría de Salud y Educación Pública, incluyen en su mayoría contenidos que generan obesidad y sobrepeso cuyo riesgo aumentará si se consumen en casa y en la escuela, "porque el mexicano desde hace 20 años que se incorporó a la llamada comida chatarra", añadió.

Si bien es cierto que el exceso de peso corporal y sus complicaciones son actualmente uno de los retos más importantes de salud pública en el mundo, en México, tan sólo de 1980 a la fecha, la prevalencia de sobrepeso y obesidad se ha triplicado en todas las edades, regiones y grupos socioeconómicos, y continúa creciendo a un ritmo alarmante, lo que ha llevado a los mexicanos a ocupar el segundo lugar como país en obesidad en el mundo. Por lo que la población infantil y de adolescente va en aumento del sobrepeso y obesidad durante los últimos años de manera "alarmante", pues la prevalencia combinada de sobrepeso y obesidad se presenta en uno de cada cuatro niños y en uno de cada tres adolescentes.

Asimismo, a causa del sobrepeso y la obesidad se presentan en los niños, niñas y adolescentes, enfermedades que pueden afectar sus vidas y que antes eran exclusivas de los adultos, como la diabetes mellitus tipo 2, hipertensión arterial, aumento de triglicéridos y colesterol, entre otros.

En México, el sobrepeso, la obesidad y sus complicaciones se encuentran entre los problemas de salud pública más importantes, lo dice la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2006 (ENSANUT) que reporta que el 12.7% de niños menores de 5 años presentan desnutrición crónica (baja talla y bajo peso) y 1.2 millones tienen anemia crónica, sin contar el alto número de niños que ingresan al hospital por causas asociadas a deficiencias nutricionales.

Las autoridades de salud y educación "siguen conciliando con las empresas nacionales y extranjeras" para no sacar sus productos de las escuelas, pues muchas de ellas superan los 20 a 60 mil pesos de ganancias al mes para las cooperativas y no se hable de las millonarias sumas a nivel nacional para los consorcios de productos, expuso el doctor.

Sin embargo, para los padres de familia y el Sector Salud las cantidades para controlar los padecimientos derivados del sobrepeso y la obesidad será "catastrófico" en unos cuantos años de no actuarse de manera integral, eficiente y honesta entre todos los mexicanos, cuando se habla de más de 4 millones de niños de entre los 5 y los 11 años, que ya padecen trastornos metabólicos con aumento de peso corporal.

Las propias estadísticas de las autoridades educativas y de salud -expuso- hablan de que 1 de cada 4 niños tienen prevalencia combinada de sobrepeso y obesidad, esto es el 26%, mientras que 1 de cada 3 adolescentes la padecen, siendo el 31%.

El doctor manifestó que los niños tendrán a su alcance productos que lesionarán su salud, tanto en la escuela como en casa, cuando determinación debe ser, cero productos procesados a su alcance y que los mercados ofrezcan frutas, verduras, lácteos y carnes a precios al alcance de las familias, ya que la pobreza "obliga a comer lo que hay, cuando hay".

Para Gutiérrez Sevilla las enfermedades seguirán detonándose en personas de todas edades, por el simple hecho de que no se tiene dinero ni tiempo para comer en casa, ya que Tijuana es una ciudad ejemplo de ello, cuando las largas distancias hacen perder horas y economía a las personas para trasladarse a los centros de trabajo y las escuelas.

Si a esta problemática tan grave como es la insuficiencia económica, la vida rápida, la falta de tiempo y hasta de auto para que las familias coman en casa, se le suma el hecho de que gran parte de la población desconoce cómo calcular calorías, conocer contenidos de grasas, saber qué porcentaje de cada bocado de grasas y calorías contiene, "difícilmente se podrá en poco tiempo revertir lo que por más de 20 y 30 años se anidó como un mercado cautivo de comida chatarra", concluyó el cardiólogo.

sgarcia@elsoldetijuana.com.mx

--
AHANAOA A. C.
Miguel Leopoldo Alvarado
Fundador y Presidente

Humor organico

Detener el aumento de las enfermedades crónicas

Detener el aumento de las enfermedades crónicas
La epidemia de todos

por Víctor Hugo Durán

Se creía que las patologías crónicas eran "enfermedades de los ricos", pero ya no es así. Los países en desarrollo están padeciendo un aumento repentino de muertes y enfermedades debidas al cáncer, las cardiopatías, los accidentes cerebrovasculares y la diabetes.

La buena noticia es que casi todo esto puede evitarse.

VIDEO COMIDA CHATARRA