LA BASURA QUE COMEMOS

LA BASURA QUE COMEMOS

LA BASURA QUE COMEMOS / COMIDA BASURA: LA PLAGA DE LOS ALIMENTOS PROCESADOS

martes, 6 de agosto de 2013

Frankenburguer a la carta (La Jornada)

Afp
Londres, 5 de agosto.
Mostrar que hay la tecnología para hacerlo, el propósito, dice el autor del invento 
Degustan la primera hamburguesa creada con células madre de res 
No es tan jugosa, pero la consistencia es perfecta, señaló uno de los comensales
Esperan que revolucione la industria alimentaria
El costo de fabricación de la Frankenburger ronda los 330 mil dólares 
La carne de laboratorio en manos de su creador,
el profesor Mark Post,
de la Universidad Maastricht,
en una primera cata pública mundial en Londres 
Frankenburguer a la carta
Foto Ap
La primera hamburguesa producida enteramente en laboratorio a partir de células madre de res fue cocinada y degustada el lunes, en un concurrido acto celebrado en Londres para promover este invento, cuyos creadores esperan que revolucione la industria alimentaria.

Apodada Frankenburger por la prensa, la hamburguesa in vitro es por ahora inasequible para la inmensa mayoría de la población mundial, puesto que su costo de fabricación ronda los 330 mil dólares, pero sus defensores consideran que podría garantizar la sostenibilidad de la producción cárnica. 

Dos voluntarios, la investigadora austriaca especializada en alimentos Hanni Rutzley y el periodista gastronómico estadunidense Josh Schonwald, fueron los encargados de probar el experimento ante la curiosa mirada de 200 periodistas en un estudio de televisión decorado como un programa de cocina. 

El trozo de carne, de 142 gramos, fue cocinado por un chef profesional británico con aceite de girasol y mantequilla, y servido en un plato acompañado de pan, lechuga y tomate. 

Los dos conejillos de indias, que comieron apenas un tercio de la hamburguesa, coincidieron en que la consistencia era muy similar a la de la carne, sin lanzarse a valorar abiertamente su sabor. 

Se parece a la carne, concluyó Rutzley tras su histórico primer bocado. No es tan jugoso pero la consistencia es perfecta, agregó. 

Schonwald dijo echar de menos la grasa, pero indicó que al morderlo era como una hamburguesa normal. 

Su creador, el científico neozelandés Mark Post, de la Universidad de Maastricht, señaló que el objetivo de la presentación era “mostrar que podíamos hacerlo, que la tecnología existe. 

Sin embargo, para mejorarlo, necesitaremos probablemente de 10 a 20 años para que llegue al supermercado, admitió. 

El profesor invirtió junto con su equipo seis semanas en confeccionar su hamburguesa a partir de 20 mil minúsculas muestras de carne cultivada en laboratorio. Los investigadores le añadieron pan rallado, sal y huevo en polvo, así como jugo de remolacha y azufre para el color. 

Para sus defensores, la producción de carne in vitro permitirá responder a la creciente demanda de este producto en el mundo, especialmente en los países emergentes, sin causar estragos al medio ambiente y garantizando, además, el bienestar de los animales. 

Según un informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), la producción mundial de carne se duplicará en 50 años, pasando de 229 millones de toneladas en 1999-2000 a 465 millones de toneladas en 2050, con la consiguiente presión sobre los recursos naturales. 

Actualmente empleamos 70 por ciento de nuestras capacidades agrícolas en la producción de carne. Es fácil comprender que debamos encontrar alternativas, destacó Post, para quien la fabricación de carne en laboratorio permitirá también reducir las emisiones de gas efecto invernadero producidas por la ganadería. 

Respaldo de dueño de Google 
Consciente del escepticismo que provocará el proyecto, el cofundador de Google, Serguei Brin, la principal fuente de financiamiento del proyecto, explicó en un video que lo respalda por qué puede transformar el mundo. 

Según él, la humanidad tiene tres opciones: Que todos nos volvamos vegetarianos, ignorar estas cuestiones y sus consecuencias o hacer algo nuevo. 

Algunas personas creen que esto es ciencia ficción, que no es real (...). En realidad, creo que eso es bueno, dijo a través de un video difundido al comenzar el acto. Tratamos de crear la primera hamburguesa de res de laboratorio. A partir de eso, soy optimista y creo que realmente podemos avanzar a pasos agigantados. 

Pero la producción de carne en laboratorio, investigada por medio centenar de personas en todo el mundo, especialmente en Holanda y Estados Unidos, está todavía en sus primeros balbuceos. 

Ahora tenemos una carne picada, que es relativamente fácil, explicó Post. A la larga a lo mejor podremos reproducir todos los cortes de un animal, pero todavía estamos lejos, contestó.


Ayer fue presentada en Londres la primera hamburguesa producida enteramente en laboratorio a partir de células madres de res. El trozo de 142 gramos fue dado a probar a dos voluntarios, quienes coincidieron en afirmar que la consistencia es aceptable, aunque no tan jugosa como la carne tradicional. Echamos de menos la grasa, expresaron luego de comer un poco del producto. En la imagen, el creador del experimento, el científico neozelandés Mark Post, de la Universidad de Maastricht, Holanda, quien no comió su invención Foto Reuters

LA BASURA QUE COMEMOS / COMIDA BASURA: LA PLAGA DE LOS ALIMENTOS PROCESADOS
Publicar un comentario

Humor organico

Detener el aumento de las enfermedades crónicas

Detener el aumento de las enfermedades crónicas
La epidemia de todos

por Víctor Hugo Durán

Se creía que las patologías crónicas eran "enfermedades de los ricos", pero ya no es así. Los países en desarrollo están padeciendo un aumento repentino de muertes y enfermedades debidas al cáncer, las cardiopatías, los accidentes cerebrovasculares y la diabetes.

La buena noticia es que casi todo esto puede evitarse.

VIDEO COMIDA CHATARRA